disgusto


También se encuentra en: Sinónimos.

disgusto

1. s. m. Sentimiento de inquietud causado por una contrariedad o un accidente la pérdida de los documentos le dio un gran disgusto. aflicción, amargura, fastidio, insatisfacción, inguietud agrado, alegría
2. Querella entre dos personas que se dirigen reproches ha tenido un disgusto con su hermana. enfado, enojo
3. COCINA Desazón causado en el paladar por una comida o bebida.
4. a disgusto loc. adv. coloquial De mala gana se encontró a disgusto en aquella reunión de antiguos alumnos.

disgusto

 
m. Pesadumbre, inquietud.
Contienda o diferencia.
Enfado, tedio.

disgusto

(dis'γusto)
sustantivo masculino
1. agrado inquietud producida por algo sorpresivo y desagradable Su tardanza le produjo un disgusto.
2. acuerdo pelea causada por un desacuerdo El encuentro terminó en disgusto.
sin ganas Hizo su tarea a disgusto.
Sinónimos

disgusto

sustantivo masculino
3 desazón, repugnancia, asco, hastío. gusto, agrado.
Se trata de los que producen los sabores o gustos desagradables al paladar.
Traducciones

disgusto

Ärger

disgusto

SM
1. (= pena) la noticia me causó un gran disgustoI was very upset by the news
eso te va a costar un disgustothat is going to get you into trouble
vas a darle un disgusto a mamá con tan malas notasMum's going to be upset about those bad marks of yours
nunca nos dio un disgustohe never caused us any worry o trouble
vas a matar a tu madre a disgustos >you'll be the death of your mother, you'll send your mother to an early grave
-la han despedido -¡qué disgusto!"they've fired her" - "that's terrible o awful!"
2. (= riña) → quarrel, row
como sigas así, tú y yo tendremos un disgustoif you carry on like that, we're going to fall out
3. a disgusto: hacer algo a disgustoto do sth unwillingly
estar o sentirse a disgustoto be o feel ill at ease
Ejemplos ?
El de los Bigotes posó la imponente mirada en el recién llegado; un mohín de disgusto probó a Antonio una vez más las dificultades de su empresa, y -Oye, tú, Garabato -exclamó Currito encarándose con uno de sus amigos-, si viée el Tomatera dile que me aspere, que tengo que decirle una cosa que a dambos mos interesa; que yo voy a ver pa qué me quiere a mí este caballero.
Después de este lapso de aturdimiento sobrevino un período de amorosa inquietud, el sordo y mutuo acecho de un disgusto que no llegaba y que se ahogó por fin en explosiones de radiante y furioso amor.
-Y la empleada continúa felinesca revisando sin revisar unos documentos. El tímido despreciado se aleja con disgusto. Las once...
Te prometo que no vuelvo a darte motivos de disgusto, -y lloraba, y los colores se le esfumaban para dejar al descubierto un rostro avejentado, plasmado de manchones indefinibles.
En esta emergencia, y es preciso señalarlo bien claramente a nuestro efecto el papel de Artigas, fue pasivo completamente como cuadraba por lo demás al soldado disciplinado y pronto a acatar, aún con personalísimo disgusto las órdenes del superior.
Cuando TECUCIZTECATL vio que se había lanzado en el fuego y ardía, algo avergonzado ante la mirada furiosa de TEZCATLIPOCA que no ocultaba su disgusto, arremetió y echóse en la hoguera también.
Dios le concedió con disgusto un rey, anunciándole el despotismo y servidumbre a que iba a sujetarse, y en que cayó efectivamente.
El hombre más que gordo, más que calvo, más que feo, después de cerrar la puerta con brusquedad y disgusto, se recargó sobre ella y entre sonrisas jadeantes, ojos vidriosos, respiración excitada, manos trémulas, comenzó a contar con lentitud el dinero recibido.
Y la gente que perpleja miraba aquella escena rió sorprendida. La anciana quedó vacilante, vacilada. Sintió un algo entre disgusto y desencanto. Se recargó sobre un muro cercano.
Lo primero, como cumplía a corazones cristianos y magnánimos, fué lamentar el disgusto de la pobre María Antonieta: Después fué augurarle la muerte del pobre Volfani: Lo último fué acordar de qué suerte había que trasladársele para evitar todo comento.
Por consiguiente, el pueblo se empieza a disgustar contra el Virrey, Marques de Gelves, y creciendo ese disgusto se llegó a la asonada y hasta el incendio de algunos de los edificios principales de la ciudad.
El disgusto provocado en los pueblos españoles por ese modo coercitivo de adelantar la unidad precipitó la Revolución, en momentos en que causas muy ajenas a los planes de los pueblos españoles dan facilidades al movimiento.