desbocado

(redireccionado de desbocada)
También se encuentra en: Sinónimos.

desbocado, a

1. adj. MILITAR Se aplica a la pieza de artillería que tiene la boca más ancha que el resto del hueco del cañón.
2. Se refiere a la herramienta que tiene la boca gastada o mellada me trajo un martillo desbocado.
3. INDUMENTARIA Y MODA Se aplica al escote o cuello que está demasiado abierto hacia los lados y no ajusta bien.
4. EQUITACIÓN Se refiere a la caballería que deja de obedecer al freno.
5. coloquial Que es malhablado, desvergonzado es una desbocada, de sus labios sólo salen tacos e insultos. descarado

desbocado, -da

 
adj. Díc. del instrumento que tiene gastada o mellada la boca.
Díc. de la caballería que corre precipitadamente y sin dirección, insensible a la acción del freno.
adj.-s. Acostumbrado a decir palabras indecentes y ofensivas.
Sinónimos

desbocado

, desbocada
Traducciones

desbocado

runaway

desbocado

Runaway

desbocado

Runaway

desbocado

Runaway

desbocado

Runaway

desbocado

Runaway

desbocado

runaway

desbocado

Runaway

desbocado

ADJ
1. [caballo] → runaway
2. [herramienta] → worn
3. [vestido, jersey] → baggy
4. [persona] (= malhablado) → foulmouthed; (= descarado) → cheeky, sassy (EEUU)
5. [cañón] → wide-mouthed
6. (LAm) [líquido] → overflowing
Ejemplos ?
–corto circuito largo– besar gusanos, amar serpientes, pasear las hienas, atarse a buitres, mi astronave con sus vértigos de liberada –veloz envanecida de sus vuelos– superando elipses, trascendiendo hipérbolas, afrentando escapes y parábolas lombrices se extravió por los espacios estelares, lejos del sol... y desbocada –Pegaso no identificado– los gases y los ácidos quemaron agoreros su estructura cibernética.
A la puerta estaba la Justicia espantosa y en la segunda entrada el Vicio desvergonzado y soberbio, la Malicia ingrata e ignorante, la Incredulidad resoluta y ciega y la Inobediencia bestial y desbocada.
Su vitalidad desbocada engendró el sueño insolente de la gloria, y con fanatismo profético transfiguraron su destino en leyendas deslumbradoras.
Casi se había querido excluir al presidente, porque se desconfiaba de la depravación de sus gustos; habían creído ser engañados en la elección de las mujeres por su maldita inclinación a la infamia y la degradación: él prometió no entregarse a sus excesos, y si cumplió su palabra no fue verosímilmente sin gran trabajo, porque una vez que la imaginación desbocada o depravada se ha acostumbrado a esa índole de ultrajes al buen gusto y a la naturaleza, ultrajes que la halagan tan deliciosamente, es muy difícil volver a llevarla al buen camino: parece que el deseo de servir sus gustos le arrebata la facilidad de ser dueña de sus juicios.
Junto al borde del abismo vagas triste y macilento, engañándote a ti mismo con el falaz espejismo de tu propio pensamiento; y tras él, de breña en breña, tu inteligencia sin fe desbocada se despeña: tanto anhela cuando ve,- y piensa ver cuanto sueña: ¡crisálida misteriosa que, si lo futuro escarba y lo pasado desglosa, no sabe si ha sido larva ni si ha de ser mariposa!
Pensó en una desbocada; pero al mismo tiempo, sin lógica alguna, su caballo, con un quejido y la cabeza abrazada entre las manos, corcoveó furiosamente.
Id, pues, hombres mortales; id, y dejaos llevar de la grandeza; y émulos a los tronos celestiales, vuestra naturaleza desconoced, dad crédito al tesoro, fundad vuestras soberbias en el oro; cuéstele vuestra gula desbocada su pueblo al mar, su habitación al viento.
¿Iguales?- No; que aun en la tumba helada, poniendo a su locura el postrer sello, la soberbia del hombre, desbocada, con insolente alarde yergue el cuello.- «Este -dice la losa blasonada- es el grande, el magnánimo, el potente a cuyo paso audaz temblaba el mundo; éste el que al cielo levantó la frente, de reyes descendiente, gran soldado, político profundo; éste el que, ardiendo en generoso anhelo, al universo entero tuvo en guerra; éste...» -¡Necia jactancia!
Desaparece la tristeza, el día devorador, el marchitado tallo, cuando, avasalladora llamarada, galopa la alegría de un caballo igual que una bandera desbocada.
La estanflación se convierte en un dilema para la política monetaria que debe elegir entre las medidas normalmente usadas para incrementar el crecimiento económico y aumentar por tanto una inflación desbocada o políticas para luchar contra la inflación que reducen la actividad en una economía en situación de paro.
l modelo de selección sexual runaway de Fisher, también llamado selección autoreforzante de Fisher o selección autoreforzante fisheriana (Fisherian runaway, en inglés, en ocasiones se traduce como "modelo fisheriano de selección desbocada" o "selección descontrolada" o "selección en cascada"), propuesto primero por el estadístico y biólogo evolutivo británico Ronald Fisher en los primeros años del siglo XX, es un mecanismo hipotético de selección sexual genética de evolución en la preferencia, por parte de uno de los sexos de una especie (generalmente las hembras), por un carácter fenotípico (por ejemplo, la ornamentación exagerada, uno de los caracteres sexuales secundarios) en el otro sexo (generalmente los machos).
El conflicto en la ópera se da entre la racionalidad humana y el control emocional, representado por el rey de Tebas, Penteo, y la pasión humana desbocada, representada por el dios Dioniso.