despreocupado


También se encuentra en: Sinónimos.

despreocupado, a

adj. Que se muestra indiferente ante un asunto.

despreocupado, -da

 
adj. Que carece de preocupaciones.
Que no sigue, o hace alarde de no seguir, las creencias, opiniones o usos generales.

despreocupado, -da

(despɾeoku'paðo, -ða)
abreviación
que está tranquilo e indiferente Paseaba con aire despreocupado.
Sinónimos

despreocupado

, despreocupada
adjetivo
la Virgen Virgen (col.), feliz*, informal.
Se construye con el verbo ser y es sinónimo de las formas viva la Virgen y feliz cuando se aplica a aquella persona que no siente preocupación por las cosas. Informal designa aquel que tiene poca palabra y se desentiende de sus deberes u obligaciones.
Traducciones

despreocupado

nonšalantní

despreocupado

afslappet

despreocupado

ανέμελος

despreocupado

satunnainen

despreocupado

informel

despreocupado

ležeran

despreocupado

偶然の

despreocupado

무심한

despreocupado

achteloos

despreocupado

skjødesløs

despreocupado

niedbały

despreocupado

casual

despreocupado

ledig

despreocupado

ไม่จริงจัง

despreocupado

umursamaz

despreocupado

hững hờ

despreocupado

随便的

despreocupado

ADJ
1. (= sin preocupación) → unworried, unconcerned
vive despreocupado de todohe has a carefree existence
2. (al hablar, jugar) → nonchalant
3. (en el vestir) → casual (pey) → careless, sloppy
4. (= imparcial) → unbias(s)ed, impartial
5. (Rel) (= indiferente) → indifferent, apathetic; (= tolerante) → broad-minded
6. (anticuado) [mujer] → loose

despreocupado-a

a. unconcerned, carefree.
Ejemplos ?
Es una mujer de carácter enérgico y de apariencia muy atractiva. A pesar de tener una exuberante figura y una personalidad muy seductora y divertida, refleja un carácter despreocupado.
Hadden imprimió su carácter despreocupado al tono de la revista, lo que aún hoy es criticado por algunos sectores que lo consideran poco apropiado para las noticias serias.
En palabras de Benito: «aunque muy dedicado a la devoción y a las prácticas religiosas era bastante despreocupado y amigo de la educación de la juventud».
La forma distintiva de cantar de Sandman fue descrita como un "profundo, despreocupado y relajado susurro", y sus letras revelaban una fuerte influencia de la llamada generación beat.
A pesar de esto, es impulsivo e irritable. Es un gran comunicador, posee un carácter despreocupado y servicial, lleno de fuerza y vigor.
Pasemos de la aristocracia de la belleza a la de la cuna. ¡Qué amable es el señor marqués, qué despreocupado, qué llano! Vedle con el sombrero en la mano, sobre todo para sus inferiores.
El coyote se puso listo y astutamente se deslizó hasta donde se encontraba el negro animalejo y de un salto lo atrapó y le sirvió de estupendo manjar. Después de reposar un buen rato, de seguro para lograr una digestión eficaz, se lanzó a vagar nuevamente y muy despreocupado.
Pero, hay más; Brasil, especialmente Chile y México no se han despreocupado nunca del deber de estar en condiciones de afrontar la situación bélica que pudiera tocarles y, en cambio, después de terminada la guerra del Chaco, no sé que Paraguay y Bolivia hayan hecho otro tanto, y ¿por qué, entonces, estos países no entraron en la selección y sí aquéllos?
Sin responder a aquella invocación, esperamos a que se volviera a guardar el pañuelo en el bolsillo, estirado el cuello de la camisa y silbado una canción, con el aire más despreocupado para engañar a los que pasaban y que hubieran podido fijarse en sus lágrimas.
En suma: que viví algún tiempo mano a mano con un fenómeno vivo. Comía, mascaba, molía, devoraba, tragaba, pero con el porte más ligero y despreocupado del mundo.
El hombre de razon, imparcial, é instruido en una ciencia que no consista en palabras; el nombre despreocupado y amante de la verdad y de la justicia; el hombre, en fin, que no es bestia, y que no se cree ángel.
Mi tía revolucionaba todas las ideas de las tías de Dora con su desdén por los coches de alquiler, que no utilizaba nunca, prefiriendo ir a pie hasta Putney, y por su modo despreocupado de juzgar los prejuicios de la civilización, llegando a horas intempestivas, un momento después del desayuno, o un momento antes del té, o porque se ponía el sombrero del modo más extraño, con el pretexto de que le resultaba más cómodo.