demagógico


Búsquedas relacionadas con demagógico: demagoga, demagogos

demagógico, a

adj. POLÍTICA, SOCIOLOGÍA De la demagogia o del demagogo su éxito entre las masas proletarias se basaba en un discurso demagógico.

demagógico, -ca

 
adj.-s. Relativo a la demagogia o al demagogo.

demagógico, -ca

(dema'γoxiko, -ka)
abreviación
relativo a la demagogia actitud demagógica
Traducciones

demagógico

demagogisch

demagógico

demagogische

demagógico

demagógico

demagógico

扇動

demagógico

ADJdemagogic
Ejemplos ?
Eso ha hecho. El puñal, señores, el puñal demagógico, el puñal sangriento, ese es el ídolo de Roma. Ese es el ídolo que ha derribado á Pió IX.
Creo sinceramente, así lo considero, que sobre el problema a veces el manejo ideológico, en ocaciones demagógico ha oscurecido las cosas.
En nombre de la “Revolución Nacional”, el gobierno movimientista organiza grupos paramilitares como milicias armadas y cierra el Colegio Militar. Realiza reformas de corte demagógico que comienzan a deteriorar la economía del país.
Tal es la condición de los hombres paradigma que, como Zapata, nos reclaman: ni abandono del agrarismo vigente por falsas modas y novedades, ni exaltación de un agrarismo bucólico y demagógico, que inhibe y atasca la producción.
Como enorme mancha de asfalto se ha ido extendiendo llena de mentiras sobre el valle apócrifo y los antiguos lagos que desde hace siglos la sostenían en un islote, hipnotizada en su tunal y en su águila, yacen reducidos a unos cuantos charcos de miserias al oriente; de folclor plastificado al sur; de aburguesamiento populachero y demagógico al poniente y de polvos desolantes, pero vengadores, al norte.
Eso era lo demagógico. Y tuve con dolor de mi alma que pedirles a los obreros sacrificios, sacrificios en bien de ellos, sacrificios hoy para obtener mayores ventajas mañana.
Yo lo que espero realmente y tengo una enorme confianza en que lo vamos a lograr, es que en este sexenio nos vamos a encarrilar hacia ese desarrollo, y corresponderá al esfuerzo de muchos más años para llegar a donde seguramente los mexicanos queremos y podemos llegar; pero sería un engaño muy inconveniente, sería incurrir en la demagogia, si yo digo: en estos cinco años y medio próximos se van a resolver todos los problemas del país, eso sería falso, eso sería demagógico...
FANTASÍA Una muchedumbre infinita y milenaria se encontraba reunida en la principal ágora de la urbe, con el propósito de realizar una manifestación pacífica como protesta a ciertos desmanes premeditadamente ocultos del gobierno, para algunos, tiránico, antidemocrático, demagógico, supertecnócrata, anticívico, ultrarretrógrado y esdrújulos más.
—¡Claro! Y no sería un simple agente de ventas. Todo por no ser demagógico. -—¿Y dices que nunca me has querido? ¿Que lo que has hecho es más por placer que por amor?
c) Responsabilidad del partidismo político demagógico y sin visión Finalmente, tampoco diríamos la verdad completa si no señaláramos la responsabilidad que asimismo tuvieron aquellos políticos que, por su demagogia, espíritu partidista o falta de visión, prefirieron el camino fácil del halago que daba votos, en lugar de las medidas que oportunamente le hubieran permitido a Chile lograr un acelerado desarrollo económico y una efectiva justicia social.
Que nos hablen de esto los candidatos de la oligarquia… a los pueblos no se les puede robar el sentido de su nacionalismo en cuanto el nacionalismo no sea agresivo no sea repulsión del elemento extranjero que debe ser fraternalmente acogido entre nosotros en cuanto venga a prestar un beneficio en cuanto no sea agresión al extranjero que afortunadamente nosotros no podemos realizar, pero en cuanto sea estímulo de nuestra propia razón de ser orgullo de nuestra propia raza, veneración a nuestras tumbas porque eso no es lenguaje ni demagógico ni retórico que los hombres que hemos cruzado universidades sabemos...
(Aplausos.) Queremos señalar que los ultras, que los filofascistas, los que estuvieron metidos en el asesinato del general Schneider, los seudonacionalistas, los que nunca dijeron nada cuando el cobre y las riquezas de Chile estaban en manos extranjeras, hablan hoy día un nacionalismo demagógico, que el pueblo repudia.