desdeñoso

(redireccionado de desdeñosa)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con desdeñosa: desdeñosamente

desdeñoso, a

1. adj./ s. despectivo Que expresa indiferencia o desdén desdeñosa y desengañada se acercó a él con orgullo. desdeñante,
2. ANATOMÍA Se refiere al músculo recto externo del ojo.

desdeñoso, -sa

 
adj.-s. Que manifiesta desdén.
Sinónimos
Traducciones

desdeñoso

schnöde

desdeñoso

ADJscornful, disdainful
Ejemplos ?
RODRIGO. Aquí vengo a buscar el sosiego que necesito. (Siéntase.) ¿Qué me decís de mi desdeñosa? MARGARITA. ¿Me permitiréis que hable con toda franqueza?
Fray Ambrosio le interrumpió con autoritaria y desdeñosa burla: —¿Ilustre e imberbe guerrero, tú oíste hablar alguna vez de un tal Don Tomás Zumalacárregui?
Y Antonio mira ansioso y temblando de emoción a la quinquillera, la cual, tras arrojar sobre él una mirada desdeñosa, responde: -No.
El negro, oteado, cantaba en la noche la música de su corazón, solo y desconocido, entre las olas y las fieras. El campesino, el creador, se revolvía, ciego de indignación, contra la ciudad desdeñosa, contra su criatura.
Antonio, sin piedad, acababa de pisotear su amor propio; sin querer, habíale dicho que era tanto el desprecio hacia ella de Trini, que ni siquiera se dignaba pronunciar su nombre, y al sentir el trallazo, todos sus treinta años de poderío y de dictadura entre los hombres de más cartel se le incorporaron en el corazón y exclamó, entre iracunda y desdeñosa: -Pos cuando quieras te vas con tu Trini, que yo en mi casa miento a quien quiero, ¿sabes tú?
Lo que el Niágara cuenta; las voces del torrente; los gemidos del alma humana; la majestad del alma universal; el diálogo titánico entre el hombre impaciente y la naturaleza desdeñosa...
En cuanto a Andrés, a juzgar por su resuelto continente y por su sonrisa desdeñosa, puede asegurarse que acaricia la ilusión de construir por su cuenta, a su vuelta de América, un barrio tan elegante y monumental como el que va recorriendo.
Y me río muy descuidado de la desdeñosa compasión con que hoy se mira a los tiempos de nuestros padres, porque éstos, en los suyos, también se reían de los de nuestros abuelos, que, asimismo, se rieron de los de sus antepasados; del mismo modo que nuestros hijos se reirán mañana de nosotros; porque, como es público y notorio, las generaciones, desde Adán, se vienen riendo las unas de las otras.
—Bueno, es que me olvido; ¡se acabó! No lo hago a propósito. Ella se sonrió, desdeñosa: —¡No, no te creo tanto! —Ni yo, jamás, te hubiera creído tanto a ti.
«El señor Carnerero, habiéndole caído en las manos la ridícula producción del pobre autor criticuelo, se permite contra el tonto papelucho que quiere escalar su edificio toda clase de picias para constatar las observacioncillas de estudiantillo que los enemiguillos del Correo alaban en el Duendecillo pigmeo». EL DUENDE.- ¡Oh, y qué cosa tan desdeñosa!
Yo, únicamente, que he pasado por las dos épocas, comprendo cuánta verdad encierra lo que le estoy diciendo: para que usted lo comprendiera del mismo modo, sería preciso que tocase y palpase aquello cuyo recuerdo le merece tan desdeñosa compasión...
Verdad es que entre los insurrectos y los voluntarios que los van destruyendo no puede haber nada de común, ni a los dos se les puede medir con un mismo rasero; y, por consiguiente, nada más natural en el hombre que protege la retirada de ciertos jefes de los primeros con salvoconductos especiales que la conducta desdeñosa que observa con los segundos, aun cuando éstos peleen bajo su bandera.