desconsoladamente


Búsquedas relacionadas con desconsoladamente: clavel
Traducciones

desconsoladamente

desolatamente, sconsolatamente

desconsoladamente

ADV [llorar] → inconsolably; [buscar] → disconsolately
Ejemplos ?
Al decir esto, arrojó las botas tras de míster Mell, que volvió atrás para cogerlas y las miró muy desconsoladamente mientras se acercaba a mí.
A veces ella sollozaba desconsoladamente, y él no tenía frases de consuelo y la dejaba llorar, recostada la cabeza sobre su duro pecho.
A las seis en punto penetró en mi despacho el comandante Falcón, y me miró en silencio... Arrojéme en sus brazos llorando desconsoladamente, y él exclamó acariciándome: --¡Llora, sí, hombre, llora!
—¿Cómo le va, don Miguel? El viejo movió la cabeza a diestra y siniestra, levantando desconsoladamente los ojos al cielo. Era flaco, alto, carilargo, con barba de tres días en las fláccidas mejillas y expresión lastimera de perro huido en los ojos legañosos.
Desde afuera, el bosque estaba hermosísimo; parecía lleno de pájaros cantarines y de flores deliciosamente perfumadas, así es que el Niño–Astro penetró en él con gran alegría; pero aquel esplendor no le servía de nada, pues dondequiera que iba, zarzas y espinas brotaban a su paso y lo cercaban, ortigas dañinas lo pinchaban y hojas de cardo le agujereaban la piel; de modo que se encontró pronto en terrible aprieto, y tampoco pudo hallar por ningún lado la moneda de metal blanco, de la cual le había hablado el mago, a pesar de estar buscándola desde el amanecer hasta el mediodía y desde el mediodía hasta la puesta del sol. Entonces volvió a la casa llorando desconsoladamente, pues demasiado sabía lo que allí le esperaba.
El chimpancé la seguía como un chicuelo travieso sigue a su madre. Cuando la viuda se enteró de que el mono iba a ser remitido a un jardín de fieras, se echó a llorar desconsoladamente.
¿Acaso aquella que esta tarde sonrió a mi paso y me miró en silencio? En los siniestros hospitales se moverán insomnes los enfermos… ¿Quién llorará desconsoladamente?...
¿No comprendéis que, a pesar de nuestra paradisíaca existencia, no nos contamos entre el número de los inmortales? Al oírlo, los monos se llevaron, aterrados, las manos a la cara y empezaron a llorar desconsoladamente.
Tenía una claridad lechosa y vibrante. Chasqueó las olas espumosas y empezó a llorar desconsoladamente. –Oh, desdichado de mí – decía – soy un rey y soy el más infeliz de mi reino.
Caminó durante largo tiempo, sin fijarse demasiado en por dónde iba, y cuando por fin se dio cuenta, se encontró en el centro del gran páramo. Debilitada por el cansancio, se sentó al pie de una roca y se puso a llorar desconsoladamente.
Es la Patagonia, los Tehuelches, mencionan que en los inicios del tiempo Kóoch, que vivía envuelto en las tinieblas, dotado de las emociones humanas, se sentía abrumado por una gran soledad, y por ello lloró desconsoladamente durante mucho tiempo.
Contra los soportales que quedan detrás, se ponen las figuras heroicas, modeladas de manera escultórica como si se tratara de un friso, igualmente en tres grupos que se corresponden con los arcos: los tres hermanos Horacios a la izquierda, en el centro su padre con las espadas tomándoles juramento de que sacrificarán sus vidas por la patria y las hermanas y esposas llorando desconsoladamente a la derecha.