desheredado

(redireccionado de desheredada)
También se encuentra en: Sinónimos.

desheredado, a

1. adj./ s. Que es excluido de una herencia.
2. Que tiene muy pocos medios para vivir es un desheredado de la vida; ayudaba a los pobres y desheredados. pobre

desheredado, -da

 
adj.-s. Pobre, que carece de lo necesario.
Excluido de una herencia.
Sinónimos

desheredado

, desheredada
adjetivo y sustantivo
Traducciones

desheredado

disinherited

desheredado

/a SM/F los desheredadosthe dispossessed
Ejemplos ?
Los dos productos de la tierra órense, a la vez que han labrado la riqueza de la zona, muy especialmente de Machala en lo relativo al cacao, como de Pasaje, tanto como del banano; también han hecho la tragedia del pueblo órense, porque el explotador Extranjero al arrancar desde las entrañas de la cierra estos dos productos valiosos de nuestra economía; igualmente arrancaba a dentelladas las entrañas dolientes de una humanidad desheredada, sin garantías ni protección de ninguna clase.
-Ello es que formaban una pareja encantadora, rica de juventud y de gracia, propia para dar envidia a la inválida vejez, a la desheredada fealdad, al frío y misantrópico desengaño.
Y si no, vedla cómo se le sube a las barbas a su señor padre don Fernando I en su lecho de muerte: «Morir os queredes, padre, Sant Miguel os haya el alma: Mandaste las vuestras tierras A quien bien se os antojara: A mí, porque soy mujer, Dejáisme desheredada.
Contemplo, con la satisfacción de un privilegiado, á la muchedumbre desheredada que se desliza en la penumbra lanzando miradas codiciosas al banco.
Hombres de ciencia o aventureros, hombres ingeniosos o valientes, pedían ayudarles a hacer surgir de ese suelo maravillosos tesoros sobre los cuales, antes de su llegada, dormían los mismos habitantes que hoy ayudaban a descubrirlos; y con la misma liberalidad con que la naturaleza había acogido y retribuido sus afanes, retribuían ellos y acogían a los que venían a juntar sus esfuerzos a los suyos, para hacer de la desheredada Jujuy una de las hijas más afortunadas de la Argentina.
Armada de la séptuple coraza de firme voluntad el alma fuerte, el golpe esperarás con que amenaza tu inerme seno la infalible muerte, ¡oh, tú, de Adán desventurada raza, hija desheredada de la suerte!
Estos hechos fueron conocidos en la península, especialmente gracias al Diario de un testigo de la guerra de África de Pedro Antonio de Alarcón, a pesar del antijudaísmo de su autor —" raza parásita, grey desheredada y maldita, dice de los judíos que se encontró en Tetuán—, y a la novela Aita Tettauen de Benito Pérez Galdós.
Un día, Kouhei vuelve a casa y encuentra a Mizuki esperándole, visiblemente embarazada. Desheredada por su familia, pero aún rica y talentosa, acaba siendo adoptada por los padres de Kouhei.
Hernández, A. Hernández, Antonio: Manuel Mantero. Una promoción desheredada: la poética del 50. Madrid, Zero-Zyx, 1978. López-Calvo, I.
Tras el derribo de la parroquia del Buen Retiro debido a la revolución de septiembre se le dona la campana. El escritor Benito Pérez Galdós menciona la plaza en su novela La desheredada (1881).
María Celeste está convencida de que Martirio es su madre, pero se equivoca; ella es, en realidad, hija de una joven millonaria que fue desheredada en los años setenta por casarse con un músico “rockero”.
Ya antes la había mencionado en su novela La desheredada con este recorrido gastronómico: Y vuelve a citarla en Lo prohibido, otra de sus novelas ejemplares del "ciclo de la materia", con este encadenado de sugerentes incógnitas: Otra escritora contemporánea de Galdós, Emilia Pardo Bazán, en su cuento En tranvía observa y explica que "los fruteros de cristal del comedor sólo aguardan la escogida fruta o el apetitoso dulce que la dueña en persona eligió en casa de Martinho o de Prast".