desayunar

desayunar

1. v. intr. y prnl. Tomar el desayuno no desayuna porque al levantarse no tiene hambre.
2. v. tr. Comer en el desayuno desayunó fruta, cereales y un yogur.
3. v. prnl. Enterarse de aquello que se ignoraba entonces se desayunó de los rumores que circulaban sobre su matrimonio.

desayunar

 
tr.-intr.-prnl. Tomar el desayuno.
Desayunarse de. fig. Tener la primera noticia de un suceso o especie.

desayunar

(desaʝu'naɾ)
verbo transitivo
ingerir los primeros alimentos de la mañana Desayuné café con tostadas.

desayunar


Participio Pasado: desayunado
Gerundio: desayunando

Presente Indicativo
yo desayuno
tú desayunas
Ud./él/ella desayuna
nosotros, -as desayunamos
vosotros, -as desayunáis
Uds./ellos/ellas desayunan
Imperfecto
yo desayunaba
tú desayunabas
Ud./él/ella desayunaba
nosotros, -as desayunábamos
vosotros, -as desayunabais
Uds./ellos/ellas desayunaban
Futuro
yo desayunaré
tú desayunarás
Ud./él/ella desayunará
nosotros, -as desayunaremos
vosotros, -as desayunaréis
Uds./ellos/ellas desayunarán
Pretérito
yo desayuné
tú desayunaste
Ud./él/ella desayunó
nosotros, -as desayunamos
vosotros, -as desayunasteis
Uds./ellos/ellas desayunaron
Condicional
yo desayunaría
tú desayunarías
Ud./él/ella desayunaría
nosotros, -as desayunaríamos
vosotros, -as desayunaríais
Uds./ellos/ellas desayunarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo desayunara
tú desayunaras
Ud./él/ella desayunara
nosotros, -as desayunáramos
vosotros, -as desayunarais
Uds./ellos/ellas desayunaran
yo desayunase
tú desayunases
Ud./él/ella desayunase
nosotros, -as desayunásemos
vosotros, -as desayunaseis
Uds./ellos/ellas desayunasen
Presente de Subjuntivo
yo desayune
tú desayunes
Ud./él/ella desayune
nosotros, -as desayunemos
vosotros, -as desayunéis
Uds./ellos/ellas desayunen
Futuro de Subjuntivo
yo desayunare
tú desayunares
Ud./él/ella desayunare
nosotros, -as desayunáremos
vosotros, -as desayunareis
Uds./ellos/ellas desayunaren
Imperativo
desayuna (tú)
desayune (Ud./él/ella)
desayunad (vosotros, -as)
desayunen (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había desayunado
tú habías desayunado
Ud./él/ella había desayunado
nosotros, -as habíamos desayunado
vosotros, -as habíais desayunado
Uds./ellos/ellas habían desayunado
Futuro Perfecto
yo habré desayunado
tú habrás desayunado
Ud./él/ella habrá desayunado
nosotros, -as habremos desayunado
vosotros, -as habréis desayunado
Uds./ellos/ellas habrán desayunado
Pretérito Perfecto
yo he desayunado
tú has desayunado
Ud./él/ella ha desayunado
nosotros, -as hemos desayunado
vosotros, -as habéis desayunado
Uds./ellos/ellas han desayunado
Condicional Anterior
yo habría desayunado
tú habrías desayunado
Ud./él/ella habría desayunado
nosotros, -as habríamos desayunado
vosotros, -as habríais desayunado
Uds./ellos/ellas habrían desayunado
Pretérito Anterior
yo hube desayunado
tú hubiste desayunado
Ud./él/ella hubo desayunado
nosotros, -as hubimos desayunado
vosotros, -as hubísteis desayunado
Uds./ellos/ellas hubieron desayunado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya desayunado
tú hayas desayunado
Ud./él/ella haya desayunado
nosotros, -as hayamos desayunado
vosotros, -as hayáis desayunado
Uds./ellos/ellas hayan desayunado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera desayunado
tú hubieras desayunado
Ud./él/ella hubiera desayunado
nosotros, -as hubiéramos desayunado
vosotros, -as hubierais desayunado
Uds./ellos/ellas hubieran desayunado
Presente Continuo
yo estoy desayunando
tú estás desayunando
Ud./él/ella está desayunando
nosotros, -as estamos desayunando
vosotros, -as estáis desayunando
Uds./ellos/ellas están desayunando
Pretérito Continuo
yo estuve desayunando
tú estuviste desayunando
Ud./él/ella estuvo desayunando
nosotros, -as estuvimos desayunando
vosotros, -as estuvisteis desayunando
Uds./ellos/ellas estuvieron desayunando
Imperfecto Continuo
yo estaba desayunando
tú estabas desayunando
Ud./él/ella estaba desayunando
nosotros, -as estábamos desayunando
vosotros, -as estabais desayunando
Uds./ellos/ellas estaban desayunando
Futuro Continuo
yo estaré desayunando
tú estarás desayunando
Ud./él/ella estará desayunando
nosotros, -as estaremos desayunando
vosotros, -as estaréis desayunando
Uds./ellos/ellas estarán desayunando
Condicional Continuo
yo estaría desayunando
tú estarías desayunando
Ud./él/ella estaría desayunando
nosotros, -as estaríamos desayunando
vosotros, -as estaríais desayunando
Uds./ellos/ellas estarían desayunando
Traducciones

desayunar

breakfast, to have breakfast, lunch

desayunar

déjeuner

desayunar

frühstücken

desayunar

ontbijt

desayunar

śniadanie

desayunar

Закуска

desayunar

早餐

desayunar

早餐

desayunar

snídaně

desayunar

Morgenmad

desayunar

Aamiainen

desayunar

ארוחת בוקר

desayunar

朝食

desayunar

아침 식사

desayunar

Frukost

desayunar

A. VTto have for breakfast
B. VI (desayunarse) VPRto have breakfast
1. (= tomar el desayuno) desayunar con caféto have coffee for breakfast
2. (= enterarse) ahora me desayuno de ellothis is the first I've heard of it
desayunar con algoto get the first news of sth

desayunar

v. to have breakfast.

desayunar

vi, vr to have breakfast
Ejemplos ?
Cuando por la mañana temprano le vi bajar las escaleras (pues gracias al cielo no quiso quedarse a desayunar) me pareció como si la noche se marchara con él.
—y continuaba llenando los jarros con el espumoso champurrado que con impaciencia aguardaban los que a esa hora se reunían para desayunar en el puesto de la tamalera.
El Domingo, encontrándome a bordo invitado a desayunar por el Capitán Mc Kechnie, me quedé al servicio divino y después de bajar a tierra, volví a hacer un paseo en la lancha a vela con Saville y Montgomery, que andaban con unas niñas del buque.
-Pos hombre, yo te diré: yo en tu lugar me casaba con la Dolores, porque manque la Dolores tenga tres perritas gordas, no va a encontrar quien se case con ella, porque esa gachí tiée por cara una cornucopia y un cuerpo que es un taburete, y casarse con ella es jacer una obra de misericordia de las que manda nuestra Santa Madre Iglesia, y como además esa gachí tiée pa que te puéas desayunar tos los días con chocolate de la Riojana y bizcochos de la Española...
Me vestí, como mejor pude con esa ropa muy ancha: atravesé la casa con el susto de Bradshaw, que se echó para atrás al ver al señor Hyde a esas horas y tan extrañamente vestido, y diez minutos más tarde el doctor Jekyll, reconquistada su propia apariencia, se sentaba con la frente fruncida fingiendo desayunar.
Estaba atravesando sin prisa el patio, después de desayunar, y respiraba con placer el aire fresco cuando de nuevo se apoderaron de mí esas indescriptibles sensaciones que anunciaban la metamorfosis.
La Argentina, no de ciertos escritos de allá, uno de ellos muy grande que acaba de mofarse en una entrevista, de ese indigenismo y de nuestra serpiente emplumada, porque hemos leído el texto de esa entrevista -y lo digo con todo respeto a nuestros amigos de la Gran Bretaña- que dice que él -y esto lo dice todo- suele desayunar con un mantel que tiene la Bandera Británica.
─ ¡Ah, pues no! Al contrario: ya que andas por aquí, vas a desayunar junto conmigo y mis camaradas. En tanto que el diablo hablaba, un montón de diablillos, unos más negros que otros, descendían por la chimenea.
No había terminado todavía de desayunar y trataba de ocultar mi confusión comiendo; pero mi cuchillo se enredaba entre los dientes del tenedor, que a su vez chocaban con el cuchillo, y cortaba el jamón de una manera tan enérgica que voló por el aire en lugar de tomar el camino de mi boca.
-¿No se acuerda usted de que vino a buscarme a la diligencia y me dio de desayunar en su casa, y después fuimos juntos a Bloonderstone, usted, yo, mistress Joram y mister Joram, que entonces no eran matrimonio?
El camarero obedeció inmediatamente, y Steerforth, muy divertido porque me hubieran dado el cuarenta y cuatro, se reía de nuevo y me daba en el hombro. Después me invitó a desayunar con él a la mañana siguiente, a las diez.
Había también otra razón que nos separaba algunas veces y es que a mí, como es natural, me interesaba mucho Bloonderstone y me gustaba ir a contemplar los lugares testigos de mi infancia, mientras Steerforth, después de haberme acompañado una vez, no tuvo ya ningún interés en volver; tanto es así, que tres o cuatro veces, en ocasiones que recuerdo perfectamente, nos separamos después de desayunar muy temprano para encontranos por la noche bastante tarde.