Ejemplos ?
La noticia no se hizo pública hasta tres días después y las autoridades de la institución no dieron demasiados detalles por pedido expreso de su familia.
Aunque muchos especialistas consideran que dicha división no es un grupo válido ni encuentran demasiados argumentos para postular una especial relación entre el aragonés y el mozárabe.
Perry Bamonte, que entró a formar parte del grupo oficialmente en 1990 con el sencillo «Never enough», pasó a ser el segundo guitarrista. Bamonte imprimió un estilo elegante, sencillo y sin demasiados artificios a las seis cuerdas.
Esta secuencia fue cortada en el montaje inicial y no se integró en la versión del 20º aniversario de la película porque Steven Spielberg no quiso hacer demasiados cambios con relación al original, que considera como una de sus películas «más perfectas».
De vuelta de México y tras tres semanas con Iñaki, y con Iosu fuera del hospital, una vez más Eskorbuto se reúne y decide grabar un nuevo álbum: Demasiados enemigos, el cuál editan a finales de 1991, a través del sello Matraka y luego por Oihuka.
Y no puede dejar de mencionarse el impacto que tuvo el exilio republicano español en México, así como la importante cantidad de vascos que formaron parte de aquel nutrido grupo, demasiados para hacer un recuento pormenorizado de familias.
Las más macabras de las vidas (Buto Escor, 1988) Demasiados enemigos (Matraka, 1991) Aki No Keda Ni Dios (Basati Diskak, 1994) Kalaña (Discos Suicidas, 1996) Dekadencia (Surco, 1998) Jodiéndolo todo (1983) Maqueta.
- The Rolling Stones se caracterizan por melodías sencillas y estructuras simples donde no abundan demasiados acordes, que acompañan a letras crudas que tocan temáticas sociales.
La primera parte, en la que Gekko se queja en cuanto a que la dirección de la empresa solo es dueña de menos del tres porciento de las acciones, y que posee demasiados vicepresidentes, está tomada de discursos similares y comentarios realizados por Carl Icahn con respecto a empresas que estaba intentando comprar o controlar.
A pesar del innegable valor de estas primeras películas de Trnka, y del reconocimiento internacional que le proporcionaron, el autor no se sentía cómodo con la animación tradicional, que según su opinión requería demasiados intermediarios, lo que le impedía expresar libremente su creatividad.
André Gide desarrolló esta idea al proponer en 1911 el concepto de «heterosexismo» entendido como la imposición social de la atracción hacia el sexo opuesto: «Pensemos que en nuestras sociedades, en nuestras costumbres, todo predestina un sexo al otro; todo enseña la heterosexualidad, todo invita a ella, todo la provoca, teatro, libro, periódico...» Sin embargo, el punto de vista de Freud, de Gide y de otros autores no tuvo demasiados seguidores, ni siquiera entre los psicoanalistas, y la idea del carácter «innato» o «natural» de la atracción hacia el sexo opuesto se impuso.
Esta última sería quemada por los exploradores franceses en 1535, y de nuevo en 1592 por los ingleses. Estos ataques fueron demasiados para la administración colonial española, y en 1606 decidieron abandonar la región.