desenfilada

desenfilada

1. s. f. MILITAR Acción y resultado de poner o ponerse a cubierto de los tiros del enemigo.
2. avanzar en desenfilada de hombre de pie o tendido MILITAR Avanzar detrás de un obstáculo hasta que una persona de pie o tendida sea descubierta por un observador situado al otro lado de la pendiente.
Ejemplos ?
Un tanque colocado justo detrás de la cresta de una colina ("desenfilada"), expone solamente la parte superior de su torreta, con el cañón y los sensores, apuntando al enemigo, dejando el blanco expuesto más pequeño posible al enemigo, mientras que esto le permite todavía enfrentarse al enemigo al otro lado de la colina.
Aparecieron entonces las defensas internas como los patillos de La Mota o Puebla de Sanabria, con una segunda puerta desenfilada o en codo respecto a la primera, inalcanzable para la artillería asaltante, y un muro dotado de troneras, que cortaba y repelía el tiro frontal que hubiese derribado la primera puerta.
El M901 es un M113 A1 ó A2, dotado de una torre con dos lanzadores TOW elevables, que permite disparar en desenfilada con sólo la cabeza del lanzador expuesta; la torre puede girar en 360°, y su rango de elevación va de +34° a -30°.
Como el resto del fuerte, y a pesar de encontrarse al frente menos peligroso (la garganta), la puerta también está en desenfilada y se accede mediante una rampa descendente.
Todo el perímetro de la plataforma rectangular estaba cubierto con una fila de sacos de tierra, que apenas cubría á la tropa hasta media pierna; se habían colocado para desfigurar el terreno, más bien que para defensa de los proyectiles del enemigo, pues toda era zona desenfilada.
Son proyecciones para visualizar las articulaciones temporomandibulares, denominadas transcraneales o de Schuller. Lateral desenfilada: permiten observar un lado de la mandíbula desproyectando el contralateral.
Con el nombre de desenfilada se redujo a reglas generales el arte con que Vauban, situando sus obras en planos que pasasen por encima de todas las alturas que pudieran dominarlas, protegen sus fortificaciones de los fuegos directos y el admirable método de levantar el plano de un terreno elevado por curvas horizontales permitió poder trazar una fortificación tanto en el interior de un gabinete como sobre el mismo terreno.
Esta forma de organizar los accesos con la intención de mostrar al exterior la riqueza del edificio convive todavía en la época con la contraria, la colocación desenfilada de las portadas con dirección a un rincón del patio preservando el interior de su visión desde el exterior.
La puerta principal, la del oeste está bien custodiada por la torre del homenaje. Es una puerta desenfilada (o puerta en codo), propia de las entradas defensivas.
Desde la puerta principal -la puerta oeste- se llega al camino de liza y de allí a la segunda puerta perteneciente al segundo recinto, desenfilada respecto a la primera.