demandador

demandador, a

1. adj./ s. Que demanda o pide demandador del pago.
2. s. DERECHO Demandante, persona que demanda en un juicio.

demandador, -ra

 
m. f. Persona que pide limosna con una demanda.

demandador, -ra

(demanda'ðoɾ, -ɾa)
abreviación
que demanda o pide Redactaron un escrito demandador de sus derechos.
Ejemplos ?
Estrabón explica la fama de la actividad de los cilicios por su rentabilidad: Delos, situada no lejos, permite «vender cotidianamente miríadas de esclavos». La creciente influencia del Imperio romano, gran demandador de esclavos, desarrolla el mercado y agrava la piratería.
En una sala adornada con flores y colgajos, se colocaba una mesa con avíos de escribir y un gran libro abierto, que contenía el registro general de todos los contribuyentes, los cuales iban entrando por el orden que los llama el Demandador a recibir su parte o prevención de nochebuena, que solía consistir en algunas legumbres para un potaje, una ración de bacalao, castañas, nueces, peros, batatas y turrón, más o menos abundante, según era establecida la distribución.
E toda demanda, que faga un ome a otro, quier Fijodalgo a Fijodalgo, o otros omes, si gelo negaren, e el demandador le vencier, devegelo pechar dobrado, fueras ende pleito de fuero, o de justicia : e vasallos del Rey non an tal con los Fijosdalgo ni con otros omes.
Quando los dos hermanos fueron corriendo el uno tras el otro, parece ser que un demandador que venía pidiendo, como es costumbre, de noche, se puso en medio dellos para que no riñessen.
Otro día siguiente, he aquí dónde torna otra vez el abominable demandador de placer tan presto y no convenible, y comenzó a porfiar en las orejas que estaban cerradas para entender en cosa de casamiento; pero ella, con astucia maravillosa, disimulando su corazón, comenzó blandamente a menospreciar las palabras de Trasilo, el cual, con mucha instancia, importunaba y humildemente le rogaba que quisiese casarse con él, y ella le respondió: -Aun ahora, la hermosa cara de tu hermano y mi amado marido se representa ante mis ojos, y aun el olor celestial de su cuerpo dura en mis narices, y aun también aquel hermoso Lepolemo vive dentro de mi corazón.
Era de 1322 annos viernes quatro dias andados del mes de abril estaua grand gente en la yglessia de Sancto Domingo de Silos ante el su sepulchro do yaçe el su cuerpo, e deçia Domingo Yllan de Santo Domingo de la Calçada, que era demandador que deçian en el obispado de Calahorra e Rioja, que e el cuerpo de Sancto Domingo de Silos que no yaçia en el sepulchro mas que era mudado alguna en Camero, e que façia alla muchos milagros e los clerigos que fagan y muy grad iglessia e que yban alla grad romeria, e el diçiendo esto voluiose toda la tumba del sepulchro do yaçe Sancto Domingo contra delante, e fiço gran roydo e a la ora entro un captivo con sus fierros que se decian R.
Pero dende a un poco, tornando algo en sí, comenzó a hacer un fiero llanto y lloro; y mirando que sobre aquel negocio que el malvado Trasilo le proponía era razón de mirar, puso el deseo del demandador en dilación de mayor consejo...
Si algund ome compra ropa de facer, o bestias, o plata, o otras tales cosas de mueble, e la comprare ante dos testigos derechos en el camino del Rey, o en el mercado, e non sopier quien es aquel, de quien la compro, e despues vinier algund otro, a lo demandare por suo, diciendo, que gelo furtaron, o que lo perdio, o otra raçon alguna; si el que lo compro, quisier Jurar, que non conoscio aquel, de quien lo compro, e provare con dos testigos derechos, que ansi compro, como el dis, si el demandador demandare la cosa por furto, el que lo compre non sea tenudo de responder en raçon del furto, nin al Merino, nin al querelloso.
E si copier el Alcalle logar cierto, do es, o si gelo mostrare el querelloso en verdat, que fuer aquende Ebro, o aquende de Pisuerga, o de Duero, deve dar el Alcalle a la sua muger plaço de nueve dias a que embie por el que venga a facer derecho a aquel, quel demanda, e si fuer allende los puertos, devel dar plaço de treinta dias, e si non sopier nada do es, e el querelloso se teme que perdera suo derecho tal como este, deve auer plaço de año e dia, e devel emplaçar en sua casa ante sua muger, o ante los de sua casa ante testigos : e si a ningund de estos plaços non vinier, el Alcalle deve mandar prendar, e entregar al demandador en peños de tanto...
De los Alcalles; e de los Boceros; e de los que son emplaçados para ante suos Alcalles, e de los demandados por do se deven judgar; e de la pena, en que cae el demandador, si non prueba sua demanda : e otrosi, del demandado, si niega, e gelo prueban.
E si el Alcalle non los podier traer por raçon de prenda, si el demandador perdier suo derecho por mengua de prueba, tales testigos como estos deven pechar la demanda al que fuer vencido por ellos, porque non quisieron decir lo que sabian.
Si el Sayon fuer prendar por mandado del Alcalle a casa de ome de la Viella por debda, que deve ome de la Viella a otro ome de fuera, deve el Sayon sacar los peños de casa, e darlos al demandador, ansi como es fuero : e si fuer peños de cubas, o de arcas, o de otros peños tal, quel Sayon non pueda sacar por si, deve el Sayon allegar omes que se lo ayuden a sacar fuera, e develo pagar el debdor aquellos omes, que lo sacaron.