Ejemplos ?
Entonces los gobiernos, ahí está el sandinismo fortalecido, ahora bueno en esta nueva etapa de gobierno de izquierda, que atienden a su pueblo, que le dan la cara a su pueblo. Pero yo estaba hablando era del ejemplo ese, de una revolución que es derrocada, se reinstala la derecha; ¿cómo llaman eso?
El advenimiento de la República ha abierto un paréntesis en la Historia normal de nuestro país. Derrocada la Monarquía; expulsado el rey de su turno; proclamada la República por el concierto tácito de grupos, partidos, organizaciones e individuos que habían sufrido las acometidas de la Dictadura y del periodo represivo de Martínez Anido y de Arlegui, fácil será comprender que toda esta serie de acontecimientos habían de llevarnos a una situación nueva, a un estado de cosas distinto a lo que había sido hasta entonces la vida nacional durante los últimos cincuenta años, desde la Restauración acá.
Le dijimos al pueblo que cuando la tiranía fuese derrocada nadie tomase venganza por sus propias manos, porque las revoluciones eran calumniadas cuando después de la victoria aparecían los cadáveres de los esbirros arrastrados por las calles.
Pero, sobre todo, si las dificultades que tuviéramos nosotros fuesen de orden económico porque no podemos hacer la zafra, entonces calculen cómo los enemigos se ensañarían contra la Revolución; por lo tanto, en estos momentos, puesto que la tiranía es derrocada a principios, cuando la zafra va a empezar, no habiendo dispuesto de tiempo ni el gobierno ni los trabajadores para organizar la zafra de una manera estudiada, de una manera justa, nos encontramos con la circunstancia de que las lluvias están apenas a dos meses de distancia y tenemos que producir 5 800 000 toneladas.
Y al ser derrocada la tiranía, existían en dicho departamento 3 684 personas que devengaban sueldos sin prestar servicio alguno, lo que demuestra hasta qué grado de descomposición había alcanzado la práctica viciosa.
Se podría derrocar a la Revolución si la Revolución no se hace, si la Revolución no cumple su destino, pero mientras estemos nosotros dispuestos a hacerla, ¡la Revolución no será derrocada, porque tendrá tras de sí a todo el pueblo, porque actuaremos siempre rectamente hoy y mañana, porque siempre nos verán pobres, porque nunca nos verán una caja en el banco, porque nunca nos verán un negocio particular, porque nunca nos verán una especulación o una malversación, porque nunca nos verán favoreciendo a un amigo, favoreciendo un privilegio, favoreciendo a un familiar!
«Victoria, paz -clamaban-, paz para siempre. Furia de la guerra, húndete al hondo averno derrocada. Ya cesa el mal y el llanto de la tierra.
Si el ejército, en el golpe de Estado que efectuó, se hubiera unido a la revolución por principios y sanas convicciones, y no para dar los destinos de la nación a quien quisiera de sus jefes; si hubiera respetado al elemento revolucionario dentro de los principios que son el objeto de sus ideales, entonces sí podría decirse con orgullo y timbres de gloria que la revolución había triunfado; pero en nuestra conciencia y en la de la nación está que la revolución por segunda vez ha sido derrocada y burlada por sus antagonistas de 1910.
El socialismo pequeñoburgués La aristocracia feudal no es la única clase derrocada por la burguesía, la única clase cuyas condiciones de vida ha venido a oprimir y matar la sociedad burguesa moderna.
La Revolución ha logrado su primera etapa: la tiranía ha sido derrocada, y esas madres y esas esposas saben que esa alegría, que ese entusiasmo, que esta felicidad presente y el espléndido porvenir que tiene por delante el pueblo de Cuba, hay que agradecérselo a sus hijos, a sus esposos (APLAUSOS).
Lo primero que tenemos que preguntarnos los que hemos hecho esta Revolución es con qué intenciones la hicimos; si en alguno de nosotros se ocultaba una ambición, un afán de mando, un propósito innoble; si en cada uno de los combatientes de esta Revolución había un idealista o con el pretexto del idealismo se perseguían otros fines; si hicimos esta Revolución pensando que apenas la tiranía fuese derrocada íbamos a disfrutar de los gajes del poder...
Artículo 30°- Son ciudadanos cubanos por naturalización: :a) los extranjeros que adquieren la ciudadanía de acuerdo con lo establecido en la ley; :b) los que hubiesen servido a la lucha armada contra la tiranía derrocada el primero de enero de 1959, siempre que acrediten esa condición en la forma legalmente establecida; :c) los que habiendo sido privados arbitrariamente de su ciudadanía de origen obtengan la cubana por acuerdo expreso del Consejo de Estado.