desenfrenado

(redireccionado de desenfrenada)
También se encuentra en: Sinónimos.

desenfrenado, a

1. adj. Que no tiene moderación ni control le embarga una pasión desenfrenada. desatado, desmadrado, disparatado moderado
2. adj./ s. Que se comporta con desenfreno.

desenfrenado -da

 
adj. Díc. del comportamiento, lenguaje, etc., sin moderación ni contención.
Sinónimos
Traducciones

desenfrenado

unbändig, wild, zügellos

desenfrenado

ongebreidelde

desenfrenado

肆无忌惮

desenfrenado

肆無忌憚

desenfrenado

uhæmmet

desenfrenado

ADJ [persona] → wild, uncontrolled; [apetito, pasiones] → unbridled
Ejemplos ?
Parecíate cosa indigna que porque resistió una injusta ley le hubiesen despojado de la garnacha en el tribunal, y que arrastrado por las manos de la parcialidad sediciosa, hubiese sido llevado desde el lugar donde oraba hasta el arco Fabiano, sufriendo malas razones, y ser escupido, con otras mil contumelias de aquella loca y desenfrenada muchedumbre.
Todos sentimos que el libre juego de las fuerzas económicas, la tendencia desordenada y desenfrenada por las posesiones y el poder por parte de los individuos aislados, ya no conducen de manera automática hacia una solución tolerable del problema.
Sin embargo, irían más lejos en su carrera desenfrenada de soberbia y de burla a la Soberanía, aquellos hombres calificados de próceres orientales en la historia clásica, acaso porque en la República casi todos ellos desfilaron por Ministerios y Cámaras y alguno llegó hasta la primera magistratura.
El Presidente de la República ha dado un paso más en la desenfrenada persecución política que lo hará notable en la triste historia de este tiempo, iniciando una acción ante los Tribunales de Justicia, pidiendo mi desafuero para que, desde este recinto, se deje de escuchar mi crítica a las medidas de represión que formarán el único recuerdo de su paso por la historia de Chile.
La noche era oscura como boca de lobo; arreciaba una tempestad tan desenfrenada, que las telas volaban de los tejados, y los árboles del jardín de los esqueletos se doblaban como cañas al empuje del viento.
¿Quién hay de tan soberbia y desenfrenada arrogancia que en esta inevitable necesidad de la naturaleza (que produjo todas las cosas a un mismo fin) pretenda que él y los suyos hayan de ser exentos, queriendo libertar alguna casa de la ruina que amenaza a todo el orbe?
«Entre las taras del capitalismo liberal, la Iglesia lamenta especialmente las nefastas consecuencias, en las costumbres públicas y privadas, debidas a la búsqueda desenfrenada del dinero.
Una interrogación inmensa surge en el horizonte mexicano, cual si fuera flamígero cometa aproximándose a nosotros en carrera desenfrenada.
En aquel instante, un trueno aun más espantoso todavía que todos los que hasta aquel momento se habían oído, presidido de un luminoso y prolongado relámpago, de esos truenos que parecen hacer pedazos el firmamento, de esos relámpagos que cruzan la esfera en todas direcciones, y van dejando un rastro de fuego en sus caprichosas ondulaciones, conmueve de espanto la desenfrenada multitud.
Cierto que no eran dotes para cautivarnos y aficionarnos al género a que decían pertenecer semejantes insulseces: fastidiados acaso de aquella desenfrenada libertad que de ser siempre malos tenían nuestros poetas, los primeros que se atrevieron a chocar con los usos dramáticos establecidos hubieron de arrojarse en brazos de la regularidad clásica, que, si bien podía no abundar en bellezas de tanto resalte, les garantizaba a lo menos la ausencia de las monstruosidades que a nuestra escena se agolpaban.
El período en que ocurrieron los acontecimientos de que me ocupo fue el posterior al final del reinado de Catalina B, mientras su hijo Pablo, tras suceder a la disoluta soberana, permitía que su corte, ya contaminada por el descarado libertinaje de su madre, se revolcara en los vicios sin restricciones que ella había inculcado, y que continuara --siguiendo su propio ejemplo y estímulo - la inmoralidad desenfrenada de sus nobles; concretamente, los años 1796 y 1797.
No comprendí, y aún hoy no lo comprendo, cómo había sucedido todo. Me propuse no bajar más al alegre e inocente mundo con este corazón lleno de pecados y de desenfrenada ansiedad.