Ejemplos ?
Los errores más “típicos” que se pueden detectar mediante la conciliación bancaria son: Duplicar un apunte, por lo que el descuadre será del mismo importe que el apunte en cuestión No contabilizar un movimiento, que también dará un descuadre del importe del apunte olvidado Equivocarse al colocar la coma, que produce un descuadre cuyas cifras suman 9.
Por ejemplo, si en vez de 12,40 € ponemos 124,0 €, el descuadre será de 111,60 €. Si sumamos los dígitos 1 + 1 + 1 + 6 = 9 Equivocarse con el orden de los dígitos de una cifra, que al igual que el caso anterior, produce un descuadre cuyas cifras suman 9.
Por ejemplo, si en vez de 974 € ponemos 947 €, la diferencia es de 27 €, y al sumar los dígitos 2 + 7 = 9 Otra posibilidad es que el descuadre esté causada por un problema bancario, externo a la empresa.
En el verano de 2007 estalla el caso Palma Arena al descrubrir el recién constituido gobierno balear presidido por el socialista Francesc Antich un sospechoso descuadre de más de 50 millones en las cuentas del recién inaugurado polideportivo Palma Arena.
Apenas pudo el sol su cabellera sacar del seno de su antigua madre y comenzó en la parte más cimera a dar calor como amoroso padre, cuando Martán, temiendo que pudiera Grifón hacer que cuanto urdió descuadre y descubrir su fraudulenta arte, pidió licencia, y súbito se parte; hallando como excusa al ruego regio no presenciar la máscara irrisoria.