desconcertarse

desconcertarse

(deskonθeɾ'taɾse)
verbo pronominal
pasar a estar confundido o sin poder pensar ni decir algo Se desconcertó al verla llorar.
Ejemplos ?
La hermosa saludó, como dando las gracias. Señora... (prosiguió el autor, principiando a desconcertarse). -En lo que digo no hay exageración alguna.
Para vender hay que empaparse de una sutilidad "mercurial", escoger las palabras y cuidar los conceptos, adular con circunspección, conversando de lo que no se piensa ni cree, entusiasmarse con una bagatela, acertar con un gesto compungido, interesarse vivamente por lo que maldito si nos interesa, ser múltiple, flexible y gracioso, agradecer con donaire una insignificancia, no desconcertarse ni darse por aludido al escuchar una grosería, y sufrir, sufrir pacientemente el tiempo, los semblantes agrios y malhumorados, las respuestas rudas e irritantes, sufrir para poder ganar algunos centavos, porque "así es la vida".
El prólogo se cortó y todas las cabezas se volvieron de golpe hacia el mendigo que, lejos de desconcertarse por el incidente, vio en él la mejor ocasión para una buena cosecha y se puso a decir con tono lastimero, medio cerrando los ojos.
¡Jesús y qué genio tan cascarrabias había usted tenido! -insistió la muchacha sin desconcertarse-. Como yo lo creía a usted amigo de D.
Dime, Sáenz, ¿son todas esas experiencias opuestas y las visiones encontradas del Universo que me procuran, todo eso es lo que quieres que deje para ponerme a escribir redondillas y a cincelar sonetos? No, contestó el otro sin desconcertarse.
Littimer, sin parecer desconcertarse lo más mínimo, se inclinó ligeramente para demostrar que todo lo que nos agradara le era igualmente agradable, y prosiguió: -Míster James y yo hemos viajado con esa joven desde el día en que ella abandonó Yarmouth bajo la protección de míster James.
Estela sin desconcertarse exhalaba mil exclamaciones de dolor a la vista de cada una de sus prendas; rizaba entre sus dedos las blondas ajadas por el agua, y me preguntaba con voz lamentable si en la vida, podría volver a comprar lo que aquella perversa oleada le había inutilizado.
Orochimaru también parece desconcertarse por los pensamientos de Kabuto, como ocurre cuando se le ordena a Kabuto secuestrar a Sasuke, preguntándose si Kabuto lo mataría en cambio; o cuando suponía que Kabuto aprovecharía la ocasión oportuna para poner fin a sus planes.
La ABC encontró prosperidad adicional con dos programas de telerrealidad, en 2003 y Dancing with the Stars en 2005. A pesar de estos éxitos recientes, la ABC continúa desconcertarse en la creación de nuevas series de telerrealidad.
Aunque ninguna entidad ha admitido jamás transmitir los números, un artículo de 1998 en el Daily Telegraph citó a un portavoz del Departamento de Industria y Comercio del Reino Unido (la entidad encargada de regular las transmisiones de radio en ese país) diciendo sobre dichas emisoras: "Éstas son lo que ustedes creen que son. La gente no debería desconcertarse por ellas.