desenvainar la espada

Traducciones

desenvainar la espada

impugnare la spada
Ejemplos ?
Respecto a los ataques, han variado bastante, ya que, gracias al hecho de que Yoshimitsu tiene dos espadas, éste podrá realizar muchos más comandos, por no mencionar que en Tekken 6, Yoshimitsu podrá luchar cuerpo a cuerpo o con espada (se podrá envainar y desenvainar la espada).
No confundir este estilo con el tiro con arco a caballo o Yabusame. Se denomina battōjutsu a las técnicas de desenvainar la espada y cortar.
Aparece en las mazmorras. Está en el aire. No te hará daño tocarlo, pero no podrás desenvainar la espada durante un tiempo, así que ten cuidado. 110.
Ella en el lado del evangelio, bajo un arco apuntado torreado al exterior y con manzana en la diestra. Él, con la cabeza sobre almohada, actitud de desenvainar la espada, piernas cruzadas, espuelas y su perro a los pies.
A su lado una mesa puesta con manjares, y un juglar con jubón ajedrezado, se intenta esconder debajo. Un caballero hace ademán de desenvainar la espada, intentando defenderse de lo irremediable.
Atacaban en un galope tendido, disparaban con una pistola a veinte pasos y otra vez con una segunda pistola a cinco pasos para entonces desenvainar la espada.
En uno de sus lugares de trabajo, en una fábrica, asistió a las clases diarias de Shorinji Kenpo que se dictaban en el descanso del mediodía. De la misma forma se dedicó al Iaidō, el arte de desenvainar la espada.
de alto, y articulados en las rodillas, se mueven con la ayuda de dos varillas: la principal, de hierro, está unida a otra que atraviesa la cabeza del Pupi; mientras la mano derecha manipula la otra varilla, también de hierro, que lleva además el recurso de "un hilo para poder envainar y desenvainar la espada".
La caballería de Enrique I de Borbón-Condé durante las Guerras de religión de Francia adelantaba en línea el paso de la infantería y se detenía a 10 m de distancia del enemigo para hacer fuego, antes de desenvainar la espada.
Era el uno considerar que le convenía hacer hazañas que le hiciesen merecedor de Isabela, y el otro que no podía hacer ninguna si había de responder a su cathólico intento que le impedía no desenvainar la espada contra cathólicos; y si no la desembainaba había de ser notado de christiano, o de cobarde, y todo esto redundaba en perjuicio de su vida y en obstáculo de su pretensión.
En fin este genio superior quiere hacer entender á sus vécinos lo que se principia á comprender en Europa, que las opiniones metafísicas incomprehensibles, que son las hijas de la necedad, son tambien las madres de la discordia; y que la Iglesia, en lugar de decir: Vengo á traer la cuchilla y no la paz, debe decir públicamente: Traigo la paz y no la cuchilla. Y asi es que la emperatriz no quiere desenvainar la espada, sino contra los que quieren oprimir á sus disidentes.
Sólo ellos, decían, habían sido derrotados sin recibir una sola herida, sin que se usase una sola arma o sin combatir ni una batalla, no se les había permitido desenvainar la espada o cruzarla con la del enemigo; el valor y la fuerza habían sido en vano.