desangrar

(redireccionado de desangraba)

desangrar

1. v. tr. y prnl. Sacar mucha sangre a una persona o un animal desangraron a los monos en busca del anticuerpo. sangrar
2. Perder mucha o toda su sangre una persona o un animal el torero se desangraba a causa de la cornada.
3. Sacar el agua de un lago o un pantano desangraron el lago para encontrar el coche del accidente.
4. coloquial Gastar todo el dinero de una persona poco a poco después de desangrar a sus padres decidió buscar trabajo.

desangrar

 
tr. Sacar la sangre [a una persona o a un animal] en gran cantidad.
fig.Agotar o desaguar [un lago, estanque, etc.].
fig.Empobrecer [a uno] disipándole la hacienda insensiblemente.
prnl. Perder mucha sangre o perderla toda.

desangrar

(desan'gɾaɾ)
verbo transitivo
1. hacer que una persona o animal pierda mucha sangre La abuela desangró la gallina.
2. hacer que alguien o una institución pierda dinero, sus bienes o sus posesiones El hijo menor desangraba a su familia con sus gustos caros.

desangrar


Participio Pasado: desangrado
Gerundio: desangrando

Presente Indicativo
yo desangro
tú desangras
Ud./él/ella desangra
nosotros, -as desangramos
vosotros, -as desangráis
Uds./ellos/ellas desangran
Imperfecto
yo desangraba
tú desangrabas
Ud./él/ella desangraba
nosotros, -as desangrábamos
vosotros, -as desangrabais
Uds./ellos/ellas desangraban
Futuro
yo desangraré
tú desangrarás
Ud./él/ella desangrará
nosotros, -as desangraremos
vosotros, -as desangraréis
Uds./ellos/ellas desangrarán
Pretérito
yo desangré
tú desangraste
Ud./él/ella desangró
nosotros, -as desangramos
vosotros, -as desangrasteis
Uds./ellos/ellas desangraron
Condicional
yo desangraría
tú desangrarías
Ud./él/ella desangraría
nosotros, -as desangraríamos
vosotros, -as desangraríais
Uds./ellos/ellas desangrarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo desangrara
tú desangraras
Ud./él/ella desangrara
nosotros, -as desangráramos
vosotros, -as desangrarais
Uds./ellos/ellas desangraran
yo desangrase
tú desangrases
Ud./él/ella desangrase
nosotros, -as desangrásemos
vosotros, -as desangraseis
Uds./ellos/ellas desangrasen
Presente de Subjuntivo
yo desangre
tú desangres
Ud./él/ella desangre
nosotros, -as desangremos
vosotros, -as desangréis
Uds./ellos/ellas desangren
Futuro de Subjuntivo
yo desangrare
tú desangrares
Ud./él/ella desangrare
nosotros, -as desangráremos
vosotros, -as desangrareis
Uds./ellos/ellas desangraren
Imperativo
desangra (tú)
desangre (Ud./él/ella)
desangrad (vosotros, -as)
desangren (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había desangrado
tú habías desangrado
Ud./él/ella había desangrado
nosotros, -as habíamos desangrado
vosotros, -as habíais desangrado
Uds./ellos/ellas habían desangrado
Futuro Perfecto
yo habré desangrado
tú habrás desangrado
Ud./él/ella habrá desangrado
nosotros, -as habremos desangrado
vosotros, -as habréis desangrado
Uds./ellos/ellas habrán desangrado
Pretérito Perfecto
yo he desangrado
tú has desangrado
Ud./él/ella ha desangrado
nosotros, -as hemos desangrado
vosotros, -as habéis desangrado
Uds./ellos/ellas han desangrado
Condicional Anterior
yo habría desangrado
tú habrías desangrado
Ud./él/ella habría desangrado
nosotros, -as habríamos desangrado
vosotros, -as habríais desangrado
Uds./ellos/ellas habrían desangrado
Pretérito Anterior
yo hube desangrado
tú hubiste desangrado
Ud./él/ella hubo desangrado
nosotros, -as hubimos desangrado
vosotros, -as hubísteis desangrado
Uds./ellos/ellas hubieron desangrado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya desangrado
tú hayas desangrado
Ud./él/ella haya desangrado
nosotros, -as hayamos desangrado
vosotros, -as hayáis desangrado
Uds./ellos/ellas hayan desangrado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera desangrado
tú hubieras desangrado
Ud./él/ella hubiera desangrado
nosotros, -as hubiéramos desangrado
vosotros, -as hubierais desangrado
Uds./ellos/ellas hubieran desangrado
Presente Continuo
yo estoy desangrando
tú estás desangrando
Ud./él/ella está desangrando
nosotros, -as estamos desangrando
vosotros, -as estáis desangrando
Uds./ellos/ellas están desangrando
Pretérito Continuo
yo estuve desangrando
tú estuviste desangrando
Ud./él/ella estuvo desangrando
nosotros, -as estuvimos desangrando
vosotros, -as estuvisteis desangrando
Uds./ellos/ellas estuvieron desangrando
Imperfecto Continuo
yo estaba desangrando
tú estabas desangrando
Ud./él/ella estaba desangrando
nosotros, -as estábamos desangrando
vosotros, -as estabais desangrando
Uds./ellos/ellas estaban desangrando
Futuro Continuo
yo estaré desangrando
tú estarás desangrando
Ud./él/ella estará desangrando
nosotros, -as estaremos desangrando
vosotros, -as estaréis desangrando
Uds./ellos/ellas estarán desangrando
Condicional Continuo
yo estaría desangrando
tú estarías desangrando
Ud./él/ella estaría desangrando
nosotros, -as estaríamos desangrando
vosotros, -as estaríais desangrando
Uds./ellos/ellas estarían desangrando
Traducciones

desangrar

bleed

desangrar

dissanguare

desangrar

A. VT
1. [+ persona] → to bleed
2. [+ lago] → to drain
3. (= quitar dinero a) → to bleed white
B. (desangrarse) VPR (= perder sangre) → to lose a lot of blood; (= morir) → to bleed to death
Ejemplos ?
Su vida se desangraba. Toda su pena descomprimida extendíase hacia el horizonte entrevistó a través de los cables y de los «trolleys» de los tranvías y súbitamente tuvo la sensación de que caminaba sobre su angustia convertida en una alfombra.
y nos desuníamos... Nuestra amistad hermana se desangraba y cada quién emprendía la búsqueda incesante, ignorada, de lo imaginado siempre...
De una parte, Francia dejó París en la estacada, contemplando cómo se desangraba bajo las balas de Mac-Mahon; de otra parte, la Comuna se consumió en la disputa estéril entre los dos partidos que la escindían, el de los blanquistas (mayoría) y el de los prondhonianos (minoría), ninguno de los cuales sabía qué era lo que había que hacer.
Esta fraternidad resplandecía delante de todas las ventanas de París en la noche del 25 de junio, cuando el París de la burguesía encendía sus iluminaciones, mientras el París del proletariado ardía, gemía y se desangraba.
Incorporado el Carmelo, como un soldado herido, acometió de frente y definitivo sobre su rival, con una estocada que lo dejó muerto en el sitio. Fue entonces cuando el Carmelo, que se desangraba, se dejó caer, después que el Ajiseco había enterrado el pico.
Yo, viéndole ya muerto y que me desangraba, si bien con el miedo que podéis imaginar, de verme en tanto horror y cuerpos sin almas, que de mi sentimiento no hay que decir, pues era tanto, que no sé cómo no hice lo mismo que don Dionís, mas no lo debió de permitir Dios, porque se supiese un caso tan desdichado como éste, con más ánimo del que en la ocasión que estaba imaginé tener, abrí la puerta del aposento, y tomando la vela que estaba en el suelo, me bajé por la escalera y salí a la calle con ánimo de ir a buscar (viéndome en el estado que estaba) quien me confesase, para que, ya que perdiese la vida, no perdiese el alma.
En efecto, en un 6 de enero como éste, el 6 de enero de 1941, un titán de las luchas de la libertad, un Presidente gigantesco, Franklin Delano Roosevelt, dio al mundo el mensaje en que estableció las cuatro libertades, fundamentos del futuro por el cual se luchaba y se desangraba el mundo.
Cuando me desangraba por cuatro cisuras que me hice en pies y manos, la tripulación del Grande Esberrer, que había desembarcado en otra rada de la isla del Nordeste, me encontró tendido en tierra y me salvó la vida...
ahí... ahí donde el recuerdo mucho más las desangraba... Y sin poder murmurarse de sorpresas, callando su encuentro desnudado, se apaciguaron los presagios de la ira, puños aferrando su odio, boca envenenando mieles, ante la imagen altiva que burlante me tajaba los vocablos...
Y a medida que se descomponía nuestro pueblo por la relajación de los vínculos sociales y se desangraba nuestra economía y se alteraba sin tino el ritmo del trabajo y se debilitaba maliciosamente la fuerza de las instituciones de defensa social, otro pueblo poderoso, Rusia, empalmando con los comunistas de acá, por medio del teatro y el cine, con ritos y costumbres exóticas, por la fascinación intelectual y el soborno material, preparaba el espíritu popular para el estallido de la revolución, que se señalaba casi a plazo fijo.
En su furia, la Tierra no había podido darse cuenta de que se desangraba y que por doquie-ra de sus partes, manaban géiseres sanguino-lentos, sin retorno, porque al llegar a las alturas se transformaban en nubes de fuego y como es-trellas fugaces, se perdían en la estratósfera.
Usando como pretexto la guerra civil que por esta causa desangraba el país, los rusos ocuparon Crimea en 1783 y depusieron al último Kan, Şahin Giray, el mismo que años atrás había sido recibido por la propia Catalina II.