devaluación


También se encuentra en: Sinónimos.

devaluación

1. s. f. ECONOMÍA Disminución del valor de una moneda respecto de otra la devaluación del dólar. depreciación
2. Disminución o pérdida del valor de una cosa. depreciación
3. ECONOMÍA Técnica que consiste en disminuir la cantidad de oro legal para ajustar el valor de la moneda a una nueva situación provocada por un alza anterior en los precios.

devaluación

 
f. Acción y efecto de devaluar.
econ. En un sistema de tipos de cambio fijo, disminución concertada del valor de una moneda con respecto al resto.

devaluación

(deβalwa'θjon)
sustantivo femenino
pérdida del valor de la moneda o de otro bien devaluación del peso
Sinónimos

devaluación

Traducciones

devaluación

devalvace

devaluación

devaluering

devaluación

Entwertung

devaluación

υποτίμηση

devaluación

devalvaatio

devaluación

dévaluation

devaluación

devalvacija

devaluación

平価切下げ

devaluación

평가절하

devaluación

waardevermindering

devaluación

devaluering

devaluación

dewaluacja

devaluación

desvalorização

devaluación

devalvering

devaluación

การลดค่าเงิน

devaluación

devalüasyon

devaluación

sự mất giá

devaluación

贬值

devaluación

девалвация

devaluación

SFdevaluation
Ejemplos ?
Debemos ajustarnos lo más pronto posible y evitar que la inflación transitoria que causará la devaluación, se nos vuelva permanente.
La devaluación implicará un sacrificio de los márgenes de ganancia para las empresas, así como el enfrentar una contracción crediticia temporal.
También hay crecimiento en las exportaciones. Algunas semanas después de la devaluación, las exportaciones crecieron más de 60 por ciento.
Se planteó antes de que empezara usted su Gobierno esta posibilidad. de la devaluación, y le pregunto: ¿haberlo hecho hubiera evitado esta crisis?
Tercero: hacer que el efecto inflacionario de la devaluación sea lo más reducido y breve posible, y evitar que la economía caiga en una espiral inflacionaria.
Para reducir el déficit en la cuenta corriente servirán, tanto la devaluación, como otras medidas de ajuste que inevitablemente habrá de tomar nuestro país.
El problema de los Tesobonos no provino sólo de su monto, el cual, por cierto, era anunciado públicamente cada vez que se hacía una emisión; se derivó también de que los inversionistas extranjeros le perdieron la confianza a ese instrumento y a todos los demás después de la devaluación del 20 de diciembre.
A lo largo de los seis años de mi administración nunca se padeció una devaluación abrupta, a pesar de los variados episodios de riesgo económico que el país atravesó.
La devaluación pone de manifiesto que hoy el ingreso disponible en el país es menor que antes ya que ahora no se cuenta con los recursos adicionales para sostener el consumo y la inversión que proporcionaba el financiamiento externo.
Si no impedimos que se reinicie la carrera entre devaluación e inflación, estaremos echando por la borda los sacrificios de muchos años, y eso tampoco nos salvará de otros sacrificios que tendremos que hacer de cualquier manera para enfrentar la situación.
No hubo una devaluación brusca cuando, por ese mismo motivo, se presentaron salidas importantes de capitales. Tampoco en los meses más complicados de las negociaciones del TLC, cuando las filtraciones, el cambio de gobierno estadounidense y las difíciles relaciones con el Congreso de ese país provocaron elevadas fugas de capitales.
No fue posible hacer ese ajuste gradual, el deterioro de las condiciones ya era extremo y creo que lo que pasó nos dio la razón: en el momento en el cual ya fue inevitable la devaluación, no fue realmente una decisión, sencillamente el país estaba a punto de quedar en un estado de insolvencia total, si se pretendía seguir defendiendo un tipo de cambio, ya no teníamos reservas para sostener un tipo de cambio.