Ejemplos ?
No bien los tules aquellos se descorrieron, y el rayo amortiguado de un sol anémico despuntó por detrás de la torre, se abrieron los balcones de la casa de Don Juan y misiá Nicolasa salió a tender en la baranda los pañales del pequeñuelo; y detrás de ella, otras madres, que, a falta de balcones, extendieron los trapajos en taburetes, frente a las puertas de sus respectivas casas.
Cuando a la fin de tres días llegó la hora tremenda de cumplir en Torrigiano el rigor de su sentencia, llegaron hasta su encierro los que debían ponerla por obra, y los seis cerrojos descorrieron de su puerta.
Poco después, la puerta se abrió por segunda vez y alguien entró diciendo: "Buenas noches, mujercita mía.» Un instante después descorrieron las cortinas y ella oyó un grito ahogado.
¡No hay nadie!». Y entonces se atrevieron los hermanos; descorrieron el cerrojo, voltearon la llave... La mano estaba allí..., engarrotada, pálida, como una araña difunta...
A mi en concreto, a las dos de la madrugada me obligaron a enseñarle las habitaciones y, cuando descorrieron una cortina de la primera habitación, aquellos señores y yo vimos como mi pobre madre se ponía la camisa de dormir.