descalzo

(redireccionado de descalzos)
También se encuentra en: Sinónimos.

descalzo, a

(Del lat. vulgar discalcens.)
1. adj. Que tiene los pies desnudos el niño está descalzo y medio desnudo.
2. Que no tiene los recursos necesarios para vivir. desnudo, pobre
3. adj./ s. RELIGIÓN Se refiere al religioso o a la orden que profesa descalcez.

descalzo, -za

 
adj. Que trae desnudas las piernas o los pies, o aquellas y estos.

descalzo, -za

(des'kalθo, -θa)
abreviación
que no tiene los pies cubiertos Se quedó descalzo para entrar en la piscina.
Sinónimos

descalzo

, descalza
Traducciones

descalzo

bosý, naboso

descalzo

barfodet, med bare fødder

descalzo

paljain jaloin, paljasjalkainen

descalzo

bos, bosih nogu

descalzo

裸足で, 裸足の

descalzo

맨발로, 맨발의

descalzo

barbeint

descalzo

boso, bosy

descalzo

descalço

descalzo

barfota

descalzo

เท้าเปล่า

descalzo

chân trần, đi chân không

descalzo

赤着脚, 赤脚的, 赤脚

descalzo

Бос

descalzo

赤腳

descalzo

ADJ
1. (= sin calzado) → barefoot, barefooted
estar descalzo; estar con los pies descalzosto be barefoot(ed)
ir descalzoto go barefoot(ed)
2. (Rel) → discalced
3. (= indigente) → destitute
su padre lo dejó descalzohis father left him without a bean

descalzo-a

a. barefooted.

descalzo -za

adj barefoot
Ejemplos ?
Cuando los cubos estuvieron rebosantes emprendió el regreso. Las beatas, los noctámbulos, los canillitas descalzos, todas las secreciones del alba comenzaban a dispersarse por la ciudad.
El mozo de la posta, que cada mañana venía a cuidar la yegua, atravesaba el corredor con sus gruesos zuecos; su blusa tenía rotos, sus pies iban descalzos dentro de las pantuflas.
Paliza diaria a la mujer; casi todo el jornal en su bolsillo, y los chiquillos descalzos y hambrientos, buscando con ansia las sobras de la cena de aquella cesta que por las noches se llevaba al horno.
Antes de que esto ocurriese, apareció en aquella calle un grupo compuesto de una docena de chicos que perseguían a un pobre niño de fisonomía dulce y simpática, vestido humildemente con un pantalón remendado y una blusa azul algo descolorida por el uso. Iba sin gorra y llevaba los pies descalzos.
Fundó una nación nueva, la nación de Bolivia. Ganó batallas sublimes con soldados descalzos y medio desnudos. Todo se estremecía y se llenaba de luz a su alrededor.
Cuando helaba más y nadie se atrevía a salir de sus alojamientos o si salía era muy abrigado, bien calzado y los pies envueltos en fieltro o en pieles de oveja, no dejaba de entrar y salir con la misma capa que tenía la costumbre de llevar, y con los pies descalzos marchaba más cómodamente sobre el hielo que nosotros que íbamos bien calzados, tanto, que los soldados le miraban con malos ojos, creyendo que los desafiaba.
De sus producciones literarias sólo nos son conocidas al- gunas fáciles y graciosas letrillas, impresas en los listines de toros; y entre las compovsiciones místicas, que escribió en los úllimos años de su vida, es muy notable un soneto que existe en una pared del convento de los padres Descalzos.
Va usted a los campos, y se encuentra por dondequiera los bohíos, que son inhabitables, que carecen de higiene por completo, que son viveros de parasitismo y de toda clase de enfermedades; se encuentra a los muchachos descalzos y comidos de parásitos; se encuentra un porcentaje extraordinario de mujeres enfermas —están enfermas con una salud deficiente; tienen que sostener seis, siete u ocho hijos y se alimentan muy mal, y el porcentaje de madres cubanas en el campo en estado de salud lamentable es altísimo—, los hombres tienen una alimentación deficiente.
Además de los representantes del sexo viril, no el mas débil dejaba de tener allí representación valiosísima, y sentadas, acá y acullá también, sobre el mal empedrado suelo, lucían sus haraposas vestiduras de colores, si vivos un tiempo, ya un tantico apagados por antiguas suciedades; los semblantes renegridos, algunos de gracioso perfil y ojos magníficos; los pies descalzos y el principio de la pantorrilla curtidos por la intemperie y el pelo sucio y aceitoso, cayéndole sobre la nuca en enorme castaña, engalanado con alguna flor de tallo larguísimo y de perfumado broche.
Cada loco con su tema... Me lo habían de asegurar capuchinos descalzos y no lo creería del todo... Ese hombre no puede haber tocado lo que acabamos de escuchar...
Iban descalzos, andrajosos, mostrando por los boquetes de la blusa la carne costrosa, libre de camisa, con la cara pálida, la piel temblona por el hambre de muchos años y el horrible aspecto de náufragos arrojados a una isla desierta.
Vino luego un exército de frayles en filas de dos en dos, blancos, negros, pardos, calzados, descalzos, con barba, imberbes, con capilla puntiaguda, y sin capilla; iba luego el verdugo; y detras, en medio de alguaciles y duques, cerca de quarenta personas cubiertas con sacos donde habia llamas y diablos pintados.