denodado

(redireccionado de denodada)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con denodada: lenitivo, denuedo

denodado, a

1. adj. Que se esfuerza y es enérgico en un denodado esfuerzo por superarse, consiguió el puesto. esforzado
2. Que es valeroso y arrojado la vanguardia se constituía por filas de denodados combatientes. atrevido, intrépido

denodado, -da

 
adj. Intrépido, esforzado.

denodado, -da

(deno'ðaðo, -ða)
abreviación
que tiene energía, valor y decisión Hizo denodados esfuerzos por defenderte.
Sinónimos
Traducciones

denodado

ADJbold, brave
Ejemplos ?
Por otra parte, aunque acaso no haya estado nunca en el designio del autor, el lector ha de enfrentarse filosóficamente a la novela como metáfora de la desnudez humana ante las fuerzas abrumadoras de la naturaleza, como puesta en evidencia de la denodada lucha ante esas fuerzas para someterlas y así crear un mundo habitable y cómodo para el hombre (tal como la "cultura" y la "técnica" lo han hecho en la historia humana).
Es elegido diputado en el tercer estado de los Estados Generales de 1789, revelándose como un excelente orador por lo que es elegido como portavoz de la burguesía liberal. Destaca por su elocuencia y su defensa denodada por la libertad, granjeándose una gran popularidad e influencia.
El film plasma además la denodada lucha del sanitarista en pos de salvar la vida de gente anónima, pobre y con poca cultura, y su esfuerzo para poder conseguir los subsidios y apoyos necesarios de una sociedad política hipócrita y una comunidad científica poco interesada.
2009: Distinción de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner «por su denodada lucha en contra de la trata de personas», entregada durante la Segunda Reunión de Autoridades Nacionales en Materia de Trata de Personas de la OEA.
En 1965 Igartua cambió el formato periódico de Oiga al de revista "estilo Time", iniciando su tercera etapa, en la que defendió las posiciones críticas a la jefatura belaundista en el seno de Acción Popular, incluyendo una denodada defensa de los intereses nacionales en la cuestión de La Brea y Pariñas (1966-1968).
Volcado nuevamente al interior del Servicio de Prisiones, laborando como administrativo, descubrió en el día a día, que los trabajadores eran objeto de una serie de atropellos e injusticias, iniciando una lucha denodada por denunciar los maltratos que veía, denunciando y al mismo tiempo proponiendo fórmulas para su corrección.
En la excepcional situación que se generó para el personal de la misión y para todos los asilados, las crónicas y las evocaciones destacan la extraordinaria dedicación de Muñiz Arroyo, su denodada solidaridad con los refugiados a quienes albergaba y el valor personal con que afrontó las amenazas y trabas del régimen uruguayo; y a la vez la eficacia y la armonía con que se logró encauzar la solución de las enormes dificultades prácticas de un hacinamiento muy dilatado y cuya duración y desenlace eran imprevisibles.
Posiblemente inspirada en otro éxito de radio, The Bickersons, y ampliamente teñida por la dura infancia de Gleason en Brooklyn ("Cada vecindario en Brooklyn tiene su Ralph Kramdens", dijo años después), aquellas escenas llegaron a ser conocidas como The Honeymooners, y se centraban en torno a los incesantes planes para hacerse rico en poco tiempo de Ralph, las tensiones entre sus ambiciones y la denodada ayuda y consuelo de Norton, y el inevitable choque ("Uno de estos días...
Es el resultado de la denodada dedicación de un devoto cristiano (Justo Gallego) por ofrecer todo lo que tenía para construir él solo una gran catedral a cambio de que la Virgen le curase una enfermedad.
Durante el siglo XIX la ciudad experimentó una destacable actividad industrial y revolucionaria que la situó como primera ciudad industrial de España y la hicieron merecedora de los títulos «Siempre denodada» y «La primera en el peligro de la libertad».
La inclinación hacia el mal tiene su origen en el pecado con el que se contaminó el primer hombre. Esta denodada lucha entre Ormuz y Arimán ha de tener un desenlace final, y el triunfo será de Ormuz, el principio del bien.
Una de ellas, obra del pintor César Álvarez Dumont (1921-1922), representa los episodios del desembarco de los heridos de África que fueron socorridos por la población malagueña y los hechos acaecidos en las calles de Málaga en 1868, que valieron a la ciudad la concesión de los lemas «Siempre Denodada» y «Muy Benéfica» para su escudo.