Ejemplos ?
En el marco de inestabilidad, problemas financieros e inflación creciente, las políticas estabilizadoras desalentaron fuertemetne las actividades industriales.
Las autoridades musulmanas desalentaron a menudo conversiones, pero la mayoría de la población se convirtió al islam, lo que creó tensiones al aumentar el número de musulmanes no árabes, sobre todo en Persia.
Monopolizaron los negocios de sus respectivas áreas y de esta forma desalentaron la demás iniciativa privada dificultando el desarrollo económico.
Pero los problemas de sus comienzos desalentaron a los compradores y fueron la razón de que el Apple III se convirtiera en el primer gran fracaso comercial de Apple.
No les resultó fácil convencer a los respectivos progenitores, pero no se desalentaron, y los colegios franciscanos resultaron una institución de primer rango en el México cristiano.
Ese mismo año volvió a aparecer brevemente en títulos como Something for the boys (1944) de Lewis Seiler y Cita en los cielos (1944) de George Cukor. Estas pequeñas intervenciones desalentaron a Judy, que regresó al teatro.
Kadish al escucharla cantar vio un gran potencial en ella como una artista; él piensa que hubo personas que la desalentaron a ser una artista.
En la mayoría de los casos, los gobiernos fascistas desalentaron o prohibieron el comercio internacional, dado que se creía que demasiado comercio convertiría a la economía nacional en dependiente del capital internacional y, por tanto, sería vulnerable a sanciones económicas internacional.
Asimismo, los cambios económicos de la Revolución Industrial desalentaron la migración alemana hacia los Balcanes y por ello la población germana instalada en esas zonas desde 1850 bajo la protección de los Habsburgo estaba constituida mayoritariamente por funcionarios y comerciantes, numéricamente escasos.
Esa reducción de la superficie inundable (entre 6 y 8.000 km²) y el costo de un canal de 240 km de largo desalentaron al gobierno que decidió tomar consejo de una comisión superior, llamada de la mar interior, que se celebró en París del 5 de mayo al 7 de julio de 1882.
Entre las 7 y 8 de la mañana del 3 de mayo, el ejército comandado por el vicepresidente Antonio Ezeta avanzó desde Coatepeque para comenzar el ataque contra las fuerzas revolucionarias, logrando atacar los actuales cantones santanecos de Primavera y Natividad, iniciando tal ataque en el caserío El Bejuco para posteriormente tomarse la barranca de Carranza, Santa Isabel, El Molino y Tecana, para finalmente llegar a la aldea Las Quesadillas donde se encontraba un contingente revolucionario al mando del general Máximo Salguero, en tal combate falleció el general Salguero y resultó herido en la cabeza el general Antonio Ezeta por lo que el general Léon Bolaños se hizo cargo de la comandancia del ejército, tras ello las tropas se desalentaron...
En adelante los alemanes desalentaron al movimiento nazi danés respecto de cualquier ambición política y lo motivaron para actuar solamente en el reclutamiento de contingentes auxiliares para el Frente Oriental.