denigrante


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con denigrante: denigrar

denigrante

adj./ s. Que denigra, injuria o ultraja los denigrantes comentarios sobre su persona. ofensivo

denigrante

(deni'γɾante)
abreviación
que ataca o daña el buen nombre o el honor de alguien palabras denigrantes
Sinónimos

denigrante

Traducciones

denigrante

degradante

denigrante

vernederende

denigrante

ADJ
1. (= difamante) → degrading
2. (= injurioso) → insulting
Ejemplos ?
Un largo período de vida ficticia, egoísmo, politiquería, demagogia, inoperancia y abandono o negación de los valores nacionales, creó las condiciones que permitieron a una minoría de audaces intentar el sometimiento de los chilenos a un totalitarismo denigrante de inspiración extranjera.
Se intenta dar un trato igualitario y no denigrante a las personas mayores de 18 años que, por propia voluntad, han decidido conformar un vínculo afectivo en la construcción de un proyecto de vida, donde a menudo se ven lesionados los derechos, por cuanto la ausencia legal de tal reconocimiento posibilita que terceras personas impidan el bienestar de las dos personas por razones de enfermedad o fallecimiento de uno de las dos, y además hace que cuando el vínculo se rompe una de las dos pueda quedar en total desfavorecimiento de esa construcción de proyecto de vida juntos.
El sistema penitenciario debe tender a la readaptación social y a la reeducación de los reclusos y cumplir en el tratamiento de los mismos, con las siguientes normas mínimas: Deben ser tratados como seres humanos; no deben ser discriminados por motivo alguno, ni podrán infligírseles tratos crueles, torturas físicas, morales, psíquicas, coacciones o molestias, trabajos incompatibles con su estado físico, acciones denigrante s a su dignidad, o hacerles víctimas de exacciones, ni ser sometidos a experimentos científicos; Deben cumplir las penas en los lugares destinados para el efecto.
Es denigrante cómo cargan sobre nuestras espaldas todas las deficiencias, cuando ellos son los únicos responsables; con la descapitalización de las empresas, evasión de capitales, falta de actualización de los sistemas de producción para poder situarse a nivel competitivo con otros mercados, etc...
Sombra. Ramas madres, torcidas en bifurcaciones, tendenciosas al sol denigrante e inevitable como una neurastenia. Olor macizo que empaña; canto de torcaza (pulsación de sonido); aliento candente del suelo, sudoroso e inerte.
Se hace creer a la joven que es vergonzoso amar libremente a un joven y ser madre sin haber cumplido las ceremonias establecidas; en cambio se le hace creer que no es denigrante el venderse a un viejo mientras se cumplan las ceremonias.
Los rostros iluminados por la esperanza de salvar a la sumisión denigrante, seguían impávidos ante el tableteo de las metrallas y las acechanzas del fusilamiento por las espaldas.
Desde el Tratado de Guayaquil hasta el denigrante pacto de Río de Janeiro, la contienda entre los dos países fue siempre inconforme y desigual en sus aspiraciones: era el imperio de la razón contra la fuerza del expansionismo.
A esta situación desfavorable sé sumaba la de la República, sometida a la más denigrante dominación de pandillas adiestradas en el crimen político y en la especulación des avergonzada.
satisface ampliamente la comprensión clara y precisa acerca de la nueva mutilación que sufrió el Ecuador, después del denigrante Tratado de Río de Janeiro, copiamos a continuación las explicaciones que hace Leonardo Chiriboga O., en su libro "Sepultureros de la Patria", sobre las tierras arrebatadas al amparo de una diplomacia astuta, respaldada por la fuerza militar, que tenía como norma el atropello y la violencia.
Muchos obreros de la huelga, como criminales vulgares fueron conducidos a Guayaquil, en forma harto denigrante para nuestro país.
Y alegando dudas de esa persona, cuestionó si el Tribunal le permitiría declarar libremente o si le daría un trato denigrante arrestándola y haciéndola pasar la noche en una celda, lo cual consideramos son manifestaciones tendenciosas e irrespetuosas que deben ser conocidas por la Fiscalía del Colegio de Abogados, pues tratan de hacer ver a este cuerpo jurisdiccional como autor de arbitrariedades en el trato a los testigos, lesiones a los derechos fundamentales que, por cierto, fueron descartadas por la Sala Constitucional en el caso de Sonia Espinoza Valverde, según la sentencia 2010-18329, de las 16:14 horas del 2 de noviembre de 2010, mediante la cual se declaró sin lugar un recurso de hábeas corpus interpuesto a favor de dicha testigo.