desfigurado


También se encuentra en: Sinónimos.
Sinónimos

desfigurado

, desfigurada
adjetivo
deforme*, disforme, informe, desproporcionado, cadavérico. armónico, proporcionado.
Cadavérico resulta una forma hiperbólica de referirse al aspecto transformado de una persona, poniendo el acento en la desmejora o deterioro que conlleva tal transformación. Desfigurado se aplica, además, al aspecto que presenta un muerto.
Traducciones

desfigurado

ADJ [persona] → disfigured; [sonido, voz, sentido, realidad] → distorted; [foto] → blurred
Ejemplos ?
HEMOS PROCEDIDO POR ENCIMA DE LAS LEYES EN VIGOR, SIN CAMBIARLAS EN SU ESENCIA; LAS HEMOS DESFIGURADO MEDIANTE INTERPRETACIONES CONTRADICTORIAS CON LAS QUE HEMOS CONSEGUIDO RESULTADOS PRODIGIOSOS.
Le anunciaremos que nacerá pequeño, como una raíz de una tierra seca que no tiene forma ni hermosura le vimos y no tenía figura ni gracia, sino que su figura era la más abatida y fea de todos los hombres; un hombre todo llagado y acostumbrado a tolerar dolencias, porque su rostro estaba desfigurado y él afrentado, sin que ninguno hiciese estimación de él.
Volvemos en esta ocasión a anotar esta clase de datos falsos que nos ha dado Andrade, Orellana, Madero y otros seguidores, indudablemente, con estos datos han desfigurado lamentablemente el sentido exacto de la Historia de nuestros pueblos orenses, para encontrarnos ahora frente a una época de dudas e incertidumbres, que estamos tratando de salvarlas en forma oportuna y tinosa pedagógicamente, con datos ciertos sobre las verdades históricas distorsionadas por los falsos historiadores, buscando, además, la manera de canalizarlas comprensiblemente en las conciencias de las nuevas generaciones.
Mientras me miraba de frente la vi palidecer, y la cicatriz de la antigua herida se destacó profundamente sobre el labio desfigurado, prolongándose sobre el otro y bajando oblicuamente hacia la barbilla.
Estás horriblemente desfigurado y pálido y tienes un aire de crápula, que a no conocerte me haría pensar horrores de ti..., agregó familiarmente y después de conversar conmigo y media hora en el cuarto de fumar, donde dos yanquis atléticos y sanguíneos infectaban el aire con el humo de sus cigarrillos de Virginia y se envenenaban sistemáticamente con whisky, oloroso a petróleo, me obligó a vestirme y a acompañarlo a una conferencia de historia que daba esa noche una notabilidad local.
«Toronja» sirvió para designar un desgraciado a quien la viruela había dejado completamente desfigurado, poniéndole la cara tan abotagada y plagada de costurones, que ni los ojos casi se le veían; varios «chuecos», como fácilmente se comprende, había en este surtido de jinetes natos; ni faltaban, entre tantos hombres de lazo, los «rengos», y sobraban los «mancos».
Lenta fue la convalecencia, y el viejo usurero anduvo en muletas más de dos meses. Cuando pudo valerse por su pie, estaba tan consumido y desfigurado, que en la aldea no le conocían.
90 Como que de los dioses el padre, el fraude y los perjurios de los Cércopes un día aborreciendo y las comisiones de esa gente dolosa, en un desfigurado ser a sus varones mutó, de modo que igualmente desemejante al humano y semejantes parecen, y sus miembros contrajo, y sus narices, de la frente remangadas, 95 aplastó y de arrugas roturó de vieja su cara, y velados en todo el cuerpo de un dorado vello los mandó a estas sedes y no dejó antes de arrebatarles el uso de las palabras y, nacida para los perjurios, de su lengua.
-preguntó malignamente. Porque don Juan venía desfigurado, era otro. Moreno como un puchero de barro, grises las barbas y asimismo el cabello, cubierto un ojo con una viserilla a lo Éboli -se lo había vaciado una flecha-, apenas le reconocía su esposa, sublevada de pronto, ansiosa de negar que aquel pudiese ser su dueño...
El odio implacable y resuelto que animaba su voz, la fría amargura y la rabia contenida de su tono, me la hacían tan presente como si hubiera estado frente a ella. Veía, sin verlos, aquellos ojos negros que despedían llamas; aquel rostro desfigurado por la cólera.
Palabras absolutamente inventadas por el pueblo que las usa, o por lo menos en las cuales se ha perdido enteramente el rastro que podía conducir a su origen, porque el uso las ha desfigurado, como trasto, palo, riqueza, etc.
Una explosión de risas saludó la cuchufleta que hizo palidecer de rabia el desfigurado rostro del obrero, quien paseó a su alrededor la mirada de fiera acorralada en la que brillaba la llama sombría de una indomable resolución.