demócrata

(redireccionado de demócratas)
También se encuentra en: Sinónimos.

demócrata

adj./ s. m. y f. POLÍTICA Que es partidario de la democracia los demócratas condenaban la represión política en otros sistemas.

demócrata

 
adj.-com. Partidario o defensor de la democracia.

demócrata

(de'mokɾata)
abreviación
persona que es partidario o defensor de la democracia partidarios de la ideología demócrata
Traducciones

demócrata

democrat, democratic

demócrata

démocrate

demócrata

democratico

demócrata

Democratas

demócrata

민주당

demócrata

ประชาธิปัตย์

demócrata

A. ADJ
1. [valores, país] → democratic
2. (en Estados Unidos) → Democrat
B. SMF
1. (gen) → democrat
2. (en Estados Unidos) → Democrat
Ejemplos ?
Y chocan los mundos diversos, las ideas opuestas, los pensamientos inútiles, los sentimientos cobardes, los deseos hartos, las traiciones sacras, las mentiras televisadas, las componendas de altura, las promesas diseñadas, la dignidad planificada, las libertades falsas, las esperanzas absurdas, las risotadas demócratas, la pachanga mítica, las revoluciones cóncavas, los guajolotes difundidos para exhibir descaros hasta transformarlo todo en vértigo incansable de humos sin final y polvos sin magia...
Y replica ahora la lógica severa a cada una de estas respuestas: -¿No está, señores demócratas monárquicos, bastante ilustrado el pueblo español para elegir con acierto y por sí solo entre el bien y el mal?
Y como testimonio de la solidez de esta unión, al tratarse de la elección de diputados, los unionistas trabajan por el triunfo de los de sus ideas; los progresistas, por los de las suyas, y los demócratas, sustituidos en la actual rueda política del exterminado partido conservador, preparan el terreno electoral con manifiestos y predicaciones en el sentido de sus especialísimas ideas; y demócratas, progresistas y unionistas vuelven a decir, cada uno de por sí, que ellos y no los otros partidos son lo que el país anhela y necesita.
A pesar de candidatos –cuánto gastarán esos candidatos y partidos, en dinero, pegan afiches y andan buscando gente, operación galope, operación mosca, operación cuádrate, no sé que más– y la gente no va, ¿por qué será eso? ¿No es eso para que nosotros, revolucionarios, demócratas, lo pensemos?
Llamamos a todos los ciudadanos demócratas para que suscriban, apoyen o difundan este manifiesto, que no busca otro fin que restaurar un ambiente de libertad, tolerancia y respeto entre todos los ciudadanos de Cataluña, contrarrestando la tendencia actual hacia la intransigencia y el enfrentamiento entre comunidades, lo que puede provocar, de no corregirse, un proceso irreversible en el que la democracia y la paz social se vean gravemente amenazadas.
Yo decía que si esos hombres algún día pesasen en la opinión pública más que nosotros, y lo lograsen porque mientras nosotros trabajamos ellos urden y traman sus intrigas; si los Otto Meruelos y los Díaz-Balart, disfrazados hoy de demócratas, pero que le están tratando de hacer el mismo daño a la Revolución que ellos le hicieron bajo la tiranía —porque aquellos defendían la tiranía contra la Revolución y estos parecen combatir la Revolución como si deseasen que regresase la tiranía—; si lograran quitarle a la Revolución el respaldo mayoritario que tiene de opinión pública, entonces conmigo que no cuenten, que yo no satisfago ningún placer desde ninguna posición del poder, porque para mí esto es un sacrificio.
Sufrida la experiencia de admitir en su seno democrático al marxismo y de que muchos demócratas intentaran buscar concordancias doctrinarias o prácticas con sectores marxistas, experimentados en carne propia la falacia y el fracaso de la llamada “ vía chilena hacia el socialismo”, nuestra Patria ha decidido combatir frontalmente en contra del comunismo internacional y de la ideología marxista que éste sustenta, infligiéndole su más grave derrota de los últimos treinta años.
La historia es curiosa, por cuanto ella pinta la manera de ser de la fastuosa aristocracia colonial, que hacía punto de honrilla de cosas que para nosotros, los demócratas pobretes de hoy, nada significan.
Hoy cuando la reacción embiste de frente contra la razón del derecho y amenaza de muerte a las libertades, cuando los trabajadores reivindican con fuerza una nueva sociedad, los chilenos pueden estar seguros de que el Presidente de la República, junto al pueblo, cumplirá sin vacilaciones con su deber, para asegurar así la plena realidad de la democracia y las libertades dentro del proceso revolucionario. Para esta noble tarea convoco a los trabajadores, a todos los demócratas y patriotas de Chile.
De cuán poco se preocupan los demócratas burgueses de realizar una alianza en la que los proletarios serían considerados como copartícipes con iguales derechos e idéntica situación, es un ejemplo la actitud de los demócratas de Breslau, quienes en su órgano el Oder-Zeitung están atacando a aquellos trabajadores que se hallan organizados independientemente, y a quienes motejan de socialistas, haciéndoles víctimas de severas persecuciones.
Esta propaganda, ejercida por un hombre de su talento y energía, asustó á los demócratas y á los radicales, que para combatirla, organizaron una Logia, á cuya cabeza se pusieron Sánchez Carrión, Luna Pizarro, Mariátegui, Ferreiros, Pérez Tudela, Méndez Lachica, Arce, Rodríguez de Mendoza y otros patriotas.
Los trabajadores, sobre todo durante el conflicto e inmediatamente después, deben tratar, en cuanto sea posible, de contrarrestar todas las contemporizaciones y sedantes burgueses, obligando a los demócratas a llevar a la práctica sus terroríficas frases actuales.