despertador


También se encuentra en: Sinónimos.

despertador, a

1. adj. Que despierta. despertante
2. s. m. Reloj que hace sonar una campana o timbre a la hora que previamente se ha marcado.
3. Aviso, estímulo que hace despertar el amanecer es mi despertador.
4. s. Persona que despierta a otras.

despertador, -ra

 
adj. Que despierta.
m. f. Persona que cuida de despertar a otras.
m. Reloj que, a la hora en que previamente se le dispuso, hace sonar una campana o una señal.
fig.Aviso, estímulo.

despertador

(despeɾ'taðoɾ)
sustantivo masculino
reloj con alarma que suena a una hora fijada Puse el despertador a las 7 para llegar temprano a clases.
Sinónimos

despertador

sustantivo masculino
Traducciones

despertador

Wecker

despertador

alarm clock

despertador

sveglia

despertador

budík

despertador

vækkeur

despertador

herätyskello

despertador

budilica

despertador

目覚まし時計

despertador

알람 시계

despertador

wekker

despertador

vekkerklokke

despertador

budzik

despertador

despertador

despertador

väckarklocka

despertador

นาฬิกาปลุก

despertador

çalar saat

despertador

đồng hồ báo thức

despertador

闹钟

despertador

A. SM/F (= persona) → knocker-up
B. SMalarm clock
despertador de viajetravelling clock, traveling clock (EEUU)
Ejemplos ?
Si tanto bien nos limitas, ¿para qué, di, nos incitas a aspirar a más y más, si lo que despacio das tan de prisa nos lo quitas? Si te engaña el propio amor para que no veas el daño, la muerte, que es desengaño, sirva de despertador.
De Júpiter el ave generosa --como al fin Reina--, por no darse entera al descanso, que vicio considera si de preciso pasa, cuidadosa de no incurrir de omisa en el exceso, a un solo pie librada fía el peso y en otro guarda el cálculo pequeño --despertador reloj del leve sueño--, porque, si necesario fue admitido, no pueda dilatarse continuado, antes interrumpido del regio sea pastoral cuidado.
Aunque Morán poseía la singularidad de des­pertarse a la hora que quería, sin errar en un mi­nuto, perdió una mañana en el taller compo­niendo su viejo despertador.
134 LA GRAN COMEDIA DE LA SEGUNDA CELESTINA Jornada tercera85 - Escena I (Sale DON LUIS y CELESTINA.) CELESTINA ¡Mucho habéis madrugado, señor don Luis! DON LUIS Cuando es grande un cuidado, ¿que es, Celestina, ignoras despertador sin término en las horas?
Y en aquel éxtasis se encontraba el desconcertado, cuando un ruido infernal se inició taladrante en su cerebro, se sintió arrastrado por vientos huracánicos y algo lo cegó... Cuando abrió los ojos, el despertador repiqueteaba las cinco de la mañana.
El declaró libres a los negros. El les devolvió sus tierras a los indios. El publicó un periódico que llamó El Despertador Americano. Ganó y perdió batallas.
Contemplaba Carrizales en sus barras, no por miserable, porque en algunos años que fue soldado aprendió a ser liberal, sino en lo que había de hacer dellas, a causa que tenerlas en ser era cosa infrutuosa, y tenerlas en casa, cebo para los codiciosos y despertador para los ladrones.
Por eso suenan alegres las chirimías y adules, haciendo que sus compases de sala en sala retumben; por eso amoroso abrazo, despertador de inquietudes, los talles de las hermosas al ceñidor sustituyen; por eso el cendal flotante gira en círculo voluble, revelando lo escondido tras lo que traidor descubre.
Cuando examinamos el reloj vimos que era una especie de despertador y que, poniendo la aguja sobre una hora determinada y colocando pólvora y un fulmi­nante debajo del martillo, se producía el estallido a vo­luntad.
Ni queriendo s'erra un pial, Y parece que van solas A acoyararse las bolas De las patas del bagual, Se le apreta entre el corral La cincha al potro más crudo, Y, aunque beyaquée, es al ñudo, Porque está más que probáo Que p'agarrase al recáo No hay bicho como el peludo. La caña es como el reclamo Despertador de ilusiones...
Desde la madrugada se preparaba para cumplir su cometido de venta. Apenas las cuatro eran, cuando diario, en el desvencijado buró, el despertador principiaba su escandalosa alarma.
Ayer, cuando sonó el despertador, hice el intento por levantarme con prontitud, pero sin saber por qué, volví a caer nuevamente al lecho.