descolgarse

descolgarse

(deskol'γaɾse)
verbo pronominal
1. separarse de un grupo por una diferencia de ideas o actividades Me descolgué de los bares.
2. bajarse una persona desde un lugar alto Se descolgó del techo.
3. presentarse una persona en un lugar por sorpresa Se descolgó por el barrio como si nada después de años sin vernos.
4. hacer o decir algo de forma impensada En medio del discurso se descolgó con una carcajada.
Ejemplos ?
Nos encontramos ante un Cristo muerto, ya que su costado ha sido atravesado por la lanza pero, en cambio, su cuerpo no responde a este estado, pues sus brazos siguen paralelos al travesaño de la cruz sin descolgarse, los músculos están tensos y las manos se encuentran abiertas y distendidas.
Para lo cual tendrá que recorrer un extenso mapeado de 760 pantallas plagadas de enemigos y realizar precisos saltos en los que cualquier fallo supondrá una muerte segura si cae se cierta altura e incluso podrá descolgarse por cuerdas.
De pronto, cuando los ayudantes el verdugo se disponían a ejecutar la flemática orden de Charmoule, saltó al otro lado de la balaustrada de la galería, cogió la cuerda con los pies primero, con las rodillas y con las manos luego, y después se vio descolgarse por la fachada como una gota de lluvia deslizándose por un cristal; se le vio luego correr hacia los dos verdugos con la velocidad de un gato caído de un tejado, derribarles con sus enormes puños, coger a la gitana de una mano, como una niña coge una muñeca y de un solo salto llegar hasta la iglesia, alzando a la joven sobre su cabeza y gritando con voz estentórea::— ¡Asilo!:— ¡Asilo!
El jefe de filas había quedado sin opciones ya en las primeras etapas de alta montaña: en la jornada inicial de los Alpes perdió 21 minutos en Courchevel, y un día después cedió 22 minutos en Briançon tras descolgarse en el Galibier; Mayo dijo que se había equivocado en su preparación y que debería haber competido en más carreras antes de ir al Tour, y desde el equipo descartaron que pudiera recuperarse para disputar alguna etapa.
Dos características destacaban especialmente en James Whitham: una de ellas es emplear habitualmente el número 69 en sus motos, y otra su espectacular modo de descolgarse de la moto al negociar los virajes.
El último día presentaba un perfil quebrado jalonado de siete pasos por la cota de Domancy, y estuvo marcado por una intensa pugna: Landaluze, sin compañeros de equipo al haberse retirado todos menos él, cedió en la antepenúltima subida pero logró reintegrarse gracias a David Cañada (Saunier Duval), y tras volver a descolgarse en la penúltima ascensión supo administrar su renta para con la colaboración de Eddy Mazzoleni (Lampre-Caffita) y Marzio Bruseghin (Fassa Bortolo) llegar a la meta de Sallanches a unos segundos de sus rivales.
La Providencia reservaba a la Sáenz el papel de salvadora de la vida del Libertador; pues la noche en que los septembristas invadieron el palacio, doña Manuela obligó a Bolívar a descolgarse por un balcón, y viéndolo ya salvo en la calle, se encaró con los asesinos, deteniéndolos y extraviándolos en sus pesquisas para ganar tiempo y que su amante se alejase del lugar del conflicto3.
Finalmente el propio colono es seducido por este "mito". En cuanto un americano quiere descolgarse o volver a la naturaleza, invariablemente "se convierte en indio".
Volvió a tirar dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho veces. La novena pintó quina y sena. Todos parecieron descolgarse de una picota y resucitar. Todos humanizáronse de nuevo.
-Que Dios le pague a usté la fineza, señá Rosario. -¿Y cómo ha sío eso de descolgarse por este aguaero? ¿Es que está usté jaciendo el padrón de las cédulas?
Pensaba que si Drebber y su secretario se habían separado, era natural que el último buscara alojamiento en algún sitio a mano para descolgarse en la estación a la mañana siguiente.
Tras abrir la ventana con todo el cuidado que las circunstancias exigían, aguardaron a que una nube ocultara la faz de la luna, aprovechando ese instante para descolgarse, uno a uno, al diminuto jardín.