desfilar

(redireccionado de desfilaron)

desfilar

(Del fr. defiler.)
1. v. intr. Ir en fila uno detrás de otro.
2. coloquial Empezar a irse las personas de un lugar. marcharse
3. Pasar un grupo de personas por delante de un sitio por algún motivo.
4. MILITAR Pasar una formación militar por delante de un superior, de una persona distinguida o de un monumento conmemorativo los soldados desfilaron ante el rey.

desfilar

 
intr. Marchar en fila.
Pasar las tropas ante el rey, un elevado personaje, etc.
fig.Salir varios, uno tras otro, de alguna parte.

desfilar

(desfi'laɾ)
verbo intransitivo
1. caminar en forma alineada y ordenada Las tropas desfilaron ante el rey.
2. fashion caminar una modelo por la pasarela para mostrar prendas de vestir Las modelos desfilaron en Milán.
3. abandonar unas personas un lugar Los invitados desfilaron hacia la salida.

desfilar


Participio Pasado: desfilado
Gerundio: desfilando

Presente Indicativo
yo desfilo
tú desfilas
Ud./él/ella desfila
nosotros, -as desfilamos
vosotros, -as desfiláis
Uds./ellos/ellas desfilan
Imperfecto
yo desfilaba
tú desfilabas
Ud./él/ella desfilaba
nosotros, -as desfilábamos
vosotros, -as desfilabais
Uds./ellos/ellas desfilaban
Futuro
yo desfilaré
tú desfilarás
Ud./él/ella desfilará
nosotros, -as desfilaremos
vosotros, -as desfilaréis
Uds./ellos/ellas desfilarán
Pretérito
yo desfilé
tú desfilaste
Ud./él/ella desfiló
nosotros, -as desfilamos
vosotros, -as desfilasteis
Uds./ellos/ellas desfilaron
Condicional
yo desfilaría
tú desfilarías
Ud./él/ella desfilaría
nosotros, -as desfilaríamos
vosotros, -as desfilaríais
Uds./ellos/ellas desfilarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo desfilara
tú desfilaras
Ud./él/ella desfilara
nosotros, -as desfiláramos
vosotros, -as desfilarais
Uds./ellos/ellas desfilaran
yo desfilase
tú desfilases
Ud./él/ella desfilase
nosotros, -as desfilásemos
vosotros, -as desfilaseis
Uds./ellos/ellas desfilasen
Presente de Subjuntivo
yo desfile
tú desfiles
Ud./él/ella desfile
nosotros, -as desfilemos
vosotros, -as desfiléis
Uds./ellos/ellas desfilen
Futuro de Subjuntivo
yo desfilare
tú desfilares
Ud./él/ella desfilare
nosotros, -as desfiláremos
vosotros, -as desfilareis
Uds./ellos/ellas desfilaren
Imperativo
desfila (tú)
desfile (Ud./él/ella)
desfilad (vosotros, -as)
desfilen (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había desfilado
tú habías desfilado
Ud./él/ella había desfilado
nosotros, -as habíamos desfilado
vosotros, -as habíais desfilado
Uds./ellos/ellas habían desfilado
Futuro Perfecto
yo habré desfilado
tú habrás desfilado
Ud./él/ella habrá desfilado
nosotros, -as habremos desfilado
vosotros, -as habréis desfilado
Uds./ellos/ellas habrán desfilado
Pretérito Perfecto
yo he desfilado
tú has desfilado
Ud./él/ella ha desfilado
nosotros, -as hemos desfilado
vosotros, -as habéis desfilado
Uds./ellos/ellas han desfilado
Condicional Anterior
yo habría desfilado
tú habrías desfilado
Ud./él/ella habría desfilado
nosotros, -as habríamos desfilado
vosotros, -as habríais desfilado
Uds./ellos/ellas habrían desfilado
Pretérito Anterior
yo hube desfilado
tú hubiste desfilado
Ud./él/ella hubo desfilado
nosotros, -as hubimos desfilado
vosotros, -as hubísteis desfilado
Uds./ellos/ellas hubieron desfilado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya desfilado
tú hayas desfilado
Ud./él/ella haya desfilado
nosotros, -as hayamos desfilado
vosotros, -as hayáis desfilado
Uds./ellos/ellas hayan desfilado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera desfilado
tú hubieras desfilado
Ud./él/ella hubiera desfilado
nosotros, -as hubiéramos desfilado
vosotros, -as hubierais desfilado
Uds./ellos/ellas hubieran desfilado
Presente Continuo
yo estoy desfilando
tú estás desfilando
Ud./él/ella está desfilando
nosotros, -as estamos desfilando
vosotros, -as estáis desfilando
Uds./ellos/ellas están desfilando
Pretérito Continuo
yo estuve desfilando
tú estuviste desfilando
Ud./él/ella estuvo desfilando
nosotros, -as estuvimos desfilando
vosotros, -as estuvisteis desfilando
Uds./ellos/ellas estuvieron desfilando
Imperfecto Continuo
yo estaba desfilando
tú estabas desfilando
Ud./él/ella estaba desfilando
nosotros, -as estábamos desfilando
vosotros, -as estabais desfilando
Uds./ellos/ellas estaban desfilando
Futuro Continuo
yo estaré desfilando
tú estarás desfilando
Ud./él/ella estará desfilando
nosotros, -as estaremos desfilando
vosotros, -as estaréis desfilando
Uds./ellos/ellas estarán desfilando
Condicional Continuo
yo estaría desfilando
tú estarías desfilando
Ud./él/ella estaría desfilando
nosotros, -as estaríamos desfilando
vosotros, -as estaríais desfilando
Uds./ellos/ellas estarían desfilando
Traducciones

desfilar

parade, to parade, file

desfilar

parader

desfilar

sfilare

desfilar

Parade

desfilar

парад

desfilar

parade

desfilar

desfile

desfilar

Парад

desfilar

Průvod

desfilar

Parade

desfilar

パレード

desfilar

퍼레이드

desfilar

VI
1. (Mil) → to parade
desfilaron ante el generalthey marched past the general
2. (= pasar) → to come, pass by
por su despacho han desfilado muchos acreedoresmany creditors have passed through his office
según acababan, iban desfilando por la puertaas they finished, they filtered out of the door
3. [modelo] → to model
nunca he desfilado con ropa de ArmaniI've never modelled Armani clothes
Ejemplos ?
Habíamos llegado a Santa María y tuvimos que guarecernos en el cancel de la iglesia para dejar la calle a unos soldados de a caballo que subían en tropel: Eran lanceros castellanos que volvían de una guardia fuera de la ciudad: Entre el cálido coro de los clarines se levantaban encrespados los relinchos, y en el viejo empedrado de la calle las herraduras resonaban valientes y marciales, con ese noble son que tienen en el romancero las armas de los paladines. Desfilaron aquellos jinetes y continuamos nuestro camino.
Yo me aposté en la plaza de Bib-rambla, cerca del Zacatín, y pocos momentos después desfilaron ante mis ojos corporaciones, cofradías, niños de la Inclusa, cruces parroquiales y toda la brillante comitiva que sigue y precede al Santísimo Sacramento.
Ese mismo día el cuerpo aún tibio de la criatura estaba en poder del cuatrero y mientras la madre regresaba a la choza, llevando atada en las puntas de un pañuelo las monedas fruto de la venta, él, el padre, daba principio bebiéndose un gran vaso de aguardiente, a la celebración del velorio. Luego desfilaron por su cerebro los detalles de la orgía, esa vergonzosa bacanal en que tomara parte tan activa.
Sin embargo, irían más lejos en su carrera desenfrenada de soberbia y de burla a la Soberanía, aquellos hombres calificados de próceres orientales en la historia clásica, acaso porque en la República casi todos ellos desfilaron por Ministerios y Cámaras y alguno llegó hasta la primera magistratura.
De nuevo desfilaron por su cerebro, en procesión interminable, los días felices en el hogar y en la escuela, y los de luto y dolor que le siguieron; la trágica muerte del padre, víctima de un accidente en un taller de mecánica, y el fallecimiento de la madre que, incapaz de soportar las fatigas de un trabajo excesivo, iba a reunirse al amado esposo en el camposanto, dos meses después.
Logramos organizar un poderoso partido que se adueñó de la opinión de manera tan cabal como pudo verse cuando el 10 de noviembre, un domingo antes de las elecciones, desfilaron por todos los pueblos y ciudades de la República los millares, los millones de nuestros partidarios.
En la primera hora de quietud pensativa volvieron a mi mente escenas del pasado, fantasmas de los años muertos, recuerdos de lecturas remotas; luego lo particular cedió a lo universal; algunas ideas generales, como una teoría de musas que llevaran en las manos las fórmulas del universo, desfilaron por el campo de mi visión interior.
Ante sus ojos desfilaron imágenes caleidoscópicas y fantasmales que se diluían en el cuadro de un vasto abismo de insondable negrura, en donde giraban astros y mundos aún más tenebrosos.
Hubo que complacerle, y desfilaron ante nuestra sensibilidad los furiosos pasionales, los perseguidos, las histéricas sobreagudas, los inventores del movimiento continuo y de barcos submarinos perfectos, los megalómanos que se creen emperadores y archimillonarios, y las delirantes que se jactan de que las pretende el rey...
Ante aquel concurso lucidísimo se celebró según los ritos el desposorio; las caracolas, los gumuces, los atambores, resonaron estrepitosa y alegremente en torno del palacio; en la pagoda fueron inmoladas en sacrificio gacelas y vacas, y desfilaron ante el pórtico, en vistosa muestra, las tropas, carros, caballos, elefantes con sus torres, arqueros, infantes, el ejército entero del rey.
Comparsas, acomodadores, mozos de los casinos y Sociedades y hasta algún criado de casa particular -el de Nicolás Darío, verbigracia-, desfilaron, dejando a los pies de la Duchesini, ya unos ramilletes colosales, como ruedas de molino, con luengas cintas de seda y rótulos en letras de oro, ya coronas de follaje artificial.
Cuando desfilaron los últimos colegiales y quedó desierta la antecámara, miré instintivamente hacia la puerta de la alcoba, y vi a la Princesa que salía rodeada de sus hijas, enjugándose los ojos con un pañuelo de encajes.