deslumbrante

(redireccionado de deslumbrantes)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con deslumbrantes: deslumbrado

deslumbrante

1. adj. Que dificulta la visión hoy luce un sol vivo y deslumbrante.
2. Que ofusca o impresiona vivamente a causa de su apariencia llamativa se presentó en la fiesta con un vestido deslumbrante. impresionante, despampanante

deslumbrante

 
adj. Deslumbrador.

deslumbrante

(deslum'bɾante)
abreviación
1. que impresiona y provoca admiración Su inteligencia es deslumbrante.
2. que no permite ver con claridad Los camiones tienen luces deslumbrantes.
Sinónimos

deslumbrante

adjetivo
Traducciones

deslumbrante

dazzling, glaring

deslumbrante

abbagliante, madornale

deslumbrante

سَاطِع

deslumbrante

zjevný

deslumbrante

iøjnefaldende

deslumbrante

offensichtlich

deslumbrante

räikeä

deslumbrante

éblouissant

deslumbrante

očit

deslumbrante

いやに目立つ

deslumbrante

역력한

deslumbrante

overduidelijk

deslumbrante

blendende

deslumbrante

rażący

deslumbrante

evidente

deslumbrante

iögonfallande

deslumbrante

ชัด

deslumbrante

bariz

deslumbrante

rõ ràng

deslumbrante

明显的
Ejemplos ?
¿Quién entonces podrá del juez augusto sin mortales desmayos el rostro contemplar? de sus giradas iracundas miradas ¿Quién resistir los deslumbrantes rayos?
A nuestro lado un enorme pilar y luego otro y otros más, hasta siete pilares en la extensión de aquella enorme sala sosteniendo en la mitad de su anchura los arranques de la doble bóveda y, en torno a los cuatro primeros pilares, tiendas de comerciantes deslumbrantes de vidrios y de oropeles y, en torno a las tres últimas, bancos de madera de roble, gastados ya y pulidos por las calzas de los pleiteantes y las togas de los abogados.
Numerosas palomas descansan alrededor del departamento de la diosa; cuatro de ellas avanzan alegremente, deslumbrantes de blancura y, torciendo sus irisados cuellos, pasan la cabeza por un brillante aro de refulgente pedrería.
Para él, en efecto, el feo rostro de Ricardo tenía el mismo valor que la belleza de Julieta; coloca la sarga del proletario al lado de la seda del señor, y sólo ve los efectos escénicos que pueden sacarse de una y de la otra; se interesa lo mismo por Calibán que por Ariel, por unos andrajos que por unos atavíos deslumbrantes, y sabe reconocer la belleza artística de la fealdad.
¿Has visto, hermana mía, cuántas cosas preciosas encierra aquel palacio? ¿Cuántos adornos, cuántos deslumbrantes vestidos?, ¿qué refulgente pedrería?
El sol poniente derramaba sus últimos rayos sobre aquella deliciosa altura, reflejando sus deslumbrantes llamas en las ventanas y en las fuentes.
Sus diminutas alas, sus pequeñas flechas y todo su traje entero armonizaba maravillosamente con su carácter, y como si su señora se dirigiese a un banquete nupcial, iluminaban sus pasos con deslumbrantes antorchas.
Pero por desgracia no pasan de palabras y frases deslumbrantes; y, nosotros los orientales, no comprendemos tamaña aberración; por qué no se lleva a la práctica lo que se piensa, se habla y se escribe; porque tanta pequeñez de miras; por qué no se reúnen y analizan los elementos étnicos de la Nación para que todos contribuyan aunados a su engrandecimiento; por qué no se buscan las fuentes de riqueza del Oriente para que contribuyan al desarrollo y progreso de la industria, del comercio y al bienestar general de la República entera.
Pues venga usted conmigo, y vamos entrando por aquellos tres numeritos deslumbrantes que no saben hablar más que de iluminaciones, y de candilejas, y de colgadura, ¿y todavía sostendrán que el Correo no es literario y mercantil desde la cruz a la fecha?
Á su favorita esclava, Á la linda Berenguela que al punto repuso altiva con noble ardor y entereza: En poco tengo, Señora, tus riquezas y las mias, tu peregrina hermosura, y mi belleza espresiva; mis deslumbrantes tisúes, tus sargas y cachemiras, tus odoríferos baños, y tus desnudas mesquitas, y los mios y los tuyos tesoros y pedrerias.
Napas de agua derramábanse, azules Entre malecones rosados y verdes, A lo largo de millones de leguas, Hacia el confín del universo; ¡Eran piedras inauditas Y oleadas mágicas; eran Inmensos espejos deslumbrantes Por todo cuanto ellos reflejaban!
Pasearás del dia á los albores; y cuando á espaldas de la verde loma contemples que cercado de esplendores El limpio sol de Andalucía asoma, respirarás las auras perfumadas del oliente azahar con el aroma. Mirarás, muellemente reclinadas del vecino collado en la ladera, las deslumbrantes casas blanqueadas.