derrocamiento

derrocamiento

s. m. CONSTRUCCIÓN, POLÍTICA Acción y resultado de derrocar, en especial un sistema de gobierno o un miembro del poder político los liberales fomentaron la idea del derrocamiento del vicepresidente.
Traducciones

derrocamiento

Sturz

derrocamiento

rovesciare

derrocamiento

renverser

derrocamiento

свержение

derrocamiento

derrubar

derrocamiento

ανατροπή

derrocamiento

推翻

derrocamiento

推翻

derrocamiento

vælte

derrocamiento

להפיל

derrocamiento

전복

derrocamiento

störta

derrocamiento

SM
1. [de gobierno] → overthrow
2. [de edificio] → demolition
Ejemplos ?
La finalidad del MIR es el derrocamiento del sistema capitalista y su reemplazo por un gobierno de obreros y campesinos, dirigido por los órganos del poder proletario, cuya tarea será construir el socialismo y extinguir gradualmente el Estado hasta llegar a la sociedad sin clases.
Ni su necesidad directa y confesada le impulsaba a querer conseguir por la fuerza el derrocamiento de la burguesía, ni tenía aún fuerzas bastantes para imponerse esta misión.
Artículo 2 .-- La base política de la URSS son los Soviets de diputados de los trabajadores, desarrollados y fortalecidos como consecuencia del derrocamiento del poder de los terratenientes y capitalistas y de la conquista de la dictadura del proletariado.
Las masas, desde el comienzo del mundo, han estado sometidas a los ricos y han sido sus sirvientes, pero los reyes habían estado por encima de los ricos, y constituían un freno a su dominación. El derrocamiento de los reyes dejó sin freno alguno el poder de los ricos, el cual se transformó en supremo.
En vista del hecho de que el Gobierno de la República Soviética Rusa ha dirigido sus propósitos bien intencionados y simpatías hacia el derrocamiento en todo el mundo de la política del imperialismo, y en especial hacia la liberación de los pueblos del Este del despotismo del imperialismo mundial y hacia el establecimiento de condiciones en las que cada pueblo decida por sí mismo su destino como un Estado, estos asuntos fueron en sí mismos la razón para el afán supremo y para la regulación de las relaciones entre mi Gobierno Imperial y el Gobierno de la República Soviética Rusa.
¿No dan la razón a tu afirmación de que los huelguistas, como los trabajadores en general, eran, por regla general, hombres ignorantes, de mente estrecha, que no comprendían las grandes cuestiones, e incapaces de una idea tan grande como el derrocamiento del inmemorial orden económico?
El imperialismo no será derrotado con la mera competencia económica entre los regímenes sociales opuestos en un mundo formal de coexistencia pacífica, sino por medio de la revolución socialista en los propios bastiones del imperialismo. Las condiciones objetivas están más que maduras para el derrocamiento del sistema capitalista.
La lógica de la huelga significaba el derrocamiento de la conducta irresponsable de la industria, tanto si los huelguistas lo sabían como si no, y no podemos regocijarnos en las consecuencias de aquel derrocamiento sin honrarlos de un modo que muy probablemente, como das a entender, les sorprendería, si hubiesen podido saberlo, tanto como a ti.
No siendo la guerra contra el pueblo paraguayo sino contra su gobierno, los aliados podrán admitir en una legión paraguaya a todos los ciudadanos de esa nación que quisieran concurrir al derrocamiento de dicho gobierno, y les proporcionarán los elementos que necesiten, en la forma y condiciones que se convenga.
Los aliados se reservan concertar las medidas más convenientes a fin de garantizar la paz con la Rca. del Paraguay después del derrocamiento del actual gobierno.
Sólo una fracción del partido del orden participaba directamente en el derrocamiento de la aristocracia financiera: los fabricantes .
415 B.- La misma pena prevista en el artículo anterior, si el hecho no constituyere un delito más severamente reprimido, se aplicará al funcionario o empleado público que actuando por si mismo o como miembro de un cuerpo colegiado, autorice o permita, contra derecho, modificaciones, alteraciones o derrocamiento que causen la destrucción o dañen bienes pertenecientes al Patrimonio Cultural de la Nación; así como al funcionario o empleado cuyo informe u opinión haya conducido al mismo resultado.