discípulo


También se encuentra en: Sinónimos.

discípulo, a

(Del lat. discipulus.)
1. s. ENSEÑANZA Persona que aprende en una escuela o directamente de un maestro fue discípulo suyo en la universidad; los discípulos de Jesús. alumno, colegial, educando, escolar, estudiante maestro, profesor
2. SOCIOLOGÍA Persona que es partidaria de las ideas de una escuela o persona todavía quedan discípulos del platonismo. adepto, epígono, partidario, seguidor

discípulo, -la

 
m. f. Persona que recibe las enseñanzas de un maestro.
Alumno.
Persona que sigue la opinión de una escuela.

discípulo, -la

(dis'θipulo, -la)
sustantivo masculino-femenino
1. profesor persona que aprende por instrucción de un maestro o en una escuela El joven se convirtió en un gran discípulo de su profesor.
2. persona seguidora de los preceptos de una escuela o un maestro Platón fue el más grande discípulo de Sócrates.
Sinónimos

discípulo

, discípula
Traducciones

discípulo

Schüler

discípulo

disciple

discípulo

discipel

discípulo

discípulo

discípulo

الضبط

discípulo

μαθητής

discípulo

ученик

discípulo

弟子

discípulo

弟子

discípulo

discipel

discípulo

弟子

discípulo

lärjunge

discípulo

/a SM/F
1. (Rel, Fil) → disciple
2. (= alumno) → pupil, student
Ejemplos ?
Emocionado, TEZCATLIPOCA se le apareció y le dijo: -Contento por la devoción que me profesas, voy a decirte cómo habrás de volver, discípulo mío.
Escuchar es un signo de indiferencia hacia los que nos escuchan. Incluso el discípulo sirve para algo. Él está de pie tras nuestro trono, y en el momento de nuestra victoria susurra a nuestros oídos que, a fin de cuentas, somos inmortales.
Estoy convencido de que el mejor partido que yo puedo tomar es hacerme tu discípulo y hacer saber a Melito, antes del juicio de mi proceso, que hasta aquí he mirado como una de las mayores ventajas saber bien las cosas divinas; pero que hoy día, viendo que me acusa de haber caído en el error introduciendo temerariamente opiniones nuevas sobre la divinidad, me he pasado a tu escuela.
Entre Dios y los varones justos hay una cierta amistad unida, mediante la virtud: y cuando dice amistad, debiera decir una estrecha familiaridad, y aun una cierta semejanza; porque el hombre bueno se diferencia de Dios en el tiempo, siendo discípulo e imitador suyo; porque aquel magnífico padre, que no es blando exactor de virtudes, cría con más aspereza a los buenos, como lo hacen los severos padres.
Al sensacionismo de los “ideólogos”, el utilitarismo de Bentham y el constitucionalismo de Constant (tradicionalismo francés de la restauración), se sumaron pronto las influencias románticas (Lamenais, Michelet, Quinet), el socialismo utópico de Saint Simon (a través de la obra de su discípulo P.
Exige el juicio crítico que supere los errores del maestro y nos aproxime mejor al conocimiento externo e interno. Se es leal discípulo de un magisterio, si se extiende corregida, mejorada y aumentada, la obra del maestro.
Así ha sucedido. La historia nos lo dice con insistencia. Lo recalca: Fue discípulo de... Fue el maestro de... Sin embargo, parece que la realidad rompe cadenas y el enlace, hoy, en raras ocasiones se da.
Me gustaría lo mismo, decía un sabio, que mi discípulo hubiese pasado el tiempo en un juego de pelota, pues al menos habría ejercitado el cuerpo y estaría en ello ágil.
Es muy común decir que se aprende con la práctica y desde los puntos de vista pragmatistas de Charles Sanders Peirce y su discípulo John Dewey, Don Rafael Ramírez, el egregio educador mexicano normalista, creador de la escuela rural mexicana y fundador de la Escuela Normal Superior de México, siempre afirmaba la importancia del aprender haciendo; esto es, de la práctica a la teoría.
Todo esto me ha explicado aquí un insigne óptico, discípulo del célebre Fresnel Se refiere a Juan Agustín Fresnel (1788-1827), quien en 1814 inició sus investigaciones sobre los haces de interferencia de la luz.
Así, pues, le diré: Melito, si confiesas que Eutifrón es hábil en estas materias, y que sus opiniones son buenas, te declaro que tengo los mismos sentimientos que él; por consiguiente cesa de perseguirme; y si, por lo contrario, crees que Eutifrón no es ortodoxo, emplaza al maestro antes de tomarla con el discípulo, puesto que él es el que pierde a los dos ancianos, su padre y yo; a mí por enseñarme una religión falsa, y a su padre por perseguirle, fundado en los principios de esta misma religión.
Platón amaba a su maestro Sócrates; Aristóteles amaba a Platón, pero no se cegaba, porque amaba más a la verdad; sin embargo no pudo con Alejandro, porque ser discípulo tampoco es maniatarse a nuestro guía, al gran “gurú”, al “huey tlatoani” (el gran sabio orador).