Ejemplos ?
Se estima que certificados de propiedad sobre seres humanos, o, como los llamaban ustedes, títulos de propiedad, por un valor de cuarenta mil millones de dólares, junto con cientos de millones de papel moneda, ascendieron en aquel gran resplandor, que consideramos devotamente que debió de haber sido, de todos los innumerables fuegos de sacrificio que habían sido ofrecidos a Dios desde el principio de los tiempos, el que mejor le complació.
La campana del templo daba el toque de oraciones y todos de pie rezaban el Ángelus Dómine, y la comitiva presidida por el párroco, regresaba por donde había subido; se dirigía la iglesia para rezar el santo rosario devotamente y concluido el ejercicio, acompañaba al Cura a la casa parroquial, le daba las buenas noches y besándole la mano, cada cual se iba a dormir en santa paz el apacible sueño que proporciona una conciencia tranquila.
Leí largo tiempo; contemplé las pinturas religiosas devotamente; las horas huyeron, rápidas y silenciosas, y llegó la media noche.
A la antipatía que le profesaban los mineros se agregó luego un supersticioso temor y a su paso apartábanse presurosos, persignándose devotamente.
Nos dijeron que era cl Niño Jesús. Oyendo esto la Niña Chole santiguóse devotamente. Yo aseguré a las legas que la Marquesa de Bradomín también tenía bula para beber las aguas del Niño Jesús.
La Niña Chole me llamó temblorosa -¿Señor, no conoce la señal de agonía? Y al mismo tiempo se santiguó devotamente. Sin despegar los labios me acerqué a su lecho, y quedé mirándola grave y triste.
Vendrá tiempo en que se advertirá que los egipcios inútilmente guardaron tan piadosa y devotamente la religión a los dioses, y que, cesando toda su santa veneración, los dejará frustrados y burlados.» Después Hermes, con muchos raciocinios, prosigue este asunto, donde parece que profetiza o adivina aquella feliz época en que la religión cristiana, cuanto es más verdadera y santa, con tanta más eficacia y libertad destruye y echa por tierra todas las engañosas ficciones; para que la gracia del verdadero Salvador libre al hombre del cautiverio de los dioses, que por si estableció el hombre, y los someta a aquel Dios que hizo al hombre.
Hablar de Machala y con su nombre en la pluma, es recordar devotamente el nombre de sus héroes y adalides conductores, que no sólo nos legaron el tesoro invalorable de la emancipación redentora, sino sus lecciones que nos dieron el poderío invencible de la Cultura.
En ese año con la jerarquía eclesiástica de Vicario Foráneo del Cantón, hizo grande el vivir de la comunidad y ella se acercaba más devotamente a su Templo, con esa sublimidad y contemplación que se alineaba con la aguja de su torre, en perenne éxtasis si cielo, como un gran ideal, agitándose siempre.
Annie, a pesar de su gran amor hacia mí, acabó por adherirse al grupo en el cual la señora escocesa, el conde de la Espina, Mariana y la señorita Herder rezaban devotamente a todos los santos.
-¡Acatemos la voluntad de Dios! Los dos bedeles se santiguaron devotamente. Allá en el fondo del claustro resonaba un campanilleo argentino, grave, litúrgico.
Esto quitó solemnidad é importancia al acto, y el ecindario siguió recibiendo devotamente las bendiciones del Obhpo y besándole el pastoral anillo.