desorden


También se encuentra en: Sinónimos.

desorden

1. s. m. Situación en que las cosas no están en el lugar que les corresponde tu habitación está en desorden.
2. Falta de organización que provoca una alteración en el funcionamiento normal de las cosas el desorden político provocó una crisis. confusión, desbarajuste
3. Irregularidad o excesos en la conducta vive en el más absoluto desorden alimenticio y enfermará.

desorden

 
m. Falta de orden, confusión.
Alteración del orden moral, público o social.
Trastorno funcional.
fig.Vida desenfrenada.

desorden

(de'soɾðen)
sustantivo masculino
1. orden situación en que los elementos están en un lugar que no corresponde desorden en la oficina
2. alteración del funcionamiento normal de las cosas desorden público
Traducciones

desorden

puinhoop, rotzooi

desorden

nepořádek

desorden

rod

desorden

sotku

desorden

désordre

desorden

nered

desorden

散乱

desorden

엉망인 상태

desorden

rot

desorden

bałagan

desorden

röra

desorden

สภาพรกรุงรัง

desorden

bừa bãi

desorden

混乱

desorden

SM
1. (= falta de orden) [de objetos, ideas] → chaos; [de casa, habitación] → mess, untidiness
no puedo encontrar nada entre tanto desordenI can't find anything amid all this chaos
en desorden [gente] → in confusion; [objetos] → in a mess, in disorder (más frm)
la casa estaba en un desorden totalthe house was in a complete mess
poner las cosas en desordento upset things
2. (= confusión) → confusion
3. desórdenes (= alborotos) → disturbances; (= excesos) → excesses (Med) → disorders
desordenes en las comidaseating disorders

desorden

m. disorder, abnormal condition of the body or mind;
disarray, disorderliness.

desorden

m disorder
Ejemplos ?
Allí, plenamente visible a la luz del incendio, yacía el cadáver de una mujer: el rostro pálido vuelto al cielo, las manos extendidas, agarrotadas y llenas de hierba, las ropas en desorden, el largo pelo negro, enmarañado, cubierto de sangre coagulada; le faltaba la mayor parte de la frente, y del agujero desgarrado salía el cerebro que desbordaba sobre las sienes, masa gris y espumosa coronada de racimos escarlata –la obra de un obús.
Prodújose entonces un gran tumulto al entrar en la sala los recién llegados y sentarse alrededor de la mesa, y en el desorden general se vieron obligados los invitados a beber con exceso.
LAN DE CUERNAVACA Sumergida la República Mexicana en el caos más espantoso de confusión y desorden á que la han sujetado las medidas violentas con que los cuerpos legislativos han llenado este período de sangre y lágrimas, desplegando los atentados de una demagogia absoluta sobre la destrucción de la carta fundamental de tantos sacrificios ha costado, es indispensable manifestar expresamente la realidad de los votos que emiten los pueblos, para que se apliquen remedios exactos y positivos que basten á calmar los males y á destruir la existencia de las logias masónicas, que producen el germen de las divisiones intestinas.
Joaquin Vasquez, á muy poca distancia de los contrarios, con la orden á ambos oficiales de replegarse sobre sus cuerpos si les perseguía un número muy excedente, y á este de aprovechar la menor ventaja al separarse de su punto de apoyo, en un pequeño desorden.
De sus resultas retrocedieron en dispersion, dirigiendose al Cerro, á cuyo pié tenían sus cargas, mientras avanzaba de frente nuestra Infantería y completaba las ventajas de aquel desorden.
A quien leyere Para que se vea invención nueva del acierto del desorden en que la muerte y las puñaladas fueron electores del Imperio, escribo en la vida de Marco Bruto y en la muerte de Julio César los premios y los castigos que la liviandad del pueblo dio a un buen tirano y a un mal leal.
Advierte, ¡oh, Cicerón!, tu yerro: que dejas de ser traidor a tu patria en Antonio por serlo en Octavio; y que se conocerá que tu ambición y desorden excede a la de entrambos, pues quieres se conozca puedes quitar el Imperio y darle, porque reconociéndole de ti el emperador, te sea, si no agradecido, sujeto; si no vasallo, hechura; y puede ser padezcas las quejas del depuesto, y que no cobres el reconocimiento del colocado.
Ayúdame Dios mío; ayúdame a tener dinero; a tener dinero, dinero, dinero, dinero, dinero, dinero... Alguien, inesperadamente se detiene a contemplar algún escaparate luminoso e interrumpe el organizado desorden de la ciudad.
Esforzaban esto los beneficios que le debía Casio; la vida perdonada en Bruto, y el nombre de hijo con obras de padre. Prevenía la sedición del pueblo con la noticia de la maldad, que mitiga con lo lento del juicio lo impaciente de su desorden.
Alcibíades: Te juro, Sócrates, por todos los dioses, que yo no sé lo que digo, y francamente, temo que he perdido la razón, porque estas cosas me parecen tan pronto de una manera, tan pronto de otra, según tú me preguntas. Sócrates: ¿Ignoras, querido mío, la causa de este desorden?
¿Será bien gobernado un Estado sin que la amistad reine en él? ¿No hemos convenido en que por la amistad un Estado está bien regido, y que en otro caso todo es desorden y confusión?
No hay País alguno en la tierra, que no esté expuesto a sufrir la desgracia de abrigar en su seno, esos abominables monstruos, que enmascarados, con el simulado disfraz, de amor de la Religión, de la Patria y del bien público, solo intentan por su particular interés, la desorganización, la anarquía y el desorden.