desdeñar

(redireccionado de desdeñaba)
También se encuentra en: Sinónimos.

desdeñar

(Del lat. dedignari, rehusar como indigno.)
1. v. tr. Tratar con desdén o indiferencia desdeñaba a la servidumbre y subordinados. despreciar
2. Desestimar o desechar una cosa no hay que desdeñar esa posibilidad. rechazar

desdeñar

 
tr. Tratar con desdén [a una persona o cosa].
prnl. Tener a menor el hacer o decir una cosa.

desdeñar

(dezðe'ɲaɾ)
verbo intransitivo
desestimar o dejar de lado una cosa Desdeñó las amistades que aparecieron con el éxito.

desdeñar


verbo transitivo
encomiar menospreciar, tratar con indiferencia No hay que desdeñar al enemigo pequeño.
Sinónimos

desdeñar

transitivo
por encima encima del hombro (col.), desatender*, dar calabazas (col.), desestimar, menospreciar, desairar*, despreciar*, vilipendiar, desechar. atender, apreciar.
Desdeñar supone en todos los casos una actitud altiva.
Traducciones

desdeñar

dédaigner

desdeñar

verachten

desdeñar

A. VT
1. (= despreciar) → to scorn, disdain
2. (= rechazar) → to turn up one's nose at
B. (desdeñarse) VPR desdeñarse de hacer algoto scorn to do sth, not deign to do sth
Ejemplos ?
La cantina de Pepete era el lugar de tertulia de los seis u ocho notables del pueblo, y de vez en cuando el padre cura no desdeñaba honrarla con su presencia, aunque las gracias del andaluz no le caían muy en gracia.
Al regresar a Malaterra supo que el rey había muerto en una batalla y que mandaba su hijo, mancebo muy querido del pueblo, porque, sin ser tan aficionado a guerras como su padre, era valeroso e instruido, y no se desdeñaba de trabajar por sus manos ni de aprender continuamente.
Y sin embargo era Murillo tan modesto, que no desdeñaba las correcciones de qualquiera: su desconfianza le retraía de pintar en público; y quando la Corte de Carlos II quiso llamarle para Pintor de Cámara, él se excusó con su edad avanzada, que no le permitía ya ser útil.
Y muchos de ellos, menos respetuosos que Nuño, y, con muchísima menos fe en la probada austeridad y virtud de la alcaidesa, afirmaban, con más malicia que respeto, que aquella ilustre dama no desdeñaba las pretensiones del misterioso cautivo casi adolescente.
Amé a una muchacha rubia y poética; una especie de celestial aguamarina. Dábale por el canto y por la costura; no desdeñaba los deportes; pedaleaba gallardamente en bicicleta.
¡Ah! que hoy suspira, de un retrato esclava, la que a todos los hombres desdeñaba. Ardía todo Lima en sus amores; do quier seguían sus esquivas huellas más amantes que Mayo cría flores o noche de verano enciende estrellas; pues la que ansiaban tantos amadores, la que envidia causaba a las más bellas, hoy en profunda soledad se mira y sólo triste compasión inspira.
don Nicolás Rivas, el estanciero más rico del partido, que cuando iba a su otra estancia, la de afuera, desdeñaba de tomar el tren, y se iba, solo o con la familia, haciendo arrear por delante veinte caballos gordos, para mudar por el camino, atándolos de a cinco por turno: uno en las varas, dos a los lados, con balancines, y dos por delante?
La esquila y la cosecha de alguna plantación de maíz, proporcionaban también recursos pasajeros, y don Santiago no desdeñaba de trensar algún par de riendas, ocupación tan apropiada a su cuerpo de gigante, como al de un buey, el arrastrar un carretilla.
Su austeridad y su zelo se desplegaron entonces de una manera mas enérgica, y su eloqüencia dulce y abundante, adquiriéndole el amor y veneración del pueblo, y la estimación y respeto de la Corte, le introduxo en la carrera de aquellos honores y dignidades que tan sinceramente desdeñaba.
El pueblo que en Cabildo abierto lo había aclamado libertador, que lo llamó el muy magnífico y que lo obligó a continuar en el cargo de gobernador, ya que él desdeñaba el trono con que le brindaran, ese mismo pueblo le negaba un año después el contingente de sus simpatías.
Mi soberbia rehusaba su sencillez, y mi agudeza no penetraba sus interioridades. Y es que ella crece con los pequeños, y yo desdeñaba ser pequeño y, engreído con el fausto, me creía grande»(58).
En fin, difícilmente encontrarás una tierra que esté habitada aún por sus indígenas: todas las cosas se han mezclado y están amontonadas unas sobre otras; unos pueblos han sucedido a otros. Este ha deseado lo que desdeñaba aquél: el uno fue desterrado de donde lanzó al otro.