demente

(redireccionado de dementes)
También se encuentra en: Sinónimos.

demente

(Del lat. demens, -tis.)
1. adj./ s. m. y f. SIQUIATRÍA Que padece demencia aquel crimen fue obra de un asesino demente; su sintomatología se corresponde con el cuadro clínico de un demente. loco, trastornado
2. Que es imprudente o poco juicioso sus dementes disquisiciones epataron a toda la concurrencia. desatinado sensato

demente

 
adj.-com. Loco, falto de juicio.
med. Que padece demencia.

demente

(de'mente)
abreviación
1. medicina persona que sufre una degeneración de las facultades mentales No soportaba ver a su padre demente por su edad.
2. sensato que es imprudente o poco juicioso Pone en juego su vida como si fuera demente.
Sinónimos

demente

adjetivo y cosustantivo masculino
Traducciones

demente

šílený

demente

vanvittig

demente

hullu

demente

fou

demente

lud

demente

気の狂った

demente

미친

demente

gek

demente

gal

demente

szalony

demente

louco

demente

galen

demente

วิกลจริต

demente

kaçık

demente

điên

demente

疯狂的

demente

A. ADJmad, demented
B. SMFlunatic (Med) → mental patient

demente

a. demented, suffering from dementia.
Ejemplos ?
Una vez apoderados ellos del cetro, veréis lo que tarda nuestra generación, entonces caduca e impotente, en llamarlos dementes y desatentados; casi tan poco como en que ellos nos miren con lástima, y, alumbrados por el sol de la electricidad, se rían a nuestras encanecidas barbas de los resoplidos del vapor de nuestras locomotoras.
Prefieren figurarse que en su alma existe un ideal sublime, que les eleva al quinto cielo, que nadie como ellos ha sentido, y por el cual deben sufrir, si es necesario, martirio, muerte y deshonor. ¿Dónde cabe mayor insania? Y lo más terrible es que esa clase de dementes andan sueltos. No, conmigo eso no va.
Selló la cocina de su algarabía y mandó a la ruina toda su alegría. Marchitó el jardín y vació las fuentes y en seco motín las dejó dementes.
Un año después había en la casa de dementes de Toledo un joven, muy hermoso, cuya locura estaba reducida a figurarse que era un reloj de pared, y a estar siempre imitando el ruido de la péndola, por medio de un chasquido en el cielo de la boca, hasta producir este sonido: -Tic...
Pues el ímpetu o el apetito con que practicamos alguna acción, si es que así se dice lo que los griegos llaman ormen (ya que ponen esto también entre los bienes de los principios naturales), ¿acaso no es lo mismo con que se hacen los miserables movimientos de los dementes y las acciones a que tenemos horror y aversión cuando se pervierte el sentido y se trastorna la razón?
A sí propios se despedazaron en los templos, y bañados en su propia sangre y mortales heridas, imploraron el favor de sus mentidas deidades; si alguno tiene lugar de ver lo que hacen y lo que padecen, advertirá acciones tan indecentes e impropias de los honestos, tan indignas de los libertinos, tan desemejantes y contrarias a las de los cuerdos y sensatos, que no dudaría decir que están dementes y furiosos si fueran menos en número; pero ahora la numerosa multitud de fanáticos sirve para que los tengan por juiciosos.» Pues lo que insinúa que pasa en el mismo Capitolio, y lo que, sin miedo alguno, reprende severamente, ¿quién creerá que lo ejecutan, sino personas que escarnecen de ello o que están furiosas?
95.- Es nulo el matrimonio contraído por las siguientes personas: 1o.- El cónyuge sobreviviente con el autor o cómplice del delito de homicidio o asesinato del marido o mujer; 2o.- Los impúberes; 3o.- Los ligados por vínculo matrimonial no disuelto; 4o.- Los impotentes; 5o.- Los dementes; 6o.- Los parientes por consanguinidad en línea recta; 7o.- Los parientes colaterales en segundo grado civil de consanguinidad; y, 8o.- Los parientes en primer grado civil de afinidad.
Y si ese es el sistema americano; si consiste en vivir como vivimos hace 15 años; en que Estanislao Lopez gobierne en Santa Fé hasta que se muera; Ibarra en Santiago, Benavides en San Juan, Rosas en Buenos Aires, y así todos los demas, hasta que llegue tambien el momento de morir; si consiste en que no tengamos hogar, ni propiedad, ni libertad individual; en que la mitad de una jeneracion se pase con las armas en la mano; en que los campos no se cultiven, y la educacion se abandone, y ningun trabajo útil se emprenda, y los principios de la moral, y las prácticas relijiosas se vayan poco á poco olvidando, hasta desaparecer y dejar al hombre la sola vida estúpida y material que le asemeja á la bestia; —si en eso consiste, mandones dementes y frenéticos...
Que su masa le oprima la garganta y hará las veces de herida el peso.” Dijo y, arrancado por las dementes fuerzas del austro, 510 por casualidad un tronco que hallara, lo lanzó contra su vigoroso enemigo, y ejemplo fue, y en poco tiempo desnudo de árbol el Otris estaba ni tenía el Pelión sombras.
Pobrecita, como es tan inferior y tan desincronizada, no comprende que puede dar el trasto con la Cien llevada por su falsa programación de mártir. Por fortuna, nosotros estamos presentes en cualesquiera de sus tris dementes y nivelamos sus errores”.
Igualmente sucede quizá en las afecciones endógenas psíquicas, pues incluso los delirios de los dementes presentan, según una ingeniosa hipótesis de Leuret, un perfecto sentido, siendo únicamente algunas omisiones las que los hacen resultar incomprensibles.
En efecto: la Tellus o tierra es el principio y origen de las diosas, es a saber, la gran Madre con quien anda la turba de los espíritus abominables y torpes, los afeminados, bardajes castrados, los que se cortan y laceran los miembros, los que andan saltando y brincando alrededor de ella como dementes y atolondrados.