derechista

(redireccionado de derechistas)
También se encuentra en: Sinónimos.

derechista

adj./ s. m. y f. POLÍTICA Del derechismo o que es partidario de él.

derechista

 
adj.-com. polít. Persona partidaria del conservadurismo político.
Traducciones

derechista

destra

derechista

A. ADJright-wing
B. SMFright-winger
Ejemplos ?
Y va contra la democracia. Aquí hay un miembro alterno de la mayoría, que expresaba: hay que correr de la banca a estos derechistas.
Esta campaña de desprestigio de la Democracia Cristiana chilena ha sido acompañada por una incesante propaganda nacida en los medios de izquierda marxista y acogida por insignificantes grupos democratacristianos, en el sentido de que la Democracia Cristiana chilena está dividida o a punto de hacerlo, calificando a unos de “derechistas” y a otros de “izquierdistas”.
Así, mientras otros países ya se encuentran en el siglo XXI asumiendo la adopción de nuevas tecnologías con perspectivas futuristas, en Bolivia aún se aferran a una retrógrada política pueblerina; con los izquierdistas oficiales anclados en un discurso indigenista, para adormecer a los mismos campesinos en la miseria de sus campos; tal como los derechistas anquilosados en mantener su señorío aldeano en sus feudos autónomos; encerrados ambos en una mentalidad esmirriada, que no ve más perspectiva que la de depender del favor de cualquier señor foráneo y en el ansia de llenar las arcas personales a costa de mayor corrupción.
Pues bien: la Constitución, con la aquiescencia de los partidos derechistas que nos gobiernan ahora, se ha venido a entender en el sentido de que hay que conceder la autonomía a aquellos pueblos que han llegado a su mayor edad, que han llegado a su diferenciación; es decir, que en vez de tomarse precauciones y lanzar sondeos para ver si la unidad no peligra, lo que se hace es dar una autonomía a aquellas regiones donde ha empezado a romperse la unidad, para que acabe de romperse del todo.
Por ello justipreciamos la postura del Régimen. Ni demagogia de izquierda, ni mucho menos actitudes derechistas de retroceso a situaciones históricamente superadas.
La verdad es lo contrario; porque es cosa documentalmente probada que en el minucioso proyecto de la revolución marxista que se gestaba, y que habría estallado en todo el país, si en gran parte de él no lo hubiese impedido el movimiento cívico-militar, estaba ordenado el exterminio del clero católico, como el de los derechistas calificados, como la sovietización de las industrias y la implantación del comunismo.
Fue precisamente durante este período que se inició la práctica de llevar a cabo persecuciones en masa a través de los mecanismos del Gobierno, primero contra los enemigos del leninismo, o sea trotskistas, zinovievistas, bujarinistas, derrotados desde hacía tiempo por el Partido, y posteriormente, también contra comunistas honrados y contra esos dirigentes del Partido que habían soportado la pesada carga de la guerra civil y los primeros y más difíciles años de la industrialización y la colectivización y que habían luchado activamente contra los trotskistas y derechistas para mantener la línea leninista del Partido.
En su número: se calculan en número superior de 300.000 los seglares que han sucumbido asesinados, sólo por sus ideas políticas y especialmente religiosas: en Madrid, y en los tres meses primeros, fueron asesinados más de 22.000. Apenas hay pueblo en que no se haya eliminado a los más destacados derechistas.
También los derechistas atacaban a sus contendores, advirtiendo el peligro que significaría lo que ellos consideraban una dictadura marxista-leninista, que destruiría todas las bases de la sociedad, ampliando también este ataque a la Democracia Cristiana que se mostraba tan abierta a las ideas de izquierda.
Acción Popular creyó llegado el momento de convertirse en el partido nacional aglutinando varias organizaciones derechistas, los siguientes partidos regionales: Derecha Regional Valenciana, presidida por Luis Lucía Lucia y José Duato Chapa.
Para esta fecha se había tornado casi imposible el reclutamiento de soldados extranjeros para las Brigadas Internacionales, debido a los intermitentes cierres de la frontera realizados por Francia, que impedían el libre paso de voluntarios, considerando además que el gobierno socialista de Léon Blum (favorable a la República) había dejado el poder en Francia en junio de 1937 y sus sucesores derechistas procedieron a cierres intermitentes de la frontera hispano-francesa.
En esa fecha se inscribió en varios grupos derechistas paramilitares tales como el Bayerische Volkspartei donde participó en algunos duelos juveniles.