Ejemplos ?
Sin embargo, suceden en el ánimo del sabio, salva la tranquilidad de la sabiduría, por aquello que denominan comodidades o incomodidades, aunque no los quieren llamar bienes o males; porque si realmente aquel filósofo no estimara aquellos objetos que veía que había de perder en el naufragio, como es esta vida y la salud del cuerpo, no temiera tanto aquel peligro que le publicara tan bien como demudarse y perder su color...
De todos escogía el duque uno, y entramos de consuno cabalgaban; los caballos mudaban fatigados, mas a la fin llegados a los muros del gran París seguros, la dolencia con su débil presencia y amarilla bajaba de la silla al duque sano y con pesada mano le tocaba. Él luego comenzaba a demudarse y amarillo pararse y a dolerse.
Entonces hubierais visto demudarse aquellas seis fisonomías, o, por mejor decir, aquellas cinco (pues la mía yo no llegaba a verla), adoptar un gesto desusado, transfigurarse, revestirse de alegría, de terror, de ternura o de sarcasmo...