desenfadado

(redireccionado de desenfadada)
También se encuentra en: Sinónimos.

desenfadado, a

1. adj. Que es o se comporta de modo informal, distendido o relajado a pesar de su cargo, es un hombre muy desenfadado. espontáneo serio
2. Se aplica al lugar o sitio que es ancho y espacioso.

desenfadado, -da

 
adj. Desembarazado, libre.
Tratándose de un sitio o lugar, ancho, espacioso, capaz.

desenfadado, -da

(desenfa'ðaðo, -ða)
abreviación
persona que se comporta de modo informal, desinhibido Viste con un estilo muy desenfadado.
Sinónimos

desenfadado

, desenfadada
adjetivo
2 desenvuelto, donairoso, gracioso, alegre, jacarandoso, airoso.
Tratándose de un estilo o de un trato interpersonal que inciden en la naturalidad o en la espontaneidad.
Traducciones

desenfadado

ADJ
1. [aire, carácter] → free, uninhibited
2. [persona] (= despreocupado) → free-and-easy, carefree; (= desenvuelto) → self-confident; (= descarado) → forward; (en el vestir) → casual
3. [espacio] → free, unencumbered
Ejemplos ?
Carlos Lozano, con su peculiar estilo, se hizo cargo de la presentación de las tres primeras ediciones del concurso, las emitidas por TVE entre 2001 y 2004. Se hace famoso por su imagen desenfadada y sus coletillas "mi niña", "guapísima", "a triunfar", etc.
Este disco, que combina producciones de artistas nacionales y extranjeros, se caracteriza por un cambio drástico en cuanto a sonido respecto a sus anteriores trabajos, con claras influencias de la música electrónica y una actitud más desenfadada.
Dream on es, a juicio de los propios integrantes de Depeche Mode, uno de sus temas mejor logrados con su forma de electroacústico y una letra desenfadada; igual que la propia Freelove, la cual ellos mismos consideran una de sus mejores baladas en mucho tiempo; mientras por ejemplo el tema Breathe es en verdad el más intrascendente de toda la colección; o al extremismo total con la canción I Am You que algunos de sus seguidores consideraron de las mejores en toda su historia.
Bien desenfadada se mostró la sospecha de César, cuando al entrar en el Senado, y viendo a Spurinna, astrólogo, que le había amenazado, le dijo: "Spurinna, hoy son los idus de marzo".
Este don Lope, que espanto De las cortesanas era, Su oro gastaba en secreto Pródigamente con ellas, Y a pesar de su faz torva, De su voz ronca y severa, Y de su amor a las leyes Y timorata conciencia, Se le bailaban los ojos Al dar con una mozuela Morenilla y vivaracha, Desenfadada y resuelta; Y como hiciese su encuentro Por alguna callejuela Excusada y solitaria, Fingiendo tomar las señas De cualquier casa, tendía Por el embozo tras ella Los encandilados ojos, ¡Y qué cintura!, ¡qué pierna!
En sus ojos verdes, sombreados por largas pestañas, había una expresión desenfadada y picaresca, y su boca de labios rojos y sensuales mostraba al reír dos hileras de dientes blancos que envidiaría una reina.
Iba y venía la diva por las tablas, zarandeando ese traje de Rosina que parece imponer la viveza de los movimientos, el donaire en el andar y toda la desenfadada y clásica gracia española.
-Eso no, señor galán -respondió Preciosa-: sepa que conmigo ha de andar siempre la libertad desenfadada, sin que la ahogue ni turbe la pesadumbre de los celos; y entienda que no la tomaré tan demasiada, que no se eche de ver desde bien lejos que llega mi honestidad a mi desenvoltura; y en el primero cargo en que quiero estaros es en el de la confianza que habéis de hacer de mí.
El 8 de septiembre de 1785, día en que celebra la iglesia la Natividad de la Virgen Santísima Nuestra Señora, en vez de acudir al templo a rezar sus devociones, la desenfadada María Antonia Fernández bajó a pasear en el Prado, a provocar a los galanes y a escandalizar, según tenía de costumbre.
Su segunda novela, La aventura de Marta Abril (México: Stylo, 1953), es una biografía desenfadada de un bellezón ligero de cascos, en la mejor tradición de la picaresca, en las antípodas del apocado y dubitativo Hamlet García de su obra mayor.
Iniciado en el círculo del periódico catalán La Dinastía, lo mismo se anunciaba en las sesiones culturales del Ateneo barcelonés que colaboraba en un periodismo ligero, del corazón, dedicado a las mujeres; llevaba una sección desenfadada en La Vanguardia (1887-1888) titulada «Damas y Salones» en la que incluso adquirió reputación como gacetillero esnob y crítico literario y de arte, o en El Imparcial o El Liberal de Madrid, medios en los que continuó escribiendo sobre arte, cultura y política.
Es un personaje con un fondo muy humano y muy noble, tolerante, desenfadada, franca, no aceptaba derechos ni prácticas sociales.:Lulú siente, al igual que Andrés, esa ternura por los seres desvalidos; es sincera, tiene el afán de analizarlo todo...