denario

(redireccionado de denarios)

denario, a

(Del lat. denarius.)
1. adj. Del número diez.
2. Se aplica al número que es múltiplo de diez.
3. s. m. HISTORIA Moneda romana de plata que equivalía a diez ases o cuatro sestercios.
4. HISTORIA Antigua moneda romana de oro que equivalía a cien sestercios.

denario

 
m. Ant. moneda romana de plata (diez ases o cuatro sestercios).
Ant. moneda romana de oro (cien sestercios).

denario

(de'naɾjo)
sustantivo masculino
1. historia moneda romana de plata que equivalía a diez ases o cuatro sestercios Exhibía el denario en una caja.
2. historia antigua moneda romana de oro que equivalía a cien sestercios El yacimiento era muy rico en denarios.
Traducciones

denario

denier
Ejemplos ?
Un trasto que yo, una mujer, he vendido hace días por siete denarios, sin salir de casa, lo vende ahora él por cinco.» Encantado de tal ganga: «¿Quién es, preguntó el marido, el simpático comprador?» Ella respondió: «Hace ya, rato que se ha metido dentro para examinar si tiene algún defecto.» El pájaro no se hizo el sordo y, saliendo del nido, dijo: «Señora, he de hablaros con franqueza.
Y terminada la doble tarea, el desventurado herrero después de recibir los siete denarios, viose obligado a cargar con el barreño y llevarlo él mismo a casa de su sustituto.
28 Y saliendo aquel siervo, halló á uno de sus consiervos, que le debía cien denarios; y trabando de él, le ahogaba, diciendo: Págame lo que debes.
6 Mas esto decía para probarle; porque él sabía lo que había de hacer. 7 Respondióle Felipe: Doscientos denarios de pan no les bastarán, para que cada uno de ellos tome un poco.
35 Y otro día al partir, sacó dos denarios, y diólos al huésped, y le dijo: Cuídamele; y todo lo que de más gastares, yo cuando vuelva te lo pagaré.
19 Asimismo muchos de los que habían practicado vanas artes, trajeron los libros, y los quemaron delante de todos; y echada la cuenta del precio de ellos, hallaron ser cincuenta mil denarios.
7. Felipe le contestó: «Doscientos denarios de pan no bastan para que cada uno tome un poco.» 8. Le dice uno de sus discípulos, Andrés, el hermano de Simón Pedro: 9.
Dice Judas Iscariote, uno de los discípulos, el que lo había de entregar: 5. «¿Por qué no se ha vendido este perfume por trescientos denarios y se ha dado a los pobres?» 6.
Una vez transcurrida la jornada ejemplar, tutti contenti disfrutaron del millón doscientas mil tortas que el gobierno en el poder repartió entre todos los votantes, exceptuando los antipatrióticos abstinentes quienes se fueron a brindar a la Súper Hot Cola para celebrar que todo seguiría igual y no aceptaron componendas. Sus principios ideológicos no se compraban ni con trescientos denarios.
¿Ves este barreño vacío que estorba sin servir para nada? Pues lo he vendido por cinco denarios y aquí me acompaña el comprador para llevárselo, puesto que lo ha pagado ya.
El soldado que supo comprarme sin habérselas con vendedor alguno y se apropió de mi persona sin aflojar la bolsa, viose obligado, por las necesidades de su profesión, a ir a Roma a llevar un mensaje al emperador, y con tal motivo me vendió por once denarios a dos hermanos, esclavos de un rico señor.
Pagaron por mí siete denarios más de los que le costé a Filebo, y pasé a manos de un molinero, que me cargó en seguida con una partida de trigo que acababa de comprar, y por un camino lleno de agudos guijarros y de zarzales me condujo a su molino.