dimes y diretes

dimes y diretes

 
loc. fam.Contestaciones, debates, réplicas.
Ejemplos ?
A principios de 2003, cuando la banda ya estaba a punto de entrar a grabar su nueva producción, Carlos Sarabia decide abandonar de manera repentina a El Recodo, comentando las partes implicadas que todo quedó en buenos términos, sin embargo, a mediados del año y todo el 2004 se enfrascaría en una serie de dimes y diretes (Carlos Sarabia argumentando un despido injustificado, Alfonso Lizárraga desmintiendo lo dicho por Carlos e incluso diciendo que él los abandonó, de tal manera que dejó el proyecto tirado y con 4 años de contrato aún sin trabajar).
Entre dimes y diretes La Vero saca los "trapitos al sol" de sus invitados y viceversa, y como "El tiempo es el peor enemigo de la televisión", La Vero debe despedir su segmento...
Burga también se vio envuelto en una polémica verbal con algunas glorias del fútbol peruano como Teófilo Cubillas y Juan Carlos Oblitas a quienes fustigó con fuertes declaraciones que le han costado numerosas críticas. Ha mantenido dimes y diretes con Daniel Urresti, extrovertido ministro de interior.
En el draft rumbo al Apertura 2014, pasa al equipo Atlas de Guadalajara. Después de muchos dimes y diretes, Aldo deja al club Monarcas Morelia, para enrolarse en el club Atlas de Guadalajara.
Luego de ascender un sendero empinado y abrupto cuatro jóvenes estudiantes universitarios se encaminaron hacia una oficina minúscula aledaña a la Facultad de Filosofía y Letras, y se encerraron en una confabulación poética que, luego de unas dos horas de dimes y diretes con la historia de la poesía chilena...
En ella, la alcahueta Celestina, es uno de los principales personajes que interviene en el trama de los amores de Calixto y Melibea, donde se demuestra entre otros «dimes y diretes» la extrema avaricia que se suele atribuir a todas estas personas dedicadas a estos menesteres.
La serie de cuartos de final en la liguilla del Verano 1998 es recordada por el polémico arbitraje en el duelo de vuelta por parte de Armando Archundía, quien perjudicó a la Máquina al permitir que los jugadores americanistas golpearan durante todo el cotejo a los jugadores celestes sin sacar tarjetas, no convalidar un penal sobre Julio César Yegros y permitir dimes y diretes en el terreno de juego.
Él es inicialmente renuente a enseñarle como él se siente molesto por su complejo de princesa, pero al mismo tiempo, se siente atraído hacia ella. Después de muchos dimes y diretes y la mala comprensión-se convierten en amigos.
En comienzo se mostraron como una linda pareja que videntes, astrólogos y periodistas destinaba a estar junta, lo que hubiera convertido a Joan Sebastian y Maribel Guardia en sus suegros, pero los dimes y diretes continuaron luego de que una revista publicara falsamente que Ana anduvo de novia con Joan antes de salir con su propio hijo " ay corazones, ya no saben ni que inventar para hacerme quedar mal y vender agarrándose de mis costillas ".
En octubre de 2011 el programa de espectáculos español Sálvame arremetió contra Sofía Franco, esto a raíz de una foto aparentemente trucada en donde se ve a Franco en situación comprometedora con el esposo de la conductora de dicho programa María Belén Esteban, a partir de este hecho se suscitaron dimes y diretes entre ambos programas.
Estoy muy lejos de querer decir que yo haya escrito nunca para otro, en este sentido, porque, aunque es verdad que he tenido relaciones con vanos señores censores, por otra parte muy beneméritos, puedo asegurar que en cuanto he escrito nunca he puesto una sola palabra para ellos, no porque no crea que no son muy capaces de leer cualquier cosa, sino porque siempre acaban por establecerse entre el censor y el escritor etiquetillas fastidiosas y dimes y diretes de poca monta, y a decir verdad soy poco amigo de cumplimientos.
El señor intendente dijo que eso de legislar sobre el vestido y la moda era asunto de sastres y costureras más que de la autoridad; que la regia ordenanza había caído en desuso; y que, por fin, antes se pondría a clavar banderillas y a estoquear un toro bravo, que en dimes y diretes con el sexo que se viste por la cabeza.