discordancia


También se encuentra en: Sinónimos.

discordancia

1. s. f. Desacuerdo o diversidad discordancia de pareceres. discrepancia
2. MÚSICA Falta de armonía en una sucesión de sonidos.
3. GEOLOGÍA Disposición de una serie de capas que reposan sobre otras más antiguas, que no les son paralelas.

discordancia

 
f. Contrariedad, diversidad, disconformidad.
geol. Superficie de discontinuidad entre dos series de estratos.

discordancia

(diskoɾðan'θja)
sustantivo femenino
conformidad discrepancia o falta de correspondencia una cosa con otra En la discusión hubo discordancia de opiniones.
Sinónimos
Traducciones

discordancia

discordance, dissonance

discordancia

niezgodność

discordancia

ασυμφωνία

discordancia

uoverensstemmelse

discordancia

不一致

discordancia

불일치

discordancia

SFdiscord
eso está en discordancia con lo que dijo antesthat contradicts what she said earlier

discordancia

f. discordance, the absence of a genetic trait in one of a pair of twins.
Ejemplos ?
La desigualdad que ha puesto entre nuestros individuos demuestra que esta discordancia le gusta puesto que la ha establecido, y que la quiere tanto en las fortunas como en los cuerpos.
Por eso, en ningún período nos encontramos con una mezcla más abigarrada de frases altisonantes e inseguridad y desamparo efectivos, de aspiraciones más entusiastas de innovación y de imperio más firme de la vieja rutina, de más aparente armonía de toda la sociedad y más profunda discordancia entre sus elementos.
7° Una discordancia tan notable, me ha hecho pensar muchas veces ¿qué fundamento pueden tener los hombres para la superioridad que se han arrogado, principalmente en los dotes del ánimo?
Escondidos, tapadas, enredos interminables y monótonos, cuchilladas, graciosos pesados, confusión de clases, de géneros; el romanticismo es la perdición del teatro: sólo puede ser hijo de una imaginación enferma y delirante». Oído esto, vista esta discordancia de pareceres, ¿a qué me canso en nuevas indagaciones?
Como no debe pertenecer la discordancia, meramente eufónica, creo yo, en el tutti de abajos que llevamos oídos de uno de los tres elementos revolucionarios, el cual, por decir «¡Abajo los Borbones!», dijo: «¡Abajo doña Isabel de Borbón y toda su descendencia!», dicho que, tomando al pie de la letra, dejaba la senda del trono accesible, por ejemplo, a cualquiera de los colaterales de la hija de Fernando VII.
Vemos así cuán grande es el riesgo de que se revelen falsas las interpretaciones que hayamos dado de la Escritura, y que puedan manifestarse un día en discordancia con una verdad demostrada: por ello conviene buscar, con ayuda de la verdad demostrada, el sentido seguro de la Escritura, y no un sentido que simplemente se atuviera a la significación literal de los términos, significación que, eventualmente, podría manifestarse conforme con nuestra debilidad, pero que de algún modo importaría forzar la naturaleza y negar la experiencia y las demostraciones necesarias.
A pesar de su deformidad no sufrió la República la desastrosa discordancia que toda previsión habría supuesto inseparable, de una magistratura compuesta de dos individuos, igualmente autorizados con las facultades de un monarca.
El que representa está seguro de la recta y justificada intención de una y otra corporación, sabe la buena fe con que propenden al bien común, infiriendo de aquí que cualquiera discordancia sólo podrá ser motivada de algún equivocado concepto sobre sus respectivas facultades: por lo tanto, el deslindarlas en tiempo es el medio seguro de precaver cualesquier contrario resultado.
La ganancia social de esa guerra fue la unión de los orientales, base de la unión ulterior de los uruguayos. Hasta allí la campaña oriental (la Banda Oriental, estrictamente) aparecía en permanente estado de discordancia y disgregación.
El origen de estas leyes no es en modo alguno el Estado; porque así como la sociedad no es origen de la naturaleza humana, de la misma manera la sociedad no es fuente tampoco de la concordancia del bien y de la discordancia del mal con la naturaleza.
Notaréis que a veces, cuando voy a pronunciar tal o cual palabra, el ojo izquierdo se me mete por equivocación debajo de la nariz. Es una curiosa discordancia.
La filosofía enseña a hacer, no de hablar, y exige que todos vivan de conformidad a su ley, que la vida no desdiga de la palabra, ni haya discordancia entre los diversos actos de la vida, antes que presenten un mismo color.