desdén


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con desdén: desaire, lozano

desdén

1. s. m. Desprecio o indiferencia con que se trata a una persona le trató con desdén; la miró de arriba a abajo con desdén. desaire, desapego, menosprecio
2. al desdén loc. adv. Con descuido sólo aparente.

desdén

 
m. Indiferencia y despego menospreciativos.
Al desdén loc. adv. Al descuido; con desaliño afectado.

desdén

(des'ðen)
sustantivo masculino
sentimiento de desprecio o desapego Ni la miraba cuando hablaban, actuaba con desdén.
Sinónimos

desdén

sustantivo masculino
1 indiferencia, menosprecio, desprecio, humillación, desaire, desatención, desestimación, disfavor, despego, esquivez, desapego*, desinterés. aprecio.
Desdén, indiferencia, menosprecio, desprecio, desaire y desatención designan la acción con la que se pretende humillar o mostrar a alguien que es indigno, generalmente negándole la atención o bien rehusando un regalo o presente. Esquivez y desapego ponen el acento en la actitud distante y fría que se muestra hacia otra persona.
2 arrogancia, altanería, altivez, soberbia, engreimiento, orgullo, grosería, descortesía. humildad, sencillez.
Se refieren al trato que se dispensa a una persona: siempre se dirige a mí con desdén.
Traducciones

desdén

Verachtung

desdén

dédain

desdén

desdém

desdén

презрение

desdén

鄙视

desdén

鄙視

desdén

foragt

desdén

בוז

desdén

경멸

desdén

förakt

desdén

SMscorn, disdain
al desdéndisdainfully
Ejemplos ?
El protocolo entiende poco de distancias, y equipara a Galdós con Campoamor. No hay desdén para el tierno poeta en señalar el deplorable contraste.
De buena fe, aquellos hombres aplaudían la mediocridad porque rio tuvieron la experiencia de lo profundo Estas palabras no implican por mi parte un desdén caprichoso hacia ambos autores, que sería incorrecto.
Presentóse el noble mozo Con impávida insolencia Al Tribunal, despachando Sus negocios con franqueza; Y sus vuelillos de encaje, Y sus hebillas con perlas, Y sus pajes ataviados Con magníficas libreas, Apagaron los murmullos E hicieron al fin domésticas Las voluntades agrestes De la turba descontenta. Tornóse el ceño en sonrisa, En cortesía la befa, En rendimiento el desdén Y la repulsa en ofertas.
Al ver la dama que requiere ayuda aquel que de Rogelio tiene el gesto, al punto en suspicia la fe muda, al punto olvida todo presupuesto; y ahora que Melisa lo odie duda, por un nuevo desdén no manifiesto, y que pretenda con astuta trama que muerte le dé aquella que tanto ama.
Róbale al mar, que con desdén se mece en su lecho de arena, su murmullo: y a la brisa que el árbol estremece, y a las tórtolas tiernas, que guarece, con su ondulante pabellón, su arrullo.
En esta marea eterna de desdén y de cariño, mi amor, débil como un niño y cobarde como él, contrajo profunda, interna y letal melancolía: nostalgia que me impelía sin cesar a mi vergel.
Mas si desvanecerle o perturbarle pudo, o darle el triunfo vértigos de olímpica embriaguez; si altivo con los unos, fué ingrato con los otros, y a algunos vió con ira, y a algunos con desdén, de la flaqueza humana no había nacido exento; y al ajustarle cuentas, en cuenta hay que tener que fueron sus proezas mayores que sus faltas, que en pro de España todas las hizo; que por él en la mitad del mundo se habla hoy en castellano (y la mitad del mundo no es una media nuez); y que cuando iba en busca del mundo americano, de aquél y de su flota como Almirante y juez, señor iba de todos y no sumiso a nadie y no iba para santo, sino para virrey; y en su gestión omnímoda, entonces como ahora, lealtad pedirle, bueno: mas santidad ¿por qué?
Comprendo bien que alcaldes y caciques por el maestro al verse corregidos (porque el maestro al fin sabe más que ellos) cobren a los maestros omecillo: de gramática parda profesores, ven con desdén lo sabio y lo científico, y vanidad no existe más indómita que la soberbia ruin de los pardillos.
Literato del pasado, sin hiél ni resabios en el alma, sin desdén por los que empiezan ni envidia por los que terminaron conquistándose renombre, crea usted que me siento complacido cuando encuentro motivo para encomio en las producciones de la nueva generación de escritores.
Mas que en villas de rollo y en ciudades miren con tal desdén los municipios a los maestros, que a pagar se nieguen los pocos reales de su haber mezquino; que impasibles toleren los gobiernos que ya ascienda a millones lo debido; que anden ya los maestros señalados de miseria ridícula por tipos, y al lápiz, a la pluma y en la escena se les ponga ante el público en ridículo, entre buenos cristianos se me antoja sandia conducta y proceder inicuo.
¡Oh! Si ofendiera mi altivez con una repulsa, caro le costara su desdén conmigo. Tiempo hace ya que este acero emponzoñé, furiosa contra mi aleve consorte Zeit Abenzeit: quien es capaz de vengarse en el Príncipe, también escarmentara al esclavo, como fuera menester.
Pero este arisco cretense desde lo alto de su acantilado dispara dardos de desdén y ha conseguido que durante siglos no atraque en su territorio barco alguno.