demiurgo

demiurgo

(Del lat. demiurgus < gr. demiurgos, obrero, artesano < demios, popular + ergon, trabajo.)
s. m. FILOSOFÍA Principio activo, creador y ordenador del universo, en el platonismo y nosticismo.

demiurgo

 
m. filos. En la filosofía platónica, el artífice o constructor del mundo. Es el principio que introduce el orden en la materia. Tomando como modelo a las Ideas, organiza y configura la materia.
Según los gnósticos, alma universal, principio activo del mundo.

demiurgo

(de'miuɾγo)
sustantivo masculino
filosofía en la filosofía platónica, alma creadora y ordenadora del mundo Para Rubén Darío, el poeta es un demiurgo.
Traducciones

demiurgo

demiurgo
Ejemplos ?
Después ideó una a una las cosas que iba a hacer y de acuerdo con su idea las fue haciendo. El mito del demiurgo implica: La idea del bien es la primera de todas las ideas.
Con la diferencia, de que en esta ocasión se convertía en demiurgo de su propia ficción, en un ser que afrontaba la tragedia de seguir viviendo.
Podemos ver una razón de la inclusión de esta imagen en el poema en el valor que la antigüedad atribuyó a la figura de la esfera, atestiguado en el Timeo, 33b: allí el Demiurgo hace al mundo esférico, porque la esfera es aquella figura que contiene a todas las otras, la más perfecta y semejante a sí misma.
En sus réplicas a las preguntas de Norea, le cuenta sobre la actividad creadora de Sofía, sobre el abandono de Samael (el demiurgo), hijo de Sabaot; sobre la actividad de Zoe (la "Vida"), hija de Sofía, y el arrepentimiento de Samael.
Enseñó que el mundo visible y los cielos no fueron hechos por un ser supremo, sino por un poder menor (el Demiurgo) distinto de él.
Por tanto, demiurgo significa literalmente «maestro, supremo artesano, hacedor», aunque resaltando el griego significaría «creador».
El gnosticismo se refiere a la varias creencias que ven a la maldad debido a la creación del mundo por un dios imperfecto, el demiurgo y que es contrastado por una entidad superior.
Fainopes podrían ser idéntico a Adán, como Adamas celeste o como ángel apasionado, que ata al Demiurgo Jaldabaoth enfadado (HipArc 95,5).
Pese a esto, siempre tuvo un papel preponderante en todos los panteones como demiurgo o dios original del Universo, aunque sus características concretas nunca estuvieron muy definidas.
Las ideas son la única verdad. El concepto platónico del demiurgo es retomado por el gnosticismo. Lo que en el platonismo era imperfección, en el gnosticismo se transforma en maldad.
Así el demiurgo como creador y ordenador del mundo material, se convierte en encarnación del mal, aprisionando a los hombres y encadenándolos a las pasiones materiales.
La salvación no es una cuestión de creencia o de piedad divina, sino que se convierte en una revelación, sólo posible para aquellos que aún no han perdido del todo lo poco de divinidad que todos los seres humanos poseen. Con Hegel, se convierte en demiurgo el proceso del pensar, al que transforma en fuerza independiente y divinizada.