desván

(redireccionado de desvanes)
También se encuentra en: Sinónimos.

desván

(Del ant. desvanar < lat. vanus, vacío, inútil.)
1. s. m. Parte más alta de la casa, inmediata al tejado, donde se suelen guardar objetos inútiles o que no se usan. buhardilla
2. desván gatero El que no es habitable.

desván

 
m. Parte más alta de la casa, inmediata al tejado.

desván

(des'βan)
sustantivo masculino
habitación más alta de una casa, en que se guardan cosas viejas Siempre se escondía en el desván para que no lo castigaran.
Sinónimos
Traducciones

desván

attic, loft

desván

půda

desván

loft

desván

Dachboden

desván

ullakko

desván

grenier

desván

tavan

desván

屋根裏

desván

다락방

desván

zolder

desván

loft

desván

strych

desván

sótão

desván

vind

desván

ห้องใต้หลังคา

desván

gác mái

desván

阁楼

desván

SMloft, attic
Ejemplos ?
Y mientras retumba el abrir y cerrar de antiguas arcas y alacenas, de donde se está sacando la vajilla, la plata tomada y la mantelería amarillenta, resuenan los pasos de mozos y criadas que cruzan desvanes y galerías, y se oyen disputas y controversias, y el fragor de un plato que se estrella, y de un vaso que se rompe, y el cacareo de las gallinas a quienes se retuerce a deshora el pescuezo; y se percibe el chirrido del aceite frito, perfumándose la casa toda con su penetrante aroma.
Quien ha visto banda de palomas estar comiendo en el campo, sin miedo, lo que ajenas manos sembraron, que al furioso estrépito de disparada escopeta se azora y levanta, y, olvidada del pasto, confusa y atónita, cruza por los aires, tal se imagine que quedó la banda y corro de las bailadoras, pasmadas y temerosas, oyendo la no esperada nueva que Guiomar había traído; y, procurando cada una su disculpa y todas juntas su remedio, cuál por una y cuál por otra parte, se fueron a esconder por los desvanes y rincones de la casa, dejando solo al músico; el cual, dejando la guitarra y el canto, lleno de turbación, no sabía qué hacerse.
«Dioses, no es justo(dijo)que la espada sangrienta de la guerra se muestre aquí tan fiera y rigurosa, aunque es la misma de la Griega hermosa, y que, muertos los gatos, esta tierra se coma de ratones; porque se volverán tan arrogantes, que, ya considerándose gigantes, no teniendo enemigos de quien huyan y el número infinito desminuyan, serán nuevos Titanes, y querrán habitar nuestros desvanes».
Dijo a la niña que lo llevase a su casa, y como la criatura había notado su aire bondadoso, dejó de llorar y entró con él en una casa de pobre apariencia. Subieron una escalera angosta y vetusta y allá arriba, en los desvanes, entraron en un cuarto oscuro.
El César, impasible, continuó acariciándose los tufos hasta que al fin se encaró con nosotros dando por resuelto el caso. Cargarían con el cuerpo del Conde Volfani dos sargentos que estaban alojados en los desvanes.
La prudente cautela no hace daño. Dejando los desvanes y rincones, El señor Minimiz, gato de maña, Se salió de la villa a la campaña.
Y los alguaciles, haciéndose compadres de los jugadores, como es de estilo en percances tales, los dejaron escapar por los desvanes, limitándose, para llenar el expediente, a echar la zarpa a dos de los menos listos.
El río que hace de este barrio de Rouen como una innoble pequeña Venecia, corría a11á abajo, amarillo, violeta, o azul, entre puentes, y algunos obreros agachados a la orilla se lavaban los brazos en el agua. De lo alto de los desvanes salían unas varas de las que colgaban madejas de algodón puestas a secar al aire.
Como habían convenido en proseguir el viaje a las ocho de la mañana, todos bajaron temprano a la cocina; pero la diligencia, enfundada por la nieve, permanecía en el patio, solitaria, sin caballos y sin mayoral. En vano buscaron a éste por los desvanes y las cuadras.
Bajé a las bodegas, subí a los desvanes, me encerré en los escondites del lagar y de la almazara, me enterré en los pajares, pues prefiriera convertirme en la piedra del suelo, deshacerme en la ceniza del hogar, evaporarme en el humo de la chimenea, a dejar aquellos sitios, ungidos con tantas lágrimas y consagrados con tantos recuerdos.
Una escalera conduce a la habitación de la guardia, que probablemente tuvo “agujeros asesinos” a traes de los cuales, se podían arrojar artefactos contra los atacantes que quisieran entrar. En la planta baja hay bodegas, que antiguamente tuvieron desvanes de madera encima.
De planta rectangular, su fábrica es de mampostería y sillares en las esquinas. Dispone de dos plantas y desvanes y su cubierta es a dos aguas con teja árabe.