desamar

(redireccionado de desama)

desamar


Participio Pasado: desamado
Gerundio: desamando

Presente Indicativo
yo desamo
tú desamas
Ud./él/ella desama
nosotros, -as desamamos
vosotros, -as desamáis
Uds./ellos/ellas desaman
Imperfecto
yo desamaba
tú desamabas
Ud./él/ella desamaba
nosotros, -as desamábamos
vosotros, -as desamabais
Uds./ellos/ellas desamaban
Futuro
yo desamaré
tú desamarás
Ud./él/ella desamará
nosotros, -as desamaremos
vosotros, -as desamaréis
Uds./ellos/ellas desamarán
Pretérito
yo desamé
tú desamaste
Ud./él/ella desamó
nosotros, -as desamamos
vosotros, -as desamasteis
Uds./ellos/ellas desamaron
Condicional
yo desamaría
tú desamarías
Ud./él/ella desamaría
nosotros, -as desamaríamos
vosotros, -as desamaríais
Uds./ellos/ellas desamarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo desamara
tú desamaras
Ud./él/ella desamara
nosotros, -as desamáramos
vosotros, -as desamarais
Uds./ellos/ellas desamaran
yo desamase
tú desamases
Ud./él/ella desamase
nosotros, -as desamásemos
vosotros, -as desamaseis
Uds./ellos/ellas desamasen
Presente de Subjuntivo
yo desame
tú desames
Ud./él/ella desame
nosotros, -as desamemos
vosotros, -as desaméis
Uds./ellos/ellas desamen
Futuro de Subjuntivo
yo desamare
tú desamares
Ud./él/ella desamare
nosotros, -as desamáremos
vosotros, -as desamareis
Uds./ellos/ellas desamaren
Imperativo
desama (tú)
desame (Ud./él/ella)
desamad (vosotros, -as)
desamen (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había desamado
tú habías desamado
Ud./él/ella había desamado
nosotros, -as habíamos desamado
vosotros, -as habíais desamado
Uds./ellos/ellas habían desamado
Futuro Perfecto
yo habré desamado
tú habrás desamado
Ud./él/ella habrá desamado
nosotros, -as habremos desamado
vosotros, -as habréis desamado
Uds./ellos/ellas habrán desamado
Pretérito Perfecto
yo he desamado
tú has desamado
Ud./él/ella ha desamado
nosotros, -as hemos desamado
vosotros, -as habéis desamado
Uds./ellos/ellas han desamado
Condicional Anterior
yo habría desamado
tú habrías desamado
Ud./él/ella habría desamado
nosotros, -as habríamos desamado
vosotros, -as habríais desamado
Uds./ellos/ellas habrían desamado
Pretérito Anterior
yo hube desamado
tú hubiste desamado
Ud./él/ella hubo desamado
nosotros, -as hubimos desamado
vosotros, -as hubísteis desamado
Uds./ellos/ellas hubieron desamado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya desamado
tú hayas desamado
Ud./él/ella haya desamado
nosotros, -as hayamos desamado
vosotros, -as hayáis desamado
Uds./ellos/ellas hayan desamado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera desamado
tú hubieras desamado
Ud./él/ella hubiera desamado
nosotros, -as hubiéramos desamado
vosotros, -as hubierais desamado
Uds./ellos/ellas hubieran desamado
Presente Continuo
yo estoy desamando
tú estás desamando
Ud./él/ella está desamando
nosotros, -as estamos desamando
vosotros, -as estáis desamando
Uds./ellos/ellas están desamando
Pretérito Continuo
yo estuve desamando
tú estuviste desamando
Ud./él/ella estuvo desamando
nosotros, -as estuvimos desamando
vosotros, -as estuvisteis desamando
Uds./ellos/ellas estuvieron desamando
Imperfecto Continuo
yo estaba desamando
tú estabas desamando
Ud./él/ella estaba desamando
nosotros, -as estábamos desamando
vosotros, -as estabais desamando
Uds./ellos/ellas estaban desamando
Futuro Continuo
yo estaré desamando
tú estarás desamando
Ud./él/ella estará desamando
nosotros, -as estaremos desamando
vosotros, -as estaréis desamando
Uds./ellos/ellas estarán desamando
Condicional Continuo
yo estaría desamando
tú estarías desamando
Ud./él/ella estaría desamando
nosotros, -as estaríamos desamando
vosotros, -as estaríais desamando
Uds./ellos/ellas estarían desamando
Traducciones

desamar

VTto cease to love
Ejemplos ?
A todos nos igualas bajo la sombra de tus negras alas, y espíritus extraños a la ventura no hay de tus engaños; el triste amante sueña que, grata y halagüeña, paga su ardiente llama la hermosa que despierto le desama; libre se sueña el que suspira preso en calabozo lóbrego y profundo; poseer imagina el vil mendigo de Midas los tesoros y de Creso, y dueño ser y emperador del mundo; en su patria se sueña el desterrado, de su consorte al lado y entre los brazos de su fiel familia: mas, mientras, gracias a tu error piadoso, es cada desgraciado el curso de una noche, venturoso, yo tan solo, en durísima vigilia, siento crecer en las nocturnas horas mis ansias y congojas veladoras.
Y después lo amenaza, si no cede en aceptar su impúdico deseo, con publicar lo que negar no puede y todos pensarán: que ha muerto a Argeo; y hará, cuando ya al fin por traidor quede, que infamemente muera como un reo; y le hace ver, si es que el vivir desama, cuánto el hecho traerá ruina a su fama.
¡El poema está en la naturaleza, madre de senos próvidos, esposa que jamás desama, oráculo que siempre responde, poeta de mil lenguas, maga que hace entender lo que no dice, consoladora que fortifica y embalsama!
Alcino Hermosa Filis, siempre yo te sea amargo al gusto más que la retama, y de ti despojado yo me vea, cual queda el tronco de su verde rama, si más que yo el murciélago desea la oscuridad, ni más la luz desama, por ver ya el fin de un término tamaño de este día; para mí mayor que un año.
Al ver la meretriz cuán poco la ama y cuán poco por ella es el deseo, muda otra vez de amor la intensa llama en rabia, en ira ardiente, en odio reo; y no menos mi hermano al fin desama que había desamado antes a Argeo; y discurre borrar también del mundo, como hizo ya a un marido, a este segundo.
Tanta es la impaciencia que lo anima de conocer si allí se halla la dama que más que al mundo entero junto estima y sin la cual la vida odia y desama, que si presto en Hibernia el pie no arrima, teme hallar ocasión de nueva fama que le haga así gemir: «Ay, triste caso ¿por qué no apreté más, viniendo, el paso?» Ni escala hizo en Albión, ni hizo en Irlanda ni quiso hacerla en el contrario lido.
ragmentos de un poema titulado «América» I Divina Poesía, tú de la soledad habitadora, a consultar tus cantos enseñada con el silencio de la selva umbría, tú a quien la verde gruta fue morada, y el eco de los montes compañía; tiempo es que dejes ya la culta Europa, que tu nativa rustiquez desama, y dirijas el vuelo adonde te abre el mundo de Colón su grande escena.