desatino

(redireccionado de desatinos)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con desatinos: cuerdo

desatino

1. s. m. Falta de destreza o de buen juicio para acertar, bien en lanzamientos y disparos, bien en decisiones ha sido un desatino no invitarle. desacierto
2. Acción o palabras disparatadas, imprudentes o poco acertadas salió al balcón lanzando desatinos a los jóvenes que pasaban. despropósito, dislate, disparate

desatino

 
m. Falta de tino, tiento o acierto.
Locura, despropósito o error.

desatino

(desa'tino)
sustantivo masculino
acción o palabras disparatadas, imprudentes o poco acertadas Su sobrino era el único que aprobaba sus desatinos.
Traducciones

desatino

Übermut

desatino

folly, stupidity

desatino

SM
1. (= cualidad, falta de cordura) → foolishness; (= falta de tacto) → tactlessness
2. (= error) → blunder, mistake; (al actuar) → foolish act
¡qué desatino!what rubbish!
cometer un desatinoto make a blunder
3. desatinos (= disparates) → nonsense sing
un libro lleno de desatinosa book stuffed with nonsense
Ejemplos ?
Forjó un enredo chistoso con el rector y una moza que vino de Zaragoza con oficio no piadoso y contó tan peregrinos lances de entrambos, que el viejo tuvo por mejor consejo reírle sus desatinos.
Hablo con mis compañeros: unos me aconsejan que disfrute de la vida, y me ría de la gente; otros creen que saben algo, y se descarrían en sus desatinos; y todo aumenta la angustia que padezco.
Lo mismo que la fortuna: palabras vacías de sentido con que trata el hombre de descargar en seres ideales la responsabilidad de sus desatinos; las más veces, nada.
Así conservó Don Quijote, bajo los desatinos de su fantasía descarriada por los condenados libros, la sanidad moral de Alonso el Bueno, y esta sanidad es lo que hay que buscar en él.
Los usaba de los más exquisitos, a juzgar por la eufonía, tanto, que para convencerse de que muchos de ellos eran rematados desatinos, había que analizarlos muy al pormenor.
Consuela ver que no es todo el sayal alforjas. Titulábase uno de mis desatinos dramáticos Rodil, especie de alacrán de cuatro colas o actos, y ¡sandio de mí!
Hablan de emancipación, de libertad inteligente, y no tienen una idea que les sea propia; hablan de originalidad, y no son sino trompetas serviles de los nuevos escritores franceses; arrojan corriendo sus propias creencias, en el momento que ven otras contrarias en los nuevos escritores: libres del pasado, esclavos del presente, libertos de Aristóteles, siervos de Lerminier: se ríen de el Maestro lo dijo, de la edad media, mientras que no avanzan un juicio, sin tener un nombre a mano, cobardes que en vez de armas buscan escudos: insolentes como los niños y las mujeres cuando un poder extraño protege su impotencia. Hablan de filosofía y profanan este nombre aplicándole a una pueril chicana de desatinos propios...
De que el hombre amenace con semejantes desatinos y futilezas a los dioses...
DOÑA BERNARDA Sería. DON FERNANDO Jusepa hermosa,en tal caso, desatinos de amor sabrán acortar pasos del sobrino y tío. DOÑA BERNARDA (Aparte.) Mi hermana me está mirando: impórtame dar indicios de que el trato he descubierto de su amor.
¿Estoy durmiendo? ¡Burladores! ¿Soy yo loca para creer desatinos? No alteréis, ojos divinos, pues es la causa tan poca, la casa. DOÑA BERNARDA ¡Tal oigo y callo!
Con estos tales, que aunque no diciéndolo libremente, pero sí al menos en sus obras, como entre dientes aseguraban que no aprovechan semejantes desatinos, no del todo fuera de propósito se tratará esta cuestión: si conviene adorar por la vida que se espera después de la muerte, no a un solo Dios, que hizo todo lo criado espiritual y corporal, sino a muchos dioses, de quienes algunos: de los mismos filósofos, entre ellos los más acreditados y sabios, sintieron que fueron criados por aquél solo y, colocados en un lugar sublime.
Con todo, no se reían de sí mismos no digo cuando leían semejantes desatinos en los poetas, pero ni cuando los adoraban en sus templos; y en tales circunstancias debieran, pues, suplicar y dirigir sus oraciones a Júpiter en todas sus necesidades, acudieron a él solo con sus votos y ruegos; porque si la Victoria es diosa y está subordinada a este rey, no pudiera o no se atreviera a contradecirle, antes más bien cumplirla exactamente su voluntad.