distracción


También se encuentra en: Sinónimos.

distracción

(Del lat. distractio, -onis.)
1. s. f. Entretenimiento, actividad que sirve de diversión, descanso o que produce alegría. distraimiento, entretenimiento, pasatiempo, recreo
2. Estado de relajación de la atención y la actividad intelectual, falta de atención o aplicación. desatención, descuido, inadvertencia, imprevisión atención, cuidado

distracción

 
f. Acción y efecto de distraer o distraerse.
Cosa que atrae la atención, esp. la que divierte el ánimo.

distracción

(distɾak'θjon)
sustantivo femenino
1. juego o entretenimiento que sirve para el descanso Ver a la noche televisión es una distracción.
2. aquello que captura la atención Ese ruido es una distracción, no me deja escuchar.
3. falta de atención en algo El niño tiene muchas distracciones por eso no hace bien su tarea.
Traducciones

distracción

развлечение, разсеяност

distracción

distração

distracción

الهاء

distracción

distraktion

distracción

気晴らし

distracción

distraktion

distracción

SF
1. (= entretenimiento) → entertainment
leer es mi distracción favoritareading is my favourite pastime o form of entertainment
no faltan distracciones para los niñosthere is no lack of entertainment for the children
colecciona sellos como distracciónhe collects stamps as a hobby
2. [de preocupaciones, problemas] → distraction
el trabajo me sirve de distracciónmy work is a distraction for me
este libro te servirá de distracciónthis book will help you take your mind off things
3. (= despiste) en un momento de distracción me robaron la carteramy attention wandered o I got distracted for a moment and I had my wallet stolen
la causa del accidente podría ser una distracción del conductorthe accident could have been caused by a lapse of concentration on the driver's part
no te saludaría por distracciónI must have been so distracted that I didn't say hello
4. (Fin) [de dinero, fondos] → embezzlement
5. (= libertinaje) → loose living, dissipation
Ejemplos ?
Este prestará en sus manos juramento de no permitir ninguna distracción del caudal público, y de no autorizar ningún pagamento, sino conforme a las consignaciones hechas a cada ramo.
Dicen que nomás llega al capítulo cinco mil y ahorita ya va en el cuatro mil novecientos nueve. ¡Ojalá que escriban una continuación... ¡Ay! ¡Que distracción! ¡Aquí nos bajamos! ¡Bajan, chofer!
La Humanidad ha pasado miles de años sin pensar en esto, como en tantos fenómenos de su existencia que ve de cerca todos los días con la distracción de la costumbre, sin sentir curiosidad ni preguntarse sus causas.
Desde entonces, comprendiendo que se había echado una pesada carga, tomó la vida muy en serio; el pensamiento de su hermanito se convirtió para él no sólo en distracción sino en el objetivo de sus estudios y decidió consagrarse por entero a un futuro del que tendría que responder ante Dios y resolvió no tener más esposa ni más hijo que la felicidad y la fortuna de su hermano y se afirmó, pues, más que nunca en su vocación religiosa.
En toda pila falta alguna vez el agua, y hasta los académicos somos propensos á pro- nunciar disparatadamente, no diré si por distracción ó por ig- norancia.
TEZCATLIPOCA se encontraba feliz al ver el resultado de sus magias. El devoto pregonaba a todos los aires que gracias a TEZCATLIPOCA ahora la humanidad tendría distracción.
Las labores desarrolladas por los refugiados españoles, sin que ellas hubiesen significado ninguna distracción económica del Gobierno, son estimadas como de alta utilidad social.
Los elegidos por HUITZILOPOCHTLI comprendieron que el avanzar es difícil y que hay mucho por luchar para obtener el éxito, aunque aún así, la guerra con uno mismo debe seguir para perfeccionarse cada día más y más. La abulia, la inactividad, la distracción excesiva eran los enemigos mayores del ascenso humano.
No hay que distraerse nunca, perdóneme la digresión, pero voy a decir una cosa que me llega muy de cerca porque esto de la distracción me hace acordar de una cosa que me dijo mi hija Florencia sobre su padre, me hizo reflexionar y reconocer que tenía razón.
La utilidad de ese emparejamiento me parece muy dudosa; pero sólo a distracción cabe atribuir que el autor ponga «en el mismo plano la ley de acción y reacción, la cual es, en efecto, un principio de mecánica racional, y la gravitación universal, que no es un principio ni una ley racional, sino una hipótesis empírica, una ley inductiva de física, y, por tanto, una verdad aproximativa.
Pero cuál no sería su rabia al ver que YAPPAN, sumergido en la meditación y en la disciplina, con férrea voluntad, rechazaba esa distracción y seguía con devoción su vida de santidad.
Había que vencer instintos, vanidades, sensiblerías; todos los estorbos de la distracción para obtener la gloria creadora que el TEOTL, nuestro reverendo padrecito-madrecita había heredado a los seres humanos.