desentendido


También se encuentra en: Sinónimos.

desentendido, a

adj. Que finge no darse por aludido cuando se le llama cuando le conviene, se hace el desentendido.
Traducciones

desentendido

ADJ hacerse el desentendidoto pretend not to notice
se hizo el desentendidohe didn't take the hint
no te hagas el desentendidodon't pretend you haven't heard
Ejemplos ?
Pero sólo el patrón pudo entender lo que decía y lo miró de pies a cabeza, como si quisiera medirle encima del cuerpo la siniestra intención de aquel comentario. Él se hizo el desentendido y después de haberse incorporado y desperezado con unos movimientos largos y lentos dijo: —Bueno.
Peralta, como era un hombre tan desentendido pa todas las cosas y tan parejo, no le dió mal ni se quedó pasmao, sino que muy tranquilo se puso a pensar a ver qué pedía.
-exclamó el chismoso dando un brinco. Pero el obispo se hizo el desentendido y continuó como hablando consigo mismo: -¡Pobrecito padre de familia!
No había qué hacer con la indómita: ni por las buenas, ni por las malas, ni haciéndose el desentendido, sacaba de ella el pobre Maestro cosa de provecho.
Abstenerse, hacerse el desentendido, desoír el llamado de la patria, es tanto como convertirse en cómplice, en responsable de las faltas, del retraso y de los grandes males que podrían evitarse mediante la debida capacitación de las masas.
Peralta, tan desentendido como si no hubiera hecho nada, se fué yendo muy despacio, hasta que s'encontró con los tuneros del caminito del Cielo.
-¡Ah!... ...Arriba, Romualdo Pita Santos, desentendido del muerto, se preocupaba exclusivamente del temé-en-pie. Hablándole a un peón le decía: -Búsqueme, Pintado, unah gayinah gordah.
Estaba pálida como la muerte. Quedamos solos, y quiso hablarme del vals. Yo me hice el desentendido. Para mí, aquello había sido...
-¡Alto ahí, cabeza de chorlito! -atajó el tío, que no podía hacerse el desentendido ya-. ¡A ver, a ver, despacio; ojo, fíjate que no soy tonto, aunque no sea sabio como su merced!
"¿Onde te sacates ese entierro, hombre Peralta?, le decía uno. "Este se robó el correo", decían otros en secreto; y Peralta se quedaba muy desentendido.
Ventura se lo agradeció en el alma: le echó mil bendiciones con el arco; y aunque haciéndose el desentendido, con una coquetería de artista, se esforzó cuanto pudo, tocó lo mejor que supo; y todo aquello iba dedicado al subteniente, a quien aparentaba no ver siquiera.
Conocía don Félix el amor de su prima, y como tenía tan llena el alma del mío, disimulaba cuanto podía, excusando el darle ocasión a perderse más de lo que estaba, y así cuantas muestras doña Adriana le daba de su voluntad, con un descuido desdeñoso se hacía desentendido.