derrubio

derrubio

1. s. m. GEOLOGÍA Acción y resultado de derrubiar o arrastrar la tierra.
2. GEOLOGÍA Depósito formado por fragmentos de roca que se acumulan al pie de una vertiente.
3. derrubio de gravedad GEOLOGÍA Acumulación de rocas al pie de una pared sometida a fragmentación, con caída libre de las piezas sueltas.
4. derrubio ordenado GEOLOGÍA Depósito de rocas dispuestas en lechos diferenciados.

derrubio

 
m. med. amb. Acumulación de fragmentos de roca desplazados de su localización inicial debido a la gravedad, corrientes de agua, viento, etc.
Ejemplos ?
La acumulación de conos de derrubio o canchales, a consecuencia de estas obras, han provocado grandes daños en las laderas de la cumbre, que son hábitat de numerosos endemismos vegetales.
Las depresiones mayores se producen cuando enormes bloques de hielo quedan estancados en el derrubio glaciar y después de derretirse dejan huecos en el sedimento, dando origen, casi siempre, a un sistema formado por numerosos lagos interconectados entre sí con formas alargadas y paralelas entre sí, con una dirección más o menos coincidente con la dirección del avance del hielo durante las glaciaciones del Pleistoceno.
La pedanía de Fuente Librilla se sitúa en una zona llana, rodeada de relieves no muy pronunciados, lomas y ramblas con visibles conos de derrubio que evidencian la gran sedimentación hídrica de estos terrenos.
Por ello el relieve de la zona puede resumirse en la existencia de tres unidades geográficas que corresponderían a la zona fluvio-litoral formada en el Período Cuaternario de la Playa de San Miguel, a la zona de campiña y a la zona de monte bajo. El suelo lo componen gravas y conglomerados de coberturas detríticas, glacis y derrubio de ladera.
La granulometría de un derrubio se relaciona estrechamente con la naturaleza del material original (composición y propiedades mecánicas), estructuras presentes en el cuerpo original y del estado de agregación del mismo.
Su formación se puede explicar en dos etapas, la primera de deposición (que involucra la creación de material detrítico por crioclastia y su posterior transporte, preferentemente por deslizamientos o caída libre), y la segunda de descarga y removilización de finos por fusión nival, en un proceso también conocido como lavado. Según la fisonomía del derrubio podemos clasificarlos en: Mantos de derrubios.
Se puede aun seguir el trazado del canal de origen romano de cerca de 10 km de longitud, «la presa antigua», que alimentado por los manantiales próximos a Peña Cefera, conducía el agua que se almacenaba en Los Llaos, por el collado de Pando hasta cerca de estas poblaciones, en las que hay restos de minas de derrubio, similares a las famosas de Las Médulas.
La forma en que los animales del esquisto de Burgess fueron enterrados por un derrubio o corrimiento de tierras, sugiere que vivían en la superficie del fondo marino.