Ejemplos ?
Posnansky de manera real gozaba de relaciones con lo mejor del mundo científico de su tiempo, es comprobada la amistad de Posnansky con el científico Albert Einstein con quien a partir de 1913 departía largas tertulias en su casa de la ciudad de Berlín, Alemania, cuando Posnansky estaba en esa ciudad.
Si se nos ha vuelto el tiempo de Maricastaña cuando hablaban las calabazas; o el de Isopo cuando departía el gallo con la zorra y unos animales con otros.
Sus mejillas se arrebolaban y su boca reprimía una exclamación: -¡Amarga de mí! ¡Nunca veré tal! Cuando departía con su hermano, don Gutierre, el clérigo, era más franca. Le increpaba, se burlaba de él.
Todos con el mejor vestido, y formando corrillos en los que se departía a gritos, como es costumbre entre la gente de campo, no porque el furor sustente los debates, sino por hábito adquirido viviendo casi siempre fuera de techado; todos, repito, se entregaban a aquel primer momento de ocio, después de una semana de rudas fatigas, con las más expresivas señales de satisfacción, buscándola especialmente en comunicarse unos a otros las observaciones, planes y labores que cada cual había hecho desde el domingo anterior.